VISIÓN DE DIFERENTES SECTORES

Los ganadores uruguayos tras “la niebla de la guerra” que genera el COVID-19

Los empresarios Nicolás Jodal, Martín Guerra y Alberto Brause analizaron los impactos económicos ocasionados por la pandemia del coronavirus.

La crisis que desató la pandemia del COVID-19 implicará que haya sectores de la economía del país que serán ganadores pero otros necesariamente perderán. Foto: Fernando Ponzetto
La crisis que desató el COVID-19 implicará que haya sectores de la economía del país que serán ganadores pero otros necesariamente perderán. Foto: Fernando Ponzetto

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Hay un concepto militar que es utilizado con frecuencia en otras esferas para hacer alusión a la confusión e incertidumbre que provocan las crisis: la niebla de la guerra, entendido como el momento en el que resulta difícil ver el panorama con claridad y por tanto, coordinar estrategias.

Esta analogía fue utilizada ayer por el ingeniero y CEO de Genexus, Nicolás Jodal, en el marco de una conferencia virtual organizada por el Centro de Estudios para el Desarrollo (CED) en la que se debatieron las oportunidades y los desafíos que tienen determinados sectores de la economía uruguaya debido a la pandemia del coronavirus.

Según Jodal, “el gran problema de los generales durante la batalla es cómo ver a través de la niebla de la guerra” y señaló que en momentos de crisis como el actual, “hay que tener claro” que el panorama parece peor de lo que es. “Hay que tamizar ese miedo para poder entender la realidad”, indicó.

Esa idea aplicada al sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) al que Jodal pertenece, implica “tener la sabiduría” de identificar quiénes son los ganadores y perdedores a raíz de esta crisis.

En ese sentido, el empresario manifestó que el sector está “igual de afectado” que el resto de las industrias pero destacó una particularidad positiva de las TIC y es que las empresas del rubro están “relativamente acostumbradas” a este tipo de crisis, no biológicas pero sí “pandemias tecnológicas” que obligan a cambiar por completo la forma de trabajar.

“Está innato en nosotros estar preparados para estas situaciones”, dijo Jodal, aunque aclaró que habrá más perdedores que ganadores y que el invierno “va a ser duro” para las empresas que estaban menos preparadas.

En ese sentido, el ingeniero resaltó como positivo para el sector el impulso que el coronavirus dio a la transformación digital y manifestó que “la necesidad de software” de ahora en más será más fuerte. “Esto aceleró brutalmente una tendencia que ya estaba”, esa idea de que el “software estaba invadiendo al mundo se aceleró” señaló.

En el caso del sector exportador, el vicepresidente de la Unión de Exportadores (UEU), Alberto Brause, destacó como positivo el hecho de que Uruguay “nunca dejó de exportar” pese a que el impacto económico del coronavirus en el comercio exterior “se viene sintiendo” desde febrero con la caída del mercado chino y en abril con el desplome de Brasil.

Si bien es poco probable que el sector exportador sea uno de los ganadores de la crisis, Brause destacó que según una encuesta elaborada por la UEU, el 75% de las empresas indicó que la principal razón de la merma en las ventas se debe a una caída en la demanda, lo que refleja que “la situación es coyuntural”.

No obstante, el ejecutivo de la UEU mencionó que “la prioridad” de la gremial “es sostener a las empresas exportadoras” y presentar medidas al gobierno para que puedan “aguantar el largo invierno”.

Entre las oportunidades que la UEU visualiza para que Uruguay aproveche este contexto mundial, Brause destacó que “se debería potenciar la imagen” que tiene el país en términos de calidad, certificación, alimentos naturales, cumplimiento de la normativa internacional y marca digital.

En el caso de la industria bancaria y financiera uruguaya, el director de InCapital, Martín Guerra dijo que el sector “está pasando por un momento complicado” dado que “todas las medidas financieras” que se han tomado hasta el momento “son muy costosas para la industria”.

No obstante, según Guerra el sector “reaccionó muy rápido” en coordinación con el Banco Central (BCU) en crear “regulaciones súper laxas” que permitieron “aliviar situaciones”.

Pese a eso, el empresario dijo que “así como en la salud las comorbilidades” de los pacientes “son un punto negativo y difícil de gestionar, para las empresas y personas con muchas comorbilidades esta crisis va a ser muy difícil” de atravesar. “Creo que estamos aún con la niebla de la guerra y no podemos ver el daño que va a quedar”, concluyó.

Oportunidades.

Martín guerra | director de incapital
Martín Guerra
Precios relativos

Es clave “poder reacomodar los precios relativos de la economia más rápido de lo que se esperaba”. Está “la oportunidad de poner planes y políticas públicas para mejorar la ecuación de rentabilidad tan tirante de un montón de empresas”.

alberto brause | vicepresidente de la ueu
Alberto Brause
Uruguay Natural

“Es importante aprovechar para destacar las cualidades naturales de Uruguay, vender alimentos orgánicos, sanos. Con esa imagen se abren oportunidades y puede ser una punta de lanza para posicionarnos en los mercados”.

nicolás jodal | ceo de genexus
Nicolás Jodal
La ventaja

“El mundo moderno juega a favor de los países chicos y esto es una demostración de esa oportunidad (...) Van a ganar los países que salgan primero. Nos vamos acercando a esa situación y eso nos va a crear una oportunidad”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados