Indicó que Uruguay es “uno de los ejemplos” de crecimiento y avance social

El FMI destacó reducción de pobreza y políticas sociales

El Fondo Monetario Internacional (FMI) elogió las políticas sociales "innovadoras" que implementó Uruguay en la última década y destacó al país en la región como "uno de los ejemplos" de "crecimiento acompañado de avance social".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Niño en asentamiento uruguayo. Foto: Ariel Colmegna

Los conceptos están incluidos en el informe que realizó una misión de técnicos del FMI que visitó Uruguay en diciembre pasado y en el blog "Diálogo a fondo" que es del organismo sobre temas económicos en América Latina y el Caribe.

"En los últimos 15 años, América Latina ha logrado enormes avances en la reducción de la pobreza y la desigualdad. Uruguay se destaca entre los países de la región como uno de los ejemplos más estimulantes del esfuerzo por fomentar el crecimiento acompañado de avance social", escribió Elif Ture, actual economista en el Departamento de Finanzas Públicas del FMI y que previamente fue economista en el Departamento del Hemisferio Occidental del organismo, donde formó parte de los equipos de Bolivia, Chile y Uruguay.

"El aumento de las oportunidades y la mejora de los indicadores sociales que se registraron en Uruguay a partir de mediados de la década de 2000 constituyen un extraordinario caso de éxito en la recuperación económica y social posterior a una crisis", afirmó Ture en el artículo titulado "La senda de Uruguay hacia el crecimiento sólido e inclusivo" publicado en el blog del FMI.

Si no puede ver la gráfica correctamente haga click aquí.

Por su parte, el informe de la misión del Fondo que estuvo en Uruguay señaló que "la renta per cápita ha aumentado en un 75% tras la crisis de 2002, mientras que la pobreza y la desigualdad han disminuido a niveles históricos" (ver gráfico).

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2014 se completó una década de reducción de la pobreza y la indigencia. El 9,7% de la población estaba en situación de pobreza a fin de 2014 y el 0,3% estaba en la indigencia.

Ture del FMI señaló en su informe que principalmente dos factores "ayudaron a los más pobres" en Uruguay: "un sólido crecimiento y políticas innovadoras en materia de asistencia social".

"Pero, con la desaceleración del crecimiento en América Latina, el principal desafío que enfrentará Uruguay será mantener la solidez del crecimiento y la sostenibilidad fiscal del gasto social, de forma de asegurar que estos notables avances no se reviertan", agregó la funcionaria.

Crecimiento inclusivo.

"El crecimiento inclusivo no es un fenómeno nuevo para Uruguay; de hecho, es un objetivo fundamental de larga data de la política económica del país. Uruguay tiene los índices más bajos de desigualdad y pobreza de la región al menos desde 1990", apuntó la economista del organismo.

Si no puede ver la gráfica correctamente haga click aquí.

Ture analizó la situación y encontró que "el aumento del empleo y las rentas del trabajo, así como la introducción de transferencias públicas focalizadas, han sido los principales factores tras el descenso constante de la pobreza desde 2005 y de la desigualdad desde 2007, que se encuentran ahora en sus niveles más bajos en muchas década".

Añadió que "al mismo tiempo, el aumento de la oferta de trabajadores altamente calificados en la última década —debido principalmente a un mayor acceso a la educación superior— y el aumento de la demanda de trabajadores menos calificados durante un período de fuerte crecimiento de los sectores de la agricultura y la construcción ha ayudado a reducir las primas por trabajo calificado, las brechas salariales y la desigualdad del ingreso" (ver gráfico).

Pese a ello, la participación en el ingreso del 1% mejor remunerado de la población fue de aproximadamente un 14% entre 2009 y 2011, frente a un promedio del 10% registrado en los países avanzados, "aun cuando el índice de Gini (indicador de la desigualdad del ingreso empleado comúnmente) se redujo gradualmente entre 2008 y 20122, indicó.

Ture recordó que el "gasto público social aumentó del 20% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2005 al 25% en 2012, como resultado de un esfuerzo deliberado en materia de política social".

Mencionó entre estas al Plan de Emergencia (entre 2005 y 2007), el Plan de Equidad (desde 2007), así como las reformas tributarias y de la salud, la mejora en el subsidio por desempleo, beneficios jubilatorios no contributivos y las más recientes medidas para fomentar la vivienda social y la inclusión financiera.

Desafíos.

"La reducción de la pobreza posterior a la crisis uruguaya de 2002 fue facilitada, en parte, por el firme crecimiento económico del país, que produjo un aumento del empleo y el ingreso, y permitió así un mayor gasto en políticas sociales. Por lo tanto, mantener un crecimiento económico sólido y estable y asegurar que las políticas de gasto social sean sostenibles del punto de vista fiscal a lo largo del tiempo será fundamental para salvaguardar y profundizar los avances sociales", dijo la funcionaria del FMI.

De hecho el organismo sugirió a Uruguay una corrección fiscal mediante un menor crecimiento del gasto y la baja del mínimo no imponible del IRPF así como la revisión de las exoneraciones en el IVA y en el impuesto a la renta empresarial.

Según Ture, "fortalecer la calificación, en particular de las mujeres y los jóvenes, también ayudaría a lograr una reducción más perdurable de la pobreza. La política de transferencias monetarias de Uruguay tuvo éxito para reducir la pobreza extrema en la década pasada, pero parte importante de la población sigue en riesgo de volver a caer en la pobreza". Añadió que "mejorar la calidad de la educación es el principal desafío que enfrenta Uruguay para aumentar la equidad".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)