NUEVO PRESIDENTE

Gabriel Gurméndez: “Antel tiene la necesidad de reinventarse y adaptarse para sobrevivir”

Gurméndez señaló que junto con el vicepresidente harán una “buena dupla” para encarar el desafío de que Antel sea líder aunque en un marco de competencia.

Gabriel Gurméndez es el nuevo presidente de Antel y Robert Bouvier el vice del ente. Foto: Leonardo Mainé
Gabriel Gurméndez es el nuevo presidente de Antel y Robert Bouvier el vice del ente. Foto: Leonardo Mainé

Ser los primeros por elección” de los clientes. Ese es el principal objetivo que se trazó el nuevo presidente de Antel, Gabriel Gurméndez, quien ayer asumió junto con el vicepresidente Robert Bouvier, luego de que el pasado 19 de mayo el presidente de la República Luis Lacalle Pou le solicitara la renuncia al entonces titular del ente.

En la asunción, en la que estuvo presente el ministro de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Isaac Alfie, así como los máximos jerarcas de Ancap, Ursec, UTE, entre otros, Gurméndez destacó que durante su gestión el foco estará puesto en que Antel sea “líder, fuerte pero en un marco de competencia”.

Recientemente, Gurméndez se desempeñó como CEO de HRU S.A. (la concesionaria de casinos, hoteles e hipódromos en el país), y como country manager del Grupo Codere en Uruguay. Sin embargo, no es la primera vez que el ejecutivo ingresa a Antel por la puerta grande, dado que ya había ocupado la presidencia del ente entre 2002 y 2004 y estuvo en el directorio entre 1990 y 1993. “Mirando estos rostros me siento como en casa”, señaló y dijo que eso hará “más fácil” la tarea junto con Bouvier con quien conformará “una buena dupla”.

Además, pidió al ministro Paganini que le transmita a Luis Lacalle Pou “la gratitud importante” de haberlo elegido para ese rol en “la empresa quizás más estratégica del Uruguay. ”

El compromiso y el mandato, según Gurméndez, es “ser estrictos y rigurosos administradores de los recursos públicos”, así como “poner las cuentas públicas en orden”.

En este sentido, el novel presidente enfatizó en la idea del “marco competitivo abierto, integrador” que Antel llevará adelante y destacó como positivas las medidas que se están implementando en términos de fortalecimiento institucional del regulador (Ursec) y la promoción de medidas legislativas comprendidas en la ley de urgente consideración.

“Nuestro rol va a ser el de la dirección empresarial”, por lo que “el desafío de nuestra gestión” es que Antel “debe ser líder y fuerte pero en un marco de competencia”.

Sobre este punto añadió que la empresa estatal debe ser eficiente y competitiva para lograr ser la primera en el mercado pero no la única. Al respecto, dijo que Antel “va a ser el primero” pero “por una única razón”, la de que los clientes “nos prefieren a nosotros porque lo vamos a hacer mejor”.

En el contexto actual de “cambio tecnológico permanente”, de “vorágine que destruye todos los paradigmas” y donde “Antel tiene la necesidad de reinventarse y adaptarse para sobrevivir”, es que para Gurméndez toma fuerza la idea de que “el cliente va a ser nuestra obsesión”.

Con ese foco, el presidente señaló que el deber es “rentabilizar y generar valor” en los activos e infraestructura de Antel y dijo que la empresa avanzará en la modernización de las redes y atenderá las “necesidades del interior” que “ha sido rezagado”. Además, aclaró que su gestión se enfocará en “dedicarnos a aquellas cosas (en las) que somos buenos” y “los cometidos para los que fue creado”, sin “desviar la atención a cuestiones accesorias u otras aventuras”. Sobre el Antel Arena dijo que “ha sido un negocio ruinoso” pero que se ocupará en que “no sea una carga” y ver cómo se rentabiliza el proyecto.

Gabriel Gurméndez es el nuevo presidente de Antel y Robert Bouvier el vice del ente. Foto: Leonardo Mainé
Gabriel Gurméndez es el nuevo presidente de Antel y Robert Bouvier el vice del ente. Foto: Leonardo Mainé

Por su parte, el ministro Paganini reconoció la “destacada actividad” del nuevo presidente tanto en el ámbito público como de empresas privadas y dijo que en los dos períodos en los que Gurméndez estuvo en Antel “tuvo desempeños brillantes”.

En línea con Gurméndez, el ministro de Industria afirmó que “el mundo cambia vertiginosamente” en las telecomunicaciones por lo que el desafío es “la adaptación constante al cambio técnico”.

En este sentido dijo que “se acerca una etapa de transformación” con la tecnología 5G y también de cambios en las “reglas de juego” dado que “el gobierno quiere impulsar mayores niveles de competencia” con cambios relacionados a la portabilidad numérica y el fin del monopolio en banda ancha.

“Se va a un mundo de ecosistemas, no a un mundo de competencia aislada”, enfatizó el ministro.

En tanto, el vicepresidente Bouvier dijo que en el equipo deberán “ser austeros, eficaces y eficientes”, así como “transparentes en la información, gestión y evaluación de los resultados”. Además, enfatizó en la importancia de “establecer políticas a largo plazo”.

Del acto participó el ministro de Industria, Omar Paganini y el director de OPP, Isaac Alfie. Foto: Leonardo Mainé
Del acto participó el ministro de Industria, Omar Paganini y el director de OPP, Isaac Alfie. Foto: Leonardo Mainé

Antecesor “renunciado” y director en el limbo

Previo a que Gurméndez asumiera ayer el cargo, el presidente de Antel era Guillermo Iglesias. Pero, una resolución que firmó en la que se presupuestaba a 857 personas que estaban contratadas en régimen de función pública desde hace más de tres años determinó que el 19 de mayo pasado el presidente de la República Luis Lacalle Pou pidiera su renuncia (y renunció).

Una resolución firmada por el presidente Lacalle Pou y por el ministro de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini, exhortó al directorio de Antel a “dejar sin efecto” la decisión de presupuestar a esos funcionarios y la observó “por inconveniente”. La presupuestación fue dejada sin efecto, ya que se daba de bruces con la política de austeridad y reducción del gasto que impuso el actual gobierno apenas asumió.

El presidente del Sindicato Único de Telecomunicaciones (Sutel) Gabriel Molina había señalado en esa ocasión que el “acuerdo que venía de atrás y solo faltaba una autorización” y que habitualmente el ente presupuesta funcionarios.

Tras este problema, el directorio de la principal empresa de telecomunicaciones en Uruguay quedó acéfalo durante casi dos meses (si bien jerarcas de otros entes fueron designados en forma interina), hasta la asunción de Gurméndez ayer como presidente y de Robert Bouvier como vicepresidente.

No obstante, el directorio no podrá completarse al menos por el momento.

Es que el tercer integrante, que corresponde al Frente Amplio (debido al acuerdo alcanzado entre gobierno y oposición para que haya representantes de estos últimos en los entes), no tiene la venia votada.

Esa venia corresponde a Nicolás Cendoya exdirector de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (Ursec) y cuyo nombre aparece vinculado a una causa judicial porque un exfuncionario de la Ursec que era su asesor, destruyó papeles y quedó filmado por las cámaras. La Ursec presentó una denuncia penal por “presunta destrucción de documentación”.

La causa judicial no determinó si hay responsabilidad de Cendoya, pero mientras su venia está en suspenso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados