estados unidos 

La Fed analiza subir las tasas de EE.UU. al inicio de la era Powell

Analistas e inversores aseguran que hoy se definirá el aumento que quedarían en un rango de entre 1,50% y 1,75%

Reserva Federal de Estados Unidos

La Reserva Federal (Fed) abrió ayer martes una reunión de política monetaria de dos días de la que se espera el primer aumento del año de las tasas estadounidenses de interés.

Con factores que seguramente induzcan un crecimiento de la inflación en 2018, la Fed podría subir cuatro veces las tasas a lo largo del año para evitar el recalentamiento de la mayor economía del mundo tras superar la recesión de hace una década.

El resultado de las deliberaciones se anunciará en comunicado hoy junto con nuevas estimaciones de crecimiento económico, inflación, desempleo y, especialmente, las posibles alzas de tasas del año próximo.

Analistas e inversores dan por seguro que en esta reunión las tasas subirán en un cuarto de punto porcentual y quedarían en un rango de entre 1,50% y 1,75%.

Ese panorama tiene en vilo a los inversores cuando las acciones están en niveles muy altos.

El nuevo presidente de la Fed, Jerome Powell, quien asumió en febrero, ofrecerá una conferencia de prensa tras el cierre de las discusiones el miércoles. Sus palabras serán analizadas minuciosamente a fin de encontrar señales sobre el futuro ritmo de incremento de los intereses.

La Fed también actualizará sus previsiones económicas y examinará cuán agresivamente debería moverse en los próximos años.

"Los integrantes mirarán una variedad de factores pero que se pueden resumir en esto: ¿es fuerte el crecimiento y la inflación vuelve hacia la meta?", escribió el economista Joel Naroff. "En ambos casos, la respuesta es sí", añadió.

Desde la última reunión de realizada en enero, los datos económicos resultaron mezclados y se atenuaron los pronósticos de crecimiento para el primer semestre.

Las ventas del comercio minorista y de autos fueron débiles, así como los pedidos de bienes duraderos y el mercado de vivienda. El gasto en construcción de viviendas mermó y el crecimiento del déficit comercial agregó más decepción.

Vientos a favor y en contra
Analistas de los bancos Morgan Stanley, JP Morgan Chase y Atlanta Federal Reserve redujeron sus previsiones de crecimiento del PIB para el primer trimestre de 2018 a menos de 2%; una tasa menor a la mínima de 3% que el presidente Donald Trump tiene como meta anual.

Empero primeros los primeros trimestres de cada año generalmente muestran poco crecimiento y la economía parece encaminada a expandirse más a lo largo de 2018.

Encuestas en los sectores de manufacturas y servicios mostraron datos auspiciosos y la confianza de los consumidores y empresas están en niveles récord.

La creación de empleos también descolló en febrero, uno de los mejores meses en la actual recuperación económica. Se generaron 313.00 nuevos trabajos y la tasa de desempleo sigue en su históricamente bajo 4,1%.

Aunque aún es algo tenue, la inflación tiende a aumentar. El índice CPI mostró un alza de 2,5% en los últimos seis meses.

A comienzos de mes, la gobernadora de la Fed Lael Brainard dijo que los tiempos están cambiando y que la inflación es una creciente preocupación.

"En el período más reciente, fuertes vientos frontales minaban el impulso de recuperación y lastraban el sendero de la política" monetaria, dijo.

"Hoy esos vientos viraron y son vientos de cola. La reversión puede ser verdad", afirmó.

En el horizonte, sin embargo, se advierte la amenaza de una guerra comercial luego de que Trump impuso su rumbo proteccionista y genera el temor a represalias contra Estados Unidos y aumentos de precios.

Tim Duy, economista de la Universidad de Oregon y especializado en la Fed, dijo que la entidad podría evitar abordar asuntos comerciales.
"Aún no hay nada concreto sobre una guerra comercial", afirmó ante la AFP.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º