INDUSTRIA AUTOMOTRIZ 

Fiat Chrysler y fabricante de Peugeot acuerdan fusión por US$ 50.000 millones

Las empresas aprobaron el acuerdo de fusión anunciado en octubre y con el que nace el que será el cuarto coloso automovilístico del mundo.

Fiat
Las empresas tienen el objetivo de reducir US$ 4.100 millones anuales de costos sin cerrar fábricas. Foto: Reuters

Fiat Chrysler y el fabricante de Peugeot PSA anunciaron el miércoles un acuerdo para una fusión en una empresa valorada en unos US$ 50.000 millones, y ahora deben obtener la aprobación de los reguladores y cumplir su promesa de reducir costos sin cerrar fábricas.

Es probable que ambas tareas resulten complicadas, ya que la unión del segundo y el tercer mayor fabricante de automóviles de Europa será seguida de cerca por políticos y sindicatos, que han prometido resistir cualquier intento de recortar puestos de trabajo.

El éxito es vital para ayudar a ambas empresas a hacer frente a la desaceleración de la demanda y a los costos de fabricar vehículos que cumplan con normas de emisiones más estrictas.

Como síntoma de las dificultades que atraviesa la industria, la sueca Volvo AB acordó el miércoles vender su negocio japonés de camiones UD Trucks a Isuzu Motors por unos US$ 2.300 millones, así como compartir tecnología para ayudar a reducir costos.

La francesa PSA y la italoamericana FCA anunciaron hace seis semanas planes para establecer una sociedad participada al 50% que crearía el cuarto fabricante de automóviles más grande del mundo, con un valor de unos US$ 50.000 millones y que uniría marcas como Fiat, Jeep, Dodge, Ram y Maserati con otras de la talla de Peugeot, Opel y DS.

Con un acuerdo definitivo ya en firme, PSA y FCA comenzarán ahora a trabajar en cómo lograr su objetivo de reducir US$ 4.100 millones anuales de costos sin cerrar fábricas.

Se espera que la transacción se cierre entre los próximos 12 o 15 meses, dijeron las empresas en un comunicado, en el que agregaron que el nombre de la nueva entidad será acordado en los próximos meses.

Las empresas vendieron un total de 8,7 millones de vehículos el año pasado, si bien tienen una capacidad de fabricación potencial de 14 millones de vehículos, según las estimaciones de LMC Automotive.

El objetivo de este acuerdo es ayudar a ambas empresas a hacer frente a la desaceleración de la demanda de automóviles y los costos de la construcción de vehículos que cumplan con unas normas de emisiones más estrictas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error