Estudio de la OPP

La forma de disminuir el riesgo de automatización en el empleo

Un estudio de la OPP muestra cuál será el escenario de la demanda de trabajadores hacia 2050 y traza las líneas respecto a la forma en que el riesgo de automatización de puestos de trabajo sea la menor posible.

Empleo: estudio de la OPP analiza posibles futuros del trabajo. Foto: Gerardo Pérez
Empleo: estudio de la OPP analiza posibles futuros del trabajo. Foto: Gerardo Pérez

El cambio demográfico, la automatización, la inserción internacional y el crecimiento endógeno serán los cuatro grandes factores que determinarán la evolución del empleo en Uruguay, de cara al año 2050, según un estudio de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) —al que accedió El País— que recogió la visión de múltiples expertos.

El informe señala que una de las principales determinantes que incidirán en la estructura del empleo será el cambio demográfico, dado que Uruguay atraviesa un "fuerte proceso" de envejecimiento de su población y una caída en las tasas de fecundidad (relación entre la cantidad de nacimientos en un determinado período, frente a la cantidad de mujeres en edad fértil en ese mismo tiempo). Según la OPP, esta determinante es asumida como segura y será un "proceso irreversible".

El segundo factor clave presentado es la automatización laboral de la mano del avance tecnológico y la robotización de los procesos productivos. Según se detalla en el informe, la automatización presentará dos caras diferentes de una misma moneda, por un lado implicará un "gran aumento" de productividad por trabajo, y por otro lado podrá reducir la demanda laboral en ciertos sectores.

"Se trata de un fenómeno que a priori no depende tan directamente de decisiones políticas, sino que está asociado al desarrollo de las tecnologías y su incorporación por parte del sector productivo", señala el trabajo de OPP. Sin embargo, advierte que la automatización de los procesos productivos es un "fenómeno ineludible en el largo plazo".

En tercer lugar, el informe señala como un factor incidente en la demanda laboral a la inserción económica internacional y establece que si bien "siempre ha sido un determinante de primer orden de la estructura productiva nacional, de su dinamismo y, por tanto, de la demanda de empleo", su rol y su protagonismo se han incrementado en las últimas décadas.

Como cuarta determinante, el estudio plantea al crecimiento endógeno como un "factor fundamental de crecimiento en el futuro", y entiende que la innovación en productos y en procesos de las empresas será clave. Es una determinante que si bien tiene como protagonistas a los empresarios —dado que los impulsa a asumir riesgos en el desarrollo de nuevos productos y procesos productivos—, también involucra al Estado y a la academia.

En síntesis, el estudio concluye en que el crecimiento endógeno junto con una inserción internacional "virtuosa" tendría un impacto positivo en el empleo, y superaría "ampliamente" los riesgos de la automati-zación.

No obstante, advierte que si esos factores no están presentes, la automatización puede ser una "amenaza seria" en empleo, sobre todo en los trabajadores con niveles educativos bajo y medio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)