ASTORI, LA CORRECCIÓN Y EL BUEN DATO

FMI: "la economía uruguaya está resistiendo los shocks"

El “reto más importante” es reducir la inflación, dijo jerarca del organismo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Werner se refirió ayer a la economía regional. Foto: EFE.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que la economía uruguaya atraviesa una "situación difícil", pero que aún así "ha estado resistiendo los shocks externos" y tiene como "principal reto" reducir la inflación.

El FMI divulgó esta semana su informe Perspectivas Económicas Mundiales, en el que redujo las proyecciones de crecimiento para la economía mundial y también para América Latina. En el caso de Uruguay, el organismo mantuvo la proyección de crecimiento (que había elaborado en diciembre pasado cuando una misión vino al país) de 1,4% para este año y de 2,6% para 2017.

"Todavía no hemos terminado la revisión de nuestras proyecciones de crecimiento para tener en cuenta el menor crecimiento del año pasado (fue 1% frente al 1,5% que preveía el Fondo), dijo esta semana el jefe de misión del FMI para Uruguay, Jan Kees Martijn al semanario Búsqueda.

Los analistas privados cuestionaron por demasiado optimistas las expectativas del Fondo para este año y el próximo. Por ejemplo, el economista Javier de Haedo dijo en su cuenta de Twitter: "La proyección del FMI es un mal número, el FMI siempre corre a la realidad desde atrás".

El economista Aldo Lema, indicó que "el FMI falla generalmente en proyecciones al no separarse mucho de las realizadas por gobiernos, pero sus capítulos de análisis son muy buenos".

Ayer, el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner encabezó una conferencia en Washington para hablar sobre la región en el marco de las Reuniones de Primavera de ese organismo y el Banco Mundial.

El País le preguntó sobre lo que decían los analistas de que las proyecciones para Uruguay eran optimistas. Werner respondió que siente que el Fondo está "en equilibrio, ni muy optimistas ni muy pesimistas. En algunos países se nos critica por una cuestión y en otros por la otra".

La previsión del gobierno incluida en el Presupuesto es de un crecimiento de 2,5% para este año, aunque a fines del año pasado ya la corrigió a la baja a 2% y se volverá a corregir hacia abajo en la Rendición de Cuentas. Al respecto del 1,4% que prevé el FMI, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori dijo que "es un buen número".

Werner también fue consultado por El País acerca de cuáles son los desafíos que enfrente la economía uruguaya para el Fondo. Uruguay enfrenta una "situación difícil", indicó Werner y dijo que pese a ello "la economía uruguaya ha estado resistiendo los shocks externos" como la "recesión" de Brasil y la desaceleración en el crecimiento de Argentina.

Señaló que Uruguay ha tenido una "reducción mas drástica del crecimiento" económico que la prevista "pero la economía mantiene fundamentos saludables".

En ese sentido, apuntó que "el sector financiero está muy saludable" y la "política fiscal es relativamente sólida".

Para Werner, "el reto es contener la inflación que ha estado entre 8% y 10% por bastante tiempo y es un reto importante reducirla". En los 12 meses a marzo, la suba de precios fue de 12,6% y marcó un máximo en el acumulado de 12 meses desde noviembre de 2003.

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, se refirió al plan fiscal incluido en el Presupuesto que prevé llevar el déficit a 2,5% del Producto Interno Bruto (PIB) para fin de 2019 (en los 12 meses a febrero era de 3,7% del PIB). "Esta consolidación gradual anunciada (en el Presupuesto) es muy parecida a las recomendaciones formuladas" por el Fondo en el marco "del articulo 4°" (por el que una misión del organismo revisa la economía de todos sus países miembros una vez al año), afirmó Werner.

Recordó que se trata de "una consolidación fiscal gradual" y reiteró que "el reto mas importante para mi es recortar la inflación para llevarla a valores más normales" lo que requiere "mucho cuidado con la política monetaria".

Región.

Werner además publicó una nota el blog del FMI Diálogo a Fondo, titulada "América Latina y el Caribe: Administrando transiciones".

Allí expresó que "la mayoría de las economías de América del Sur están administrando la transición hacia precios de materias primas más bajos de manera ordenada, con una combinación de políticas que respaldan un elevado nivel de empleo y un crecimiento moderado".

Hizo referencia a algunos países como Chile y Perú cuyos "sólidos marcos macroeconómicos" permitieron "la aplicación de políticas contracíclicas durante el período 201415, y se prevé que sus economías continúen creciendo en 2016".

Sobre Argentina, Werner dijo que "el nuevo gobierno se ha embarcado en una ambiciosa y muy necesaria transición para eliminar las distorsiones y desequilibrios internos y corregir los precios relativos" lo que ha "mejorado las perspectivas de crecimiento a mediano plazo: aunque se proyecta una desaceleración de la actividad en 2016, se prevé una importante recuperación para 2017".

Respecto a Brasil señaló que "está sufriendo una de las recesiones más profundas en su historia, provocada por una combinación de desaciertos en la aplicación de políticas, fragilidades macroeconómicas y problemas políticos" y añadió que "las perspectivas de la región comenzarán a ser más prometedoras solo cuando se hayan resuelto estas incertidumbres y se aborden las cuestiones fiscales". Werner no incluyó comentarios sobre Uruguay en la nota.

Astori: dos años difíciles.

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori dijo la semana pasada que Uruguay se enfrenta a dos años "difíciles" de crecimiento débil, debido a que la situación en sus dos vecinos (Brasil y Argentina) actúan como un lastre para su economía. "Vamos a tener dos años de trabajo intenso de la política económica, y probablemente en el 2018 vamos a estar llegando al nivel de crecimiento económico que solíamos tener", había señalado Astori a la revista Emerging Markets. El ministro había explicado que este iba a ser otro año "difícil", y que 2017 también sería "relativamente complicado".

El ministro de Economía y Finanzas, había agregado que "va a tomar un par de años antes de que la situación en Brasil y Argentina —especialmente en Brasil— comience a estabilizarse".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)