“Nos enfocamos en que cumpla con las especificaciones”, dijo la gerenta

Gas Sayago: proyecto de GNLS no es totalmente transparente

Para jerarcas de Gas Sayago no es "totalmente transparente" la forma en cómo encara GNLS (consorcio local conformado por GDF –Suez y la japonesa Marubeni) la construcción de la planta regasificadora.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jara: "estamos limitados en la intervención sobre contratación". Foto: Archivo.

Una delegación de Gas Sayago compareció el martes en la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados para dar detalles sobre la construcción de la regasificadora en Puntas de Sayago donde una parte de las obras se encuentra parada luego que GNLS (encargada de la construcción y la puesta en marcha del emprendimiento) le rescindiera el contrato a la constructora brasileña OAS por diferencias técnicas.

Algunas de las consultas de los legisladores se centraron en la continuidad del proyecto y en los puestos de trabajo perdidos luego de la salida de OAS.

La gerenta general de Gas Sayago, Marta Jara, señaló en la comisión que para esa empresa "no es totalmente transparente cómo llevan adelante la construcción (GNLS). Nos enfocamos en que se cumpla con las especificaciones, con toda la normativa y con los acuerdos", según la versión taquigráfica de la sesión a la que accedió El País.

Sobre los trabajadores afectados la jerarca indicó que "lo cierto es que estamos limitados en cuanto a la intervención en la contratación y en todos los aspectos de gestión del proyecto y sus riesgos".

Jara señaló que en el resumen del estudio de impacto ambiental que se realizó sobre la regasificadora se señaló que las obras de muelle y escolleras generarían un promedio de 400 puestos de trabajo directos.

Sin embargo, Jara expresó que Gas Sayago advirtió que a partir de junio pasado "en OAS se empezó a disparar la contratación. Supongo que esto tiene que ver con las dificultades que encontraron para avanzar de acuerdo con el cronograma. A fines de año se llegó a una cifra pico (700 obreros), que hoy son esa cantidad de trabajadores que ven afectada su continuidad laboral. Evidentemente, esto nos preocupa".

La semana pasada, una delegación del Sunca se presentó ante la misma comisión parlamentaria para manifestar su preocupación por la fuente laboral de los 700 trabajadores que perdieron el trabajo por la salida de OAS.

En otro momento de su presentación, Jara sostuvo que la regasificadora es una obra compleja. "El proceso para poder certificar un proyecto ejecutivo de ingeniería no ha sido exitoso por parte de GNLS", añadió.

Durante la comisión, uno de los más críticos con la adjudicación del proyecto a GDF-Suez (luego GNLS junto a Marubeni) y también con la participación del Estado en la obra fue el diputado frenteamplista Luis Puig.

"Que el Estado no tenga forma de incidir en el desarrollo de la obra, que de alguna manera se esté constatando por parte de Gas Sayago y del Estado una situación en la cual el proyecto de GNLS no ha sido exitoso y que, como Estado, no tengamos las herramientas para corregir esa situación, me parece por demás preocupante", dijo Puig.

"Si en una obra pública, no se previó la posibilidad de tener mecanismos para exigir el cumplimiento de las leyes, estamos en un problema como Estado. Nos da la impresión de que, como Estado, no tomamos las mejores decisiones", sostuvo el legislador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)