VISIÓN DEL BANCO MUNDIAL

Exposición de la región a las materias primas "es única en el mundo"

La exposición a los precios de las materias primas de la economía de América del Sur es "única" según el Banco Mundial.

El Banco Mundial subrayó hoy que la exposición a los precios de las materias primas de la economía de América del Sur es "única" en el mundo, por lo que situó la contracción prevista para este año en el 2 %.

"La región se ha bifurcado. La región es presa del ciclo de las materias primas y de China (...), tiene una dependencia única de estos elementos, incluso más que países de África", remarcó el economista jefe del BM para América Latina, Augusto de la Torre, en la rueda de prensa en Washington para presentar el informe del BM sobre Latinoamérica.

No obstante, la situación es heterogénea, con algunos países especialmente afectados y con menor espacio fiscal de reacción, como es el caso de Argentina, Venezuela y Brasil; y otros como Chile, Perú o Colombia, donde se ha mantenido la prudencia macroeconómica y enfrentan un panorama menos exigente.

"Lo cierto es que el exceso de demanda del pasado restringe la capacidad de maniobra en el presente", agregó De la Torre.

Para el BM, las autoridades políticas en la región se ven atrapadas en la disyuntiva de hacer lo que quisieran (estimular la economía), y lo que están obligados a hacer (reducir el gasto)".

El auge de los precios de las materias primas, aupado por el potente crecimiento de China, tuvo efectos positivos "sin precedentes", al reducir la pobreza a la mitad en Latinoamérica, pero provocó un "efecto espejismo" que llevó a muchos países "a gastar de más y no ahorrar lo suficiente".

El caso más claro es Venezuela, cuya absoluta dependencia en la exportación de petróleo, le llevó a descuidar cualquier otro aspecto macroeconómico y enfrenta una recesión estimada para este año superior al 8,3 %.

En Brasil, que también se encuentra inmersa en una aguda contracción superior al 3 %, las perspectivas son más favorables una vez que se recupere la confianza si se logra despejar la incertidumbre política que afecta como un freno a la inversión en la primera economía regional.

Sin embargo, la prudencia en la gestión de estos ingresos adicionales por las materias primas puede dar sus frutos.

Así lo prueba el caso de Colombia, con previsiones de crecimiento del 2,5 % para este año y el 3 % el próximo; Chile, 1,5 % este año y 2,1 % el siguiente; y, sobre todo, Perú, con el 3,7 % y 4,1 % respectivamente.

De la Torre recalcó que una de las metas de los latinoamericanos es aumentar sus tasas de ahorro, actualmente mucho menores que las de otras economías en desarrollo.

En la zona norte de la región, la situación es más favorable, gracias principalmente al buen comportamiento de la economía de Estados Unidos, que ha servido como arrastre para Centroamérica y México.

México crecerá en torno al 2,5 % este año y el próximo, así como Centroamérica, que lo hará por encima del 4 % y a la que ha favorecido también la caída de los precios del petróleo.

Caso aparte es Panamá, que continúa con tasas de crecimiento "asiáticas", con una expansión estimada del 6,1 % este año y el 6,4 % el próximo.

De la Torre comentó asimismo la masiva filtración de los llamados papeles de Panamá, que revelan 11,5 millones de documentos del bufete panameño Mossack Fonseca, especializado en la gestión de capitales en paraísos fiscales desde 1970, y que afecta a más de 140 políticos y altos funcionarios de todo el planeta, entre ellos varios jefes o ex jefes de Estado, o a sus familiares.

"No me cabe duda que algún efecto adverso tendrá sobre la actividad economía de Panamá, y que habrá cierto contagio hacia otras economías similares de Caribe", afirmó el funcionario.

Agregó, no obstante, que este efecto negativo será "menos potente" porque el gran motor económico de Panamá gira ahora alrededor de los servicios relacionados con la ampliación del canal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)