MEGA PHARMA

Firma local planea bono y cotizar en Nueva York

Los propietarios multimillonarios de Mega Pharma S.A. de Uruguay contrataron a Jefferies LLC para explorar alternativas de financiamiento para la cuarta compañía farmacéutica de América Latina, que podría incluir la emisión de bonos y la venta de acciones, dijeron dos personas con conocimiento del asunto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Parque de las Ciencias, zona franca donde se encuentra Mega Pharma. Foto: F. Ponzetto

Mega Pharma planea primero emitir un bono este año. Acceder a los mercados globales de deuda aceleraría el plan de la familia alemana Struengmann para una futura oferta pública inicial de acciones global, dijeron las fuentes.

Mega Pharma, que tiene su sede en la zona franca Parque de las Ciencias (Canelones), está controlada por los hermanos Andreas y Thomas Struengmann, también fundadores de Hexal AG que fue vendida a Novartis AG hace 12 años.

Tanto los Struengmann como Mega Pharma, que tiene ingresos anuales de US$ 1.000 millones y 10 fábricas en toda América Latina, han considerado la posibilidad de que las acciones coticen en Estados Unidos y Colombia, Brasil o Argentina, dijeron las fuentes.

Jefferies no quiso hacer comentarios sobre la operación, en tanto, los Struengmann y Mega Pharma no respondieron a solicitudes para referirse al asunto. Las fuentes hablaron bajo condición de anonimato para poder discutir los planes libremente.

La búsqueda de financiamiento refleja cómo los negocios entre farmacéuticas podrían aumentar en una región donde la demanda por medicamentos ha crecido en los últimos años.

Algunos inversores de biotecnología a nivel mundial también están quemando efectivo más rápido que nunca, ya que tratan de convertir sus empresas en firmas especializadas.

Considerando el valor de las adquisiciones farmacéuticas recientes en Latinoamérica, Mega Pharma podría valer alrededor de US$ 2.500 millones, dijeron a Reuters banqueros de capital privado.

El foco de Mega Pharma en medicamentos de marca lo ha protegido de la intensa competencia en genéricos, un área que ha visto una caída de las ganancias en los últimos años, agregaron los banqueros.

Los Struengmann se unieron a Mega Pharma cuando Laboratorios Roemmers de Argentina decidió formar una unidad de negocio que agrupara algunos activos locales con otros en Uruguay, México, República Dominicana, Ecuador y Venezuela. Hace un año, Mega Pharma abrió Mega Labs, un complejo de US$ 110 millones en Uruguay, que es hasta ahora el más grande.

Los Struengmann poseen participaciones en las empresas biotecnológicas alemanas Glycotope y BioNTech. Junto con inversionistas especializados en adquisiciones, hace tres años compraron un fabricante de dispositivos para la audición de Siemens AG. Desde la venta de Hexal, los hermanos también han invertido en banca. En base a REUTERS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)