CALIFICADORA DE RIESGO

Fitch mantuvo grado inversor y advierte riesgos

Inflación y déficit en la mira, ya que son más altas que los pares.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Perspectiva "estable". Foto: archivo El País

La calificadora de riesgo Fitch mantuvo en BBB- (el escalón mínimo del grado inversor) la nota de la deuda uruguaya y le adjudicó perspectiva "estable". El presidente de la República, Tabaré Vázquez había resaltado en la cadena nacional que brindó al cumplir un año de mandato (el pasado 1° de marzo) que cuidar el grado inversor de la calificación de deuda es un asunto prioritario y esta es la primera calificadora que reevalúa la nota tras ello.

Fitch señaló que "la tasa de inflación de Uruguay sigue siendo una de las más altas entre los soberanos con grado de inversión". La suba de precios llegó en los 12 meses a febrero a dos dígitos (10,23%) por primera vez desde agosto de 2004.

"La inflación persiste en un nivel estructural alto, restando flexibilidad del marco de políticas. El déficit fiscal ha crecido por encima de las metas presupuestarias, presionando la deuda pública en niveles comparativamente altos dentro de la categoría BBB", había dicho ayer a la agencia Reuters, Todd Martínez, director de Soberanos de Fitch Ratings.

"El tipo de cambio ha sido la primera línea de defensa, con la depreciación del peso del 24 % en los 12 meses hasta febrero", afirmó Fitch y recordó que la "intervención del Banco Central para suavizar la depreciación redujo las reservas" de US$ 18.000 millones en febrero de 2015 a US$ 14.000 millones en febrero de este año.

La calificadora indicó que el crecimiento a mediano plazo de Uruguay estará por debajo del experimentado en la última década y se situará en el 0,9% en 2016.

A su vez, expresó que la proporción de deuda en moneda extranjera ha disminuido considerablemente en los últimos 10 años, pero "sigue siendo alta en relación con la de sus pares".

"La mayor carga de la deuda pone de relieve la reducción del espacio para una política fiscal que haga frente a los choques. Sin embargo, la gestión prudente de la deuda mitiga los riesgos de financiación", aseguró. Por otro lado, evaluó que los principales riesgos que podrían llevar a una baja en la calificación son: fracasar en estabilizar la creciente carga de deuda pública, fracasar en revertir el deterioro en las perspectivas de crecimiento a corto plazo y/o que se erosionen las defensas externas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)