CRECIMIENTO

La "fórmula" uruguaya que elogia The Economist

La publicación británica destacó el crecimiento del país.

MEF quiere que salarios se negocien sin claúsulas indexatorias. Foto: M. I. Hiriart
Foto: archivo El País

The Economist, la prestigiosa publicación británica, trae en su última edición una nota en la que destaca los 15 años de crecimiento consecutivo (mayor período histórico) que consiguió Uruguay. Mientras, después de "largas" recesiones, Argentina y Brasil todavía festejan cuando aparece alguna noticia económica favorable, en el "diminuto" Uruguay eso ya no es algo que despierte sorpresas, señala la revista.

Afirma, además, que la expansión que logró el Producto Interno Bruto (PIB) nacional desde 2011, cuando los precios internacionales de las materias primas empezaron a bajar, "avergüenza" a sus vecinos. El "éxito" del país, indica The Economist, muestra el "valor de la apertura, de instituciones fuertes y de la inversión en know-how".

Además, el artículo recuerda el rescate del Fondo Monetario Internacional (FMI) que el país recibió durante la crisis de 2002 y que lo salvó de caer en la cesación de pagos. Esto, en palabras del director del Banco Mundial (BM) para Argentina, Paraguay y Uruguay, Jesko Hentschel, le brindó al país mucha confianza entre los inversores.

En este punto, indica The Economist, Uruguay se percató de la necesidad de "diversificar" su economía. Con la llegada del Frente Amplio (FA) al poder en 2005, agregó, "empezó un esfuerzo por desacoplar" al país de sus vecinos. Desde ese momento hasta ahora se crearon regímenes impositivos especiales y se instalaron "zonas económicas" (como llama a las zonas francas) para atraer inversión. Al mismo tiempo, el país incursionó en algunos secto-res, como software y servicios audiovisuales, que se exportaron a nuevos mercados, reduciendo así la dependencia de los países fronterizos. Entre 2001 y 2016 las colocaciones a Brasil y Argentina pasaron de 37% a 21%, marca la nota.

Los gobiernos del FA, sostiene The Economist, mantuvieron políticas económicas "or-todoxas" heredadas de administraciones anteriores, al tiempo que introdujeron prácticas que volvieron al país "atracti-vo" a los ojos de los inversores —dentro de los que nombra mantener los impuestos "bajos" y la independencia del Poder Judicial frente al poder político.

Está "fórmula" ha funcionado, asevera. Uruguay creció pese a las recesiones de sus vecinos y el ingreso per cápita del país es el más alto de América Latina, ejemplifica.

Se menciona, asimismo, otro elemento que diferencia al país de la región. Mientras Argentina aplicó retenciones a la exportación de carne para contener los precios domésticos, Uruguay se convirtió en el primer país latinoamericano en aplicar la trazabilidad electrónica a todo su rodeo vacuno.

Pese a este escenario, hay algunas luces amarillas. Entre otras, el crecimiento cayó en 2015 y aún no logra alcanzar los niveles previos, la economía todavía parece depender demasiado de las exportaciones y tanto la inflación como el déficit fiscal son "muy altos". Además, añade, el mercado laboral es "rígido", el sistema educativo necesita una "reforma" y la población está envejeciendo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)