ACUERDO ECONÓMICO

FMI a Argentina: plan de ayuda es viable pero requiere "compromiso"

Con préstamo “tendrá fondos para hacerle frente” a obligaciones.

Alejandro Werner. Foto: FMI
Alejandro Werner. Foto: FMI

Los ajustes previstos en el programa acordado con Argentina para estabilizar la economía requieren "fuertes" compromisos de toda la sociedad, dijeron ayer expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El titular del equipo técnico que negoció con el gobierno de Mauricio Macri el préstamo "stand-by" anunciado el jueves por US$ 50.000 millones en 36 meses, expresó que el plan económico es viable, pero supone consensos políticos.

"Son medidas factibles y realistas pero requieren de un fuerte compromiso político de toda la sociedad", dijo Roberto Cardarelli, jefe de la misión del FMI para Argentina.

"Esperamos que, en los elementos de política que están incluidos en el programa, se logren los consensos", apuntó por su parte Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del organismo multilateral.

El FMI prevé para agosto el envío de la primera misión a Argentina para revisar el cumplimento del plan, cuya formalización se espera para el 20 de junio. "A partir de ahí Argentina tendrá una disponibilidad del 30% y luego procederían las visitas tradicionales", dijo Werner.

Dujovne y Lagarde se encontraron en Washington. Foto: @Lagarde
Dujovne y Lagarde se encontraron en Washington. Foto: @Lagarde

Las revisiones del avance del programa serán trimestrales y después estarían disponibles los diferentes tramos del programa, explicó Werner, aunque recordó que las autoridades argentinas indicaron su intención de obtener al inicio US$ 15.000 millones y luego tratar el préstamo con carácter precautorio.

"En caso de que las condiciones internacionales se compliquen, Argentina tendrá fondos para hacerle frente para que no se generen episodios como los de las últimas semanas", manifestó Werner.

Macri anunció el 8 de mayo que había solicitado el auxilio del FMI, en medio de una corrida cambiaria que depreció en más de 20% el peso y llevó a elevar a 40% la tasa de interés y a inyectar al mercado unos US$ 11.000 millones de las reservas del Banco Central.

"Nuestro cálculo es que Argentina navegue de manera saludable las condiciones financieras internacionales por los próximos tres años: que baje la inflación, que se cierre el déficit primario y la economía siga su trayectoria creciente", señaló Werner. "Argentina está en el camino correcto", agregó.

En tanto, la agencia Moodys consideró que el acuerdo de Argentina con FMI reducirá los "riesgos inmediatos" de financiación externa y ayudará a "acelerar la consolidación fiscal". Ayer el analista sénior de Moodys para Argentina, Gabriel Torres, expresó que "una mayor autonomía del Banco Central y el fin de su financiamiento al Tesoro, una condición del acuerdo, también respaldarían los esfuerzos por contener la tasa inflacionaria".

Por su parte, sectores de la oposición argentina rechazaron el acuerdo y advirtieron implicará un severo ajuste social. Aldo Pignanelli, expresidente del Banco Central y referente económico del opositor Frente Renovador, señaló que "el FMI es muy duro" y que el gobierno "más que preocuparse por el déficit fiscal o el comercial, debería preocuparse por el déficit social".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º