Organismo aconsejó además revisar exoneraciones al impuesto empresarial

El FMI sugirió bajar mínimo del IRPF; gobierno no lo acepta

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aconsejó al gobierno uruguayo una corrección fiscal mediante "una combinación de medidas" del lado de la recaudación y del gasto. El gobierno no lleva esas propuestas porque entiende que van en contra de su política en algún caso y porque podrían crear "incertidumbre" en los inversores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Para el FMI más personas deberían pagar IRPF. Foto: Leonardo Carreño

En ese sentido, el organismo sugirió "considerar" medidas como "la reducción del umbral mínimo de ingresos para el IRPF (Impuesto a la Renta de las Personas Físicas)". Esto es bajar el mínimo no imponible del tributo que es de $ 21.363. Según el Fondo "actualmente, sólo cerca del 35% de los empleados se estima que contribuyen" al IRPF.

A su vez, aconsejó "limitar las exoneraciones del IVA (estimadas en un 3% del Producto Interno Bruto —PIB—), y la revisión de las exoneraciones del impuesto a las empresas (que representan alrededor de 2% del PIB)", así como "la eliminación de aquellas que no son claramente propicias para el crecimiento a largo plazo".

Las recomendaciones están contenidas en el informe de la misión del FMI que estuvo en Uruguay entre el 1° y el 12 de diciembre de 2014 para auditar la economía uruguaya. Este tipo de revisiones son denominadas por "artículo 4°" y le corresponden a todos los países miembros del organismo aunque no tengan programa con él.

Para el organismo, además es necesario que el gobierno uruguayo mantenga "el crecimiento del gasto real por debajo del crecimiento del PIB real". Esto es que en 2016 el gasto real crezca 2% mientras la economía lo haría 2,7% según la estimación del Fondo.

"Esto contribuiría con dos tercios del ajuste recomendado en cuatro años" y el resto se daría con los cambios sugeridos en los tributos, añadió.

Según el Fondo de mantener las políticas fiscales "sin cambios" y de acuerdo a "las proyecciones macroeconómicas" de su staff, "el ratio de deuda neta se iría hacia arriba en el mediano plazo, acercándose a niveles menos confortables. Más aún, los shocks adversos al crecimiento, tasas de interés y el tipo de cambio podrían empeorar la dinámica de la deuda". Por eso, consideró que "el próximo Presupuesto es una oportunidad para restaurar una tendencia a la baja en la proporción de deuda pública respecto al PIB".

En el informe se sostuvo que "para ayudar a asegurar el cumplimiento de los objetivos de gasto" se podría "incorporar" una "regla numérica de gasto " en el Presupuesto. Así, "los objetivos de crecimiento del gasto real, se podrían convertir en un techo nominal de gasto para cada año del período" y "reducir" ese tope "con el tiempo si la desinflación avanza más rápido de lo esperado".

Respuesta.

En el informe, los técnicos del FMI incluyeron lo que respondieron los jerarcas del gobierno a sus planteos. Entre otros, los técnicos del Fondo se entrevistaron con los por entonces vicepresidente de la República, Danilo Astori y ministro de Economía, Mario Bergara y el presidente del Banco Central (BCU), Alberto Graña. También mantuvieron reuniones con "miembros del nuevo gobierno", que no había asumido a esa fecha.

Por un lado, los jerarcas rechazaron la posibilidad de bajar el mínimo del IRPF, ya que la política del gobierno va en sentido contrario con el proyecto de ley para separar el aguinaldo y el salario vacacional del sueldo en el cálculo del impuesto. El gobierno estima que 65.000 personas dejarán de pagar el IRPF con este proyecto.

Por otro lado, "las autoridades vieron limitadas posibilidades de reducción de las exoneraciones fiscales, que consideran están bien dirigidas", expresó el documento del FMI.

"Además, destacaron el éxito de los incentivos a la inversión en la atracción de Inversión Extranjera Directa y señalaron que la revisión de las exoneraciones del impuesto (a la renta empresarial) crearía incertidumbre y socavaría las perspectivas de inversión".

Las autoridades sí "coincidieron" con el FMI "en que sería deseable mantener estable la relación deuda neta/PIB durante el próximo período presupuestal de cinco años" y "señalaron que una estrategia política precisa se describirá en el próximo Presupuesto que se presentará al Parlamento en junio", indicó el documento.

Respecto al déficit fiscal que alcanza a 3,3% del PIB, los jerarcas de gobierno "hicieron hincapié en que una serie de proyectos de inversión ejecutado por las empresas públicas se completarán en el corto plazo, mejorando el balance del sector público".

Por último, "las autoridades subrayaron que su marco de política fiscal ya incorpora una regla de la deuda neta que establece un límite anual en el aumento anual de los pasivos netos del sector público consolidado" y "tomaron nota del argumento del staff (del FMI) de que una regla de (tope de) gasto implicaría ser menos procíclico que una regla de deuda neta", expresó.

Aconsejó que ajuste salarial sea nominal.

La misión del Fondo Monetario Internacional, encabezada por Oya Celasun (ver foto) hizo hincapié en que "llevar la inflación al punto medio del rango meta (esto es 5%) requiere un esfuerzo integral de desinflación", según el documento del organismo.

"La reciente caída de los precios del petróleo va a crear una excelente oportunidad para llevar la inflación más cerca de la meta" y un plan "para reducirla aún más, (...) debe incluir el mantenimiento de políticas macroeconómicas restrictivas, una estrategia para reducir la indexación de los salarios hacia atrás", entre otros, dijeron los técnicos del FMI que estuvieron en Uruguay entre el 1 y el 12 de diciembre de 2014.

"La reducción de la indexación de los salarios por inflación pasada es fundamental para disminuir la persistencia" de la suba de precios y "bajar el costo de la desinflación" ante lo cual, las pautas "del gobierno de fijación de salarios para las rondas de negociación de 2015 y 2016 deben únicamente recomendar contratos (de ajustes) nominales", sugirió el Fondo.

Los jerarcas del gobierno respondieron que "esperaban una tendencia a la baja de la inflación en el corto plazo, dada la orientación restrictiva de la política monetaria y el eventual traspaso de la caída de los precios del petróleo a precios minoristas" y "consideraron que la actual combinación de políticas es coherente con la reducción de la inflación y no consideran que la política fiscal tenga un efecto significativo sobre la inflación en este momento", dijo el documento del FMI.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)