LOS PROBLEMAS QUE VIENEN

El futuro ya llegó: empresarios y gobierno advierten sobre cambios en el trabajo

En el marco de la presentación de un libro sobre el futuro del trabajo, empresarios y el gobierno alertaron sobre los desafíos que ya se plantean por la disrupción y cambios que hay en materia laboral.

Un estudio del BPS señala los retos que deberá afrontar el mercado laboral y el sistema de seguridad social por la tecnología. Foto: Archivo El País
Un estudio del BPS señala los retos que deberá afrontar el mercado laboral y el sistema de seguridad social por la tecnología. Foto: Archivo El País

Siempre ha habido cambios tecnológicos, el punto es cómo logramos administrarlos y adaptarnos”, expresó ayer Rodolfo Saldain, expresidente del Banco de Previsión Social (BPS) y coordinador del equipo que elaboró el libro “El futuro del trabajo y su impacto en la Seguridad Social”, realizado por la representación empresarial del organismo y presentado ayer.

Esa frase fue la que quizás resumió de mejor forma el objetivo del informe -financiado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y realizado por especialistas de las diferentes cámaras empresariales- que instó al sistema político, a la academia y al sector empresarial a reflexionar sobre los cambios que la tecnología ocasionará en la dinámica laboral del futuro como así también en la sustentabilidad y los desafíos del sistema de seguridad social.

Para Elvira Domínguez, representante empresarial del BPS, el énfasis fue puesto en el futuro del trabajo porque “es imperioso considerar el impacto de los radicales cambios” en el mundo laboral, como así también en la vida cotidiana. “La digitalización y las nuevas tecnologías de la información están modificando en forma permanente la manera de producir, de prestar servicios, de comprar, de comunicarnos y de vincularnos”, explicó.

De la presentación del libro participó también un especia-lista de actividades empresariales de la OIT, Lorenzo Peláez, y el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, quien resaltó la importancia de debatir y lo positivo de presentar propuestas para hacer frente al futuro.

“Pobre del día que no consideremos bienvenidas las diferencias, ese día sí que estaremos mal”, indicó y agregó que “la seguridad social debe ser revisada y reformada periódicamente porque los cambios son cada vez más masivos y rápidos”.

Entre las principales previsiones planteadas por el libro se sostiene que si bien los cambios tecnológicos han existido desde siempre, puede que la tercera década del siglo XXI sea un momento crucial, similar al ocurrido en la primera Revolución Industrial.

Según lo señalado por Murro “el empleo es y debe ser una prioridad” y deberá evaluarse “cómo se puede avanzar en el marco de revoluciones tecnológicas”. Sin embargo, matizó la visión apocalíptica del efecto de la tecnología en el mercado laboral al decir que “las revoluciones tecnológicas que ha habido hasta ahora al principio sacudieron pero después crearon más empleo”.

Entre las principales variables que, según el libro, definen el camino hacia adelante se destacaron siete que tienen que ver con dos tipos de factores asociados al futuro del trabajo, endógenos y exógenos.

Como primera variable, Saldain mencionó el carácter y la velocidad de la disrupción. Indicó que es “claro que la velocidad de destrucción de puestos de trabajo será más rápida que la creación de nuevos puestos”, lo que ocasionará problemas financieros y sociales.

Además mencionó al contexto laboral, capital humano, fiscal y social como otras de las variables a atender junto con un estilo de liderazgo político y nacional y la inserción internacional.

Tanto empresarios como especialistas resaltaron la importancia de que los trabajadores adquieran nuevas capacidades respecto de su formación académica puesto que las habilidades que hoy se requieren no son las mismas que las de años atrás.

Sin embargo, el trabajo advierte que no es “posible asegurar que la velocidad de adquisición de nuevas habilidades y competencias se acompase con la masiva incorporación de tecnologías disruptivas, por lo que la no coincidencia de la demanda y oferta de mano de obra podrían ser responsables de mayor severidad en los problemas de empleo, con repercusiones en la protección social”.

Entre algunas propuestas planteadas por el libro, Saldain destacó la renta básica universal, la redefinición del tiempo del trabajo y la tributación sobre la actividad de robots.

Además, el financiamiento de la seguridad social fue uno de los principales temas planteados ayer por la representante empresarial del BPS.

Sobre este punto, el libro indica que la disrupción tecnológica y las nuevas tendencias provocarán múltiples desafíos para la sostenibilidad del sistema y plantea que las nuevas propuestas en protección deban disociarse de los aportes sobre el empleo.

Por último, Murro manifestó sentirse “preocupado y ocupado” por la pérdida de puestos de trabajo en los últimos años (unos 45.000 en cuatro años), aunque relativizó dichas cifras. “Antes de haber perdido esos puestos de trabajo habían aumentado en 300.000, el doble de lo que había crecido la población total del país”, indicó.

Sumado a eso, el ministro reiteró su preocupación por el “excesivo” monto que pagan los uruguayos a la Caja de Militar. “En el mundo de la protección social creo que es un tema del que todos deberíamos hablar porque es el mayor gasto en seguridad social en relación a la cantidad de beneficiarios”, señaló Murro.

En relación a las empresas en conflicto, tales como la citrícola Caputto, el ministro anunció que mañana volverá a funcionar el Grupo Intermi- nisterial de Trabajo con el objetivo de buscar una salida a sus problemas.

Prórrogas de seguro de paro

En el marco de la presentación del libro “El Futuro del Trabajo y su impacto en la Seguridad Social”, la representante empresarial del Banco de Previsión Social (BPS), Elvira Domínguez, calificó de “excesivas” algunas prórrogas de seguro de paro aprobadas por el Parlamento, aunque aclaró que algunas son legítimas. Es por esto que manifestó la necesidad de revisar dichas prórrogas con el objetivo de no perjudicar el sistema de seguridad social. En diciembre de 2018, según datos de BPS, se registró un leve aumento de personas en el subsidio de desempleo en comparación con el mismo mes del año anterior (1,3% más). Respecto a la cantidad de personas amparadas en la extensión del seguro de desempleo en 2018, Domínguez dijo que habían totalizado 30.000 jornales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)