INFORME

¿Por qué el FMI revisa a la baja la estimación de crecimiento mundial y de América Latina?

El Fondo Monetario Internacional revisó a la baja la estimación de crecimiento de la economía a nivel mundial y en América Latina para 2020 y 2021.

FMI. Foto: AFP
El organismo multilateral con sede en Washington, modificó sus proyecciones económicas. Foto: AFP

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó a la baja su estimación de crecimiento de la economía mundial para este año y el próximo, con corrección para América Latina incluida, según la actualización de su informe Perspectivas Económicas Mundiales titulada “¿Estabilización tentativa, recuperación lenta?” publicado ayer.

El informe prevé que la economía mundial crezca 3,3% este año y 3,4% en 2021 frente al 2,9% que se expandió en 2019, una corrección a la baja de 0,1 y 0,2 puntos porcentuales respectivamente.

Para las economías avanzadas, la estimación es de una expansión de 1,6% en 2020 y 2021, con Estados Unidos liderando con 2% y 1,7% respectivamente (eso implicó en ambos casos una reducción de 0,1% para 2020 y mantener el pronóstico para 2021).

En las economías emergentes, el FMI estimó un crecimiento de 4,4% en 2020 y 4,6% en 2021, una rebaja de 0,2 puntos respecto al informe de octubre en cada caso. Para China estimó una expansión de 6% este año y de 5,8% en 2021 (alza de 0,2 y reducción de 0,1 respectivamente) y en el caso de India la estimación es de 5,8% y 6,5% (una drástica revisión a la baja de 1,2 y 0,9 puntos respecto a octubre).

El Fondo explicó que el “pronóstico de crecimiento más moderado para India explica la mayor parte de las revisiones a la baja” a nivel global.

Según el organismo, “la trayectoria de crecimiento global refleja una fuerte caída seguida de un retorno más cercano a la norma histórica para un grupo de economías emergentes y en desarrollo (incluyendo Brasil, India, México, Rusia y Turquía). El perfil de crecimiento también depende de que las economías de mercados emergentes relativamente saludables mantengan su sólido desempeño, incluso cuando las economías avanzadas y China continúan desacelerándose gradualmente hacia sus tasas de crecimiento potencial”.

Además prevé que “los efectos de la expansión monetaria sustancial en las economías avanzadas y de mercados emergentes en 2019 continúen su camino a través de la economía global en 2020”. Para el FMI, el crecimiento mundial en 2019 y el previsto en 2020 sería 0,5 punto porcentual más bajo en cada año sin este estímulo monetario.

“Se prevé que la recuperación global vaya acompañada de un repunte en el crecimiento del comercio (aunque más modesto de lo previsto en octubre), lo que refleja una recuperación de la demanda interna y la inversión, así como la disminución de algunos retrasos temporales en los sectores automotriz y tecnológico”, agregó.

El Fondo señaló que estos pronósticos “dependen en gran medida de evitar una mayor escalada en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China (que la semana pasada firmaron el acuerdo conocido como Fase I que busca poner fin a la guerra comercial), de que se evita un Brexit sin acuerdo, y de que permanecen contenidas las ramificaciones económicas de los disturbios sociales y las tensiones geopolíticas”.

Crecimiento de América Latina.

Para América Latina y el Caribe el FMI pronostica un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 1,6% este año y 2,3% en 2021, lo que supuso una revisión a la baja de 0,2 y 0,1 puntos. En la región, el organismo no actualizó las proyecciones de Uruguay que son de una expansión del PIB de 2,1% para este año y 2,5% para 2021.

El FMI puntualizó para la región que “las revisiones se deben a una baja en las perspectivas de crecimiento de México en 2020-21, así como a una reducción considerable en el pronóstico de crecimiento para Chile, afectado por los disturbios sociales” y que ello se ve “parcialmente compensado” por “una revisión al alza del pronóstico de 2020 para Brasil, debido a la mejora del sentimiento tras la aprobación de la reforma de las pensiones y la desaparición de las interrupciones del suministro en el sector minero”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados