NOVEDADES DEL MUNDO AERONÁUTICO

La fusión entre dos aerolíneas que puede traer buenas noticias a Uruguay

Azul compró 30 aviones y las rutas de Avianca Brasil.

La aerolínea Azul es la tercera en importancia de Brasil. Foto: Wikipedia.
La aerolínea Azul es la tercera en importancia de Brasil. Foto: Wikipedia.

Una noticia del mundo aeronáutico conocida ayer podría tener implicancias para Uruguay, que vio reducida su conexión aérea en los últimos meses con el cese de varias rutas y que desde el cierre de Pluna no cuenta con una aerolínea de bandera nacional.

Es que la aerolínea brasileña Azul anunció un acuerdo por US$ 105 millones para adquirir parte de los activos de Avianca Brasil -nombre utilizado tras un convenio de licencia de uso por la compañía OceanAir, que opera vuelos regulares desde 2002-. Esta última se declaró en quiebra en diciembre pasado producto del alto endeudamiento que atribuyó a la suba de los combustibles y la devaluación del real brasileño.

Según un comunicado que divulgó Azul, el acuerdo alcanzado incluye el certificado de operador aéreo de Avianca Brasil, 70 pares de slots -como se conoce a los permisos de despegue y aterrizaje en aeropuertos congestionados- y 30 aviones Airbus A320. Aclaró que se trata de “una propuesta no vinculante” y que la adquisición de los activos se realizará a través de una Unidad Productiva Aislada (UPI), como estipula la Ley de Quiebras y Recuperación Judicial de Brasil. La expectativa de la aerolínea es que ese proceso dure unos tres meses.

La aerolínea Azul mantuvo negociaciones con el gobierno uruguayo durante 2016 para ampliar su operativa y transformarse en aerolínea de bandera nacional. Primero tuvo la intención de sumar al personal de Alas Uruguay (cooperativa de trabajadores de la ex Pluna), luego de asumir las rutas que le correspondían al emprendimiento autogestionado y finalmente de instalar un centro de conexiones (denominado hub) en el Aeropuerto de Carrasco.

Tras varias reuniones, Azul decidió a fines de 2017 no avanzar con el proyecto de expansión hacia Uruguay y concentrarse en el mercado brasileño.

Una fuente del ámbito empresarial dijo a El País que luego de la adquisición de los activos de Avianca Brasil le sobrarían aviones a Azul, lo que podría hacer que vuelva a la carga con el proyecto para transformarse en aerolínea de bandera nacional. El País intentó contactarse con autoridades del Ministerio de Turismo, que no respondieron a la consulta.

La aerolínea Azul es la tercera en importancia de Brasil -Avianca era la cuarta- contando con 11.000 empleados y alcanzando más de 80 destinos. La primera repercusión del anuncio fue en la Bolsa de Sao Paulo: las acciones preferenciales (de mayor valor) de Azul subían 7,8% durante el día y eran los papeles más negociados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)