TRIPARTITA

Fanapel: gobierno ofrece salida parcial y seguir negociando

Arreglar las deudas y luego ver solución por seguros de paro.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Juan Lacaze: Fanapel genera trabajo para 350 obreros. Foto: Nicolás Pereyra

El Ministerio de Trabajo presentó una propuesta al sindicato papelero y la empresa Fanapel para solucionar los pagos adeudados y negociar la próxima semana una salida al conflicto desatado por el anuncio del envío a seguro de paro de 270 trabajadores de la papelera (el 90% del personal).

Esta semana, tras el anuncio del envío a seguro de paro, el sindicato de Fanapel decidió impedir la salida de mercadería. Según informó a El País el director nacional de Trabajo, Juan Castillo, se propuso a los trabajadores "liberar la producción y permitir la venta (de la mercadería) durante una semana y que con ese dinero en caja la empresa venga en una próxima instancia a hacer una oferta de pago de lo adeudado".

A los trabajadores de la firma papelera instalada en Juan Lacaze les deben los aumentos retroactivos a enero establecidos en el último convenio salarial. Castillo dijo que en la reunión en la Dirección Nacional de Trabajo la empresa argumentó que "si no entrega mercadería no ingresa dinero y entonces no puede pagar los salarios". El sindicato evaluará el ofrecimiento hoy en un plenario y "después del mediodía nos responden si aceptan", señaló el jerarca. A su vez, los representantes de Fanapel expresaron que consultarán con el directorio y contestarán a más tardar el lunes.

"La idea es tener una semana de prueba con la liberación de la producción. Si esto fuera así, el Ministerio de Trabajo se compromete a que el próximo jueves espera a las partes con una propuesta a los efectos de ver el tiempo parcial de trabajo que la empresa necesita por espacio de dos o tres meses y definir una solución de más largo aliento", indicó Castillo.

Es que Fanapel comunicó a los trabajadores que no tiene intención de abandonar el país ni dejar de producir, informó días atrás el dirigente sindical Marcelo Olaverry. Detalló que la crisis de la papelera se debe a que exportaba su producción hacia Argentina pese a las medidas proteccionistas del anterior gobierno de Cristina Fernández, pero con la asunción de Macri y el levantamiento de las restricciones los compradores se volcaron a Asia.

Sin embargo, el sitio argentino La Política Online informó que la firma Celulosa Argentina —parte del grupo propietario de Fanapel— está muy endeudada. Explican que sufre un descalce de moneda producto de la devaluación del dólar, estando fuertemente endeudada en la divisa y sin haber hecho ninguna cobertura respecto al tipo de cambio. Además, hace unos días suspendió una emisión de deuda por falta de oferentes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)