ESTADOS UNIDOS

La Fed inicia nueva reunión con subida de tipos cada vez más cerca

La Reserva Federal (Fed) de EE.UU. comenzó su nueva reunión para analizar la política monetaria en el país, con las miradas puestas en posibles pistas sobre el alza de tipos de interés, actualmente entre el 0 % y el 0,25 %, dada la solidez mostrada por los últimos indicadores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Janet Yellen, presidente de la Fed. Foto: Reuters

Todas las apuestas parecen apuntar a que este encarecimiento del precio del dinero, el primero en EE.UU. desde 2006, se produzca en la reunión de septiembre del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed, órgano que rige la política monetaria del país.

El tono optimista del banco central ha aumentado en las últimas semanas, y la presidenta del organismo, Janet Yellen, remarcó en su comparecencia semestral a mediados de mes ante el Congreso las señales de consolidación de la economía estadounidense.

"Si la economía evoluciona como está previsto, las condiciones económicas podrían hacer apropiado aumentar los tipos de interés de referencia en algún momento este año, para empezar a normalizar la política económica", dijo Yellen ante el comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes.

Especialmente son positivas las perspectivas en lo que se refiere al mercado laboral, área en el que la presidenta de la Fed aseguró que se "está cada vez más manifiestamente cerca de un estado normal" y ha continuado "mostrando progresos".

Después de un paulatino y constante descenso, la tasa de desempleo se encuentra actualmente en EE.UU. en el 5,3 %, el nivel más bajo en siete años, registrado antes del estallido de la aguda crisis económica de 2008.

Asimismo, la actividad económica parece haber recobrado su ritmo sostenido de crecimiento tras el bache del primer trimestre, en el que se contrajo a una tasa anualizada del 0,2 %, y se espera que el segundo trimestre se ubique en torno al 2,9 %.

Los recientes indicadores de gasto de los consumidores, que supone cerca de dos tercios de la economía estadounidense, inversión en bienes de capital y mercado inmobiliario apuntan a una saludable expansión en el segundo semestre del año.

La duda, sin embargo, se mantiene en torno a la fortaleza del dólar y la caída de los precios del petróleo, dos factores que la Fed había previsto que se irían estabilizando en el medio plazo.

Pero el petróleo ha vuelto a caer en las últimas semanas por debajo del umbral de los 50 dólares el barril, algo que ha afectado notablemente al sector energético estadounidense.

Estos elementos parecen frenar el esperado repunte de la inflación, que se encuentra muy por debajo del objetivo a medio plazo del 2 % marcado por la Fed.

No obstante, también en este aspecto se aprecia una mejoría, ya que el índice de precios en EE.UU. creció en junio un 0,3 % y entró por primera vez en terreno positivo a nivel interanual en 2015, hasta situarse en un 0,1 %.

A la espera del comunicado de la Fed de mañana miércoles a las 14.00 hora local (18.00 GMT), Wall Street apostaba hoy decididamente por las ganancias y hacia el ecuador de la jornada y el Dow Jones, su principal indicador, subía un 0,76 %.

En esta ocasión, no habrá rueda de prensa por parte de Yellen ni se actualizarán las proyecciones económicas por parte del banco central estadounidense, que calculan una expansión anual de entre 1,8 % y 2 % en 2015 y en un rango de entre un 2,3 % y 2,7 % en 2016.

La próxima reunión de la Fed, en la que el consenso de los analistas prevé que se anuncie la primera subida de tipos de interés, se producirá el 16 y 17 de septiembre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)