Normativa sobre tenencia de farmacias aleja la llegada de capitales al país

Fondo inversor deja fuera a Uruguay por un decreto

El fondo de inversión Linzor Capital Partners acaba cerrar su tercer fondo, LCP III que alcanza los US$ 621 millones de capital comprometido.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Linzor Capital Partners adquirió en 2013 Farmashop, pero ahora descarta otras inversiones.

A diferencia del fondo anterior, con el que compró la cadena farmacéutica Farmashop y la panificadora Pagnifique, esta vez no invertirá en Uruguay.

La razón: el decreto del Poder Ejecutivo de noviembre de 2013 que limitó la tenencia de farmacias por un mismo propietario a 15.

Esta norma, si bien no obligó a desprenderse de las farmacias que ya tenía, limitó el plan de expansión que Linzor tenía para Farmashop, que cuenta con 92 farmacias pero pretendía llegar a 130.

Ahora, Linzor dijo en un comunicado que "siguiendo con la exitosa estrategia de inversión de sus fondos predecesores, LCP III se enfocará en la adquisición de empresas de tamaño medio en Latinoamérica, principalmente en México, Chile, Colombia, Perú y Argentina".

El socio uruguayo de Linzor en Farmashop (como inversor minoritario) es el inCapital. Su director, Martín Guerra dijo a El País que "no está Uruguay" entre las posibilidades porque "después del decreto regulatorio de farmacias, los inversores institucionales (en el LCP III) le dijeron a los ejecutivos de Linzor que con Uruguay no" querían invertir.

Según el comunicado de la firma, "la mayor parte del capital comprometido para LCP III proviene de compromisos de capital de inversores actuales de Linzor, si bien un selecto número de inversores institucionales nuevos fueron admitidos por el Fondo".

El LCP III cuenta con "fondos de pensiones, instituciones de administración de activos, compañías aseguradoras, fondos soberanos, fondos de beneficencia de universidades y fundaciones, y grupos familiares de alto patrimonio. Aproximadamente 40% del capital proviene de Estados Unidos, 33% de Europa, y el resto de Latinoamérica y Asia-Pacífico", agregó.

En julio del año pasado, el CEO de Linzor, Tim Purcell entrevistado en el programa En Perspectiva en radio El Espectador, mencionaba sobre invertir en Uruguay que "siempre estamos buscando interesados en seguir invirtiendo. Tenemos capital adicional para invertir en las oportunidades que podamos originar".

Pero a pesar de ese interés, el ejecutivo añadió que "obviamente con este tema del decreto de Farmashop de alguna manera nos ha generado una inquietud sobre el marco regulatorio, ahora estamos mirando el mercado uruguayo con un poco más de cuidado". La empresa recurrió el decreto del Poder Ejecutivo que buscó evitar mayor concentración en el rubro farmacias y se presentó ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA).

Además, está "preparando" una demanda ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi, del Banco Mundial), señaló Guerra.

Para Guerra, Linzor es un "fondo muy interesante para Uruguay" porque por los montos que maneja adquiere empresas de entre US$ 40 millones y US$ 80 millones, que son buena parte de las que hay en el país. Pero, ahora esa posibilidad se frenó.

El socio uruguayo en Farmashop, dijo que el fondo "desde el punto de vista de la performance de las compañías y cómo se están desarrollando ambos negocios (Farmashop y Pagnifique), están conformes".

Decreto.

La normativa del Poder Ejecutivo establece que "ninguna persona física o jurídica, grupo económico o conjunto de sociedades podrá ser titular de más de 15 establecimientos de farmacia y tampoco podrá ser titular de dos o más farmacias instaladas en un radio menor a 1.000 metros" y agrega que "a partir de la promulgación del presente Decreto, no se autorizará la apertura o transferencia, a cualquier título, de establecimientos de farmacia, en infracción a esta norma".

Es decir que si Linzor quisiera vender su participación en Farmashop debería desmembrar las farmacias en grupos de a 15.

Los motivos del Poder Ejecutivo para establecer este decreto fueron que la actividad de farmacias, "si bien es desarrollada por particulares al amparo del principio de libertad de trabajo, su fin último no es satisfacer meramente intereses individuales, sino necesidades colectivas, que por sus características ponen en juego el interés trascendente de la salud pública".

Por la "importancia" de esta actividad, "El Estado, en ejercicio de su cometido de policía sanitaria, debe regularla determinando la forma de su ejercicio, imponiendo condiciones técnicas, autorizaciones previas y ejerciendo las fiscalizaciones correspondientes", agrega la normativa.

El punto clave en el decreto fue que afirmó que "la realidad actual en la materia ha demostrado que resulta inconveniente al interés de la salud pública, que la actividad de farmacia sea ejercida por agentes que por gozar de posiciones dominantes en la misma, puedan alterar algunas de las variables que rigen la dispensación de medicamentos, priorizando elementos ajenos al fin primordial de preservación del bien a tutelar en la especie".

inCapital se queda con 25% de Woow


El grupo uruguayo inCapital —que tiene una participación minoritaria en Farmashop— concretó la semana pasada la compra del 25% del paquete accionario del sitio de compra grupal por Internet Woow, dijo a El País su fundador y director, Martín Guerra.

Guerra no quiso revelar el monto de la inversión, y mencionó que Woow es una empresa que está "en US$ 25 millones de facturación anual" y realiza "unas 45.000 transacciones al mes", cifras que "para ser de comercio electrónico, son enormes".

En la empresa trabajan unas 200 personas, indicó Guerra.

La firma Woow oferta la compra de cupones por Internet para acceder a productos y servicios.

Se basa en el sistema de compra grupal, es decir coloca una oferta y para que el descuento que ofrece (sobre el pago habitual en el comercio) se active, requiere un número mínimo de personas que lo adquieran.

La persona compra un cupón que luego lo puede utilizar en un período determinado que va desde un mes hasta un año.

El grupo inCapital fue fundado por Guerra en 2012 (que fue fundador de la firma de créditos Pronto! que luego vendió al fondo Advent y al Scotiabank); son socios también exejecutivos de Pronto! como Fernando Vallone y Ana Inés Zerbino.

Su foco es invertir en empresas que tienen cierto grado de madurez y que necesitan gestión o una inyección de capital para poder seguir expandiéndose.

Actualmente, el grupo inCapital participa en los paquetes accionarios de Farmashop (minoritario), la firma de servicios postales UES (con una red de distribución exclusiva de todo tipo de encomienda tanto en Montevideo como en todo el interior del país, de la que inCapital posee el 100%) y la de transporte de carga Alistra (que maneja carga de madera, granos, productos congelados, fertilizantes y también alquila equipos para transporte, además de realizar otras actividades vinculadas a la logística), entre otros emprendimientos locales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
errorPage.seoTitle