Presentación

Ferreri apuntó a confianza y audacia

El subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, cerró ayer el Seminario Retail 2015 y allí realizó un repaso de las prioridades para este quinquenio. Todos esos emprendimientos serán desarrollados dentro de un accionar gubernamental sustentado en la audacia, la prudencia y con la confianza que, al decir de Ferreri, se ha ganado el gobierno frenteamplista por su gestión.

Como principales aspectos para avanzar enumeró a la inclusión financiera, la confirmación de una nueva ley de zonas francas y en una nueva regulación del mercado de seguros. También señaló la necesidad de avanzar en la generación de un gobierno 100% electrónico donde "al final del período la intención es que todos los trámites no solamente se puedan iniciar, sino que se puedan continuar y finalizar a través de lo electrónico".

Además, mencionó al Sistema Nacional de Competitividad y nuevos programas de "eficiencia de gasto público, aspecto bien importante, y que hace a la responsabilidad en el manejo de las finanzas y los dineros de la gente, pero también hace a la audacia de poder avanzar a mayores niveles de eficacia y eficiencia en la ejecución de las políticas públicas".

Todos esos avances, dijo Ferreri, deberán ir acompañada de una política de inserción internacional "pragmática y agresiva donde el país pueda avanzar, defendiendo sus valores, pero hacia abrir la mayor cantidad de mercados".

Ferreri llamó a su presentación "El Uruguay del crecimiento" y allí también realizó un repaso de logros y buenos indicadores de los últimos gobiernos de izquierda.

Y señaló que la prudencia que se tuvo "tiene que ir acompañada de audacia, nada de los avances logrados, los cambios y el crecimiento pueden lograrse sin la necesaria responsabilidad. Prudencia, pero tampoco sin la cuota necesaria de audacia para seguir avanzando".

"No alcanza con explicar los problemas, los diagnósticos de la situación internacional y regional son claros, pero también son claras las fortalezas que construyó Uruguay que permiten actuar con la cuota necesaria de audacia, más allá de la simple explicación de los problemas", sostuvo.

"No nos acostumbramos a administrar la realidad, a hacer la plancha. El peor pecado de un gobierno no es equivocarse; es no hacer nada. Y no estamos dispuestos a no hacer nada", finalizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)