PETROLERAS EN APUROS

Exxon y Chevron, las petroleras más grandes de Estados Unidos, amplían pérdidas

Exxon Mobil, atraviesa una de sus peores crisis; mientras que Chevron lleva dos trimestres sin ganancias.

Ayer el barril de petróleo de Texas (WTI) cerró con una caída de 43,37% en los futuros de junio. Foto: AFP
Extracción de petróleo. Foto: AFP - Archivo

Las petroleras más grandes de EE.UU., Exxon Mobil y Chevron, reportaron nuevas pérdidas trimestrales, fuertes caídas de facturación y recortes agresivos de sus gastos de capital y operativos, todo ello resultado del azote de la pandemia del COVID-19 sobre la demanda de crudo en todo el mundo.

Exxon Mobil, punta de lanza de los combustibles fósiles en el país y que ahora atraviesa una de sus peores crisis, ha perdido US$ 2.370 millones desde que comenzó el año, con tres trimestres en rojo; mientras que Chevron tiene pérdidas acumuladas de US$ 4.878 millones y lleva dos trimestres sin ganancias.

Entre julio y septiembre, el periodo más reciente, Exxon perdió US$ 680 millones frente a las notables ganancias de US$ 3.170 millones que se anotó en el mismo tramo del año pasado, y sus ventas cayeron un 29%, aunque señaló la mejora respecto al trimestre anterior por el inicio de la recuperación.

La petrolera reveló que decidirá hasta final de año si amortiza algunos de sus activos relacionados con el gas natural por valor de hasta US$ 30.000 millones como parte de un agresivo plan para recortar sus gastos de capital y operativos, que se situaron en US$ 4.100 millones en este trimestre, con un acumulado de US$ 16.600 millones.

El principal ejecutivo de la firma, Darren Woods, dijo que confía en su “estrategia a largo plazo” y en los pilares fundamentales del negocio, por lo que está “tomando las acciones necesarias para preservar el valor y proteger el balance y el dividendo”.

Por su parte, Chevron perdió US$ 207 millones entre julio y septiembre frente a la ganancia de US$ 2.580 millones del mismo periodo del año previo, y su reducción de ventas trimestral fue del 32%.

“La economía mundial sigue operando por debajo de los niveles pre-pandemia, lo que impacta la demanda de los productos asociados con la actividad económica”, explicó el principal ejecutivo de Chevron, Michael Wirth, que también ha emprendido notables recortes de los gastos de capital (-48%) y operativos (-12%). La compañía destacó su incursión en el negocio del “biometano lácteo”, un gas natural que se posiciona como una nueva energía renovable. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados