ARGENTINA

Gobierno admite que inversores aún miran "con mucho cuidado" al país

El gobierno argentino admitió hoy que los inversores internacionales todavía miran "con mucho cuidado" al país porque se llevaron "muchas decepciones" en el pasado y necesitan que se produzcan cambios "firmes y sostenibles" en el tiempo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente Macri estuvo de visita en la Expoagro. Foto: EFE

"Esa es la principal duda que hay hoy en los inversores: no es (el presidente, Mauricio) Macri, lo que quiere hacer Macri o su equipo en función a lo que venía ocurriendo, sino cómo sigue esto en el largo plazo", apuntó el ministro de Interior, Obras Públicas y Vivienda de Argentina, Rogelio Frigerio, durante un encuentro con medios internacionales en la Casa Rosada, sede del Gobierno.

La llegada de una "lluvia" de inversiones extranjeras fue una de las promesas de campaña de Macri y desde que asumió el poder en diciembre de 2015, las medidas económicas de su Gobierno se han dirigido en ese sentido, aunque los resultados, por el momento, no han sido los esperados.

En ese sentido, el funcionario admitió que los inversores le han expresado sus dudas en repetidas ocasiones a su Ejecutivo y están mirando "con mucho cuidado" los pasos que dan.

"Algunos apuestan antes, otros esperan más" y "todos los días tenemos que mostrar que lo que nos proponemos lo estamos concretando, como, por ejemplo, el equilibrio fiscal", agregó.

Para él, los viajes a otros países, los encuentros con Gobiernos extranjeros y las reuniones con empresas y grandes grupos financieros internacionales han empezado a terminar con esas reticencias y a recuperar la "confianza" del resto del mundo, pero se trata de un proceso "largo", ya que el "cambio" que hay que implementar en Argentina es "cultural".

"Para eso no es solo necesario tener un presidente que entienda cuál es el norte de la Argentina y que tenga convicción y persistencia, sino una clase dirigente que independientemente de su color entienda la necesidad de este cambio y se sume a este proceso", apuntó.

En cuanto a la posibilidad de que el descontento social y los sucesivos paros y manifestaciones que en los últimos días han agitado al país formen parte de una campaña de "desestabilización" del Gobierno, Frigerio aseguró que "sabe" que hay dirigentes políticos que quiere que Macri no logre terminar los cuatro años de mandato.

"Sabemos que hay dirigentes para los cuales cuanto peor esté la Argentina, mejor supuestamente van a estar ellos. Pero también estamos convencidos de que la mayoría de los dirigentes apoyan la gobernabilidad", agregó.

Frigerio también se refirió a la investigación de la Universidad Católica Argentina (UCA) que la pasada semana reveló que la tasa de pobreza urbana por ingresos en el país suramericano subió hasta el 32,9 % en los primeros diez meses de Gobierno del mandatario, afectando a 1,5 millones de personas más.

"El principal desafío que tiene este Gobierno es la reducción de la pobreza" y "somos nosotros los que hemos planteado que uno de cada tres compatriotas se encuentra bajo la línea de pobreza", afirmó.

A su juicio, esta situación irá mejorando en la medida en la que el Gobierno vaya "consolidando el proceso a la baja de la inflación", de mano del crecimiento del empleo formal de calidad.

El ministro hizo hincapié en que "más grave aún" es la pobreza estructural que afecta, por ejemplo, a siete millones de personas que no tienen agua potable o a 20 millones que no cuentan con cloacas, por lo que insistió en que el Ejecutivo está centrado en dirigirse a esos sectores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)