RECTA FINAL

El gobierno argentino atribuye la suba del dólar a la incertidumbre electoral

Hoy fue la última reunión de gabinete nacional encabezada por el presidente Mauricio Macri antes de la elección que definirá quién será el próximo presidente de Argentina. 

Hernán Lacunza, ministro de Hacienda argentino. Foto: La Nación (GDA)
Hernán Lacunza, ministro de Hacienda argentino. Foto: La Nación (GDA)

Entre el optimismo por la "posibilidad de llegar al balotaje" y la preocupación por la creciente suba del dólar en Argentina. Así transcurrió la última reunión de gabinete nacional encabezada por el presidente Mauricio Macri antes de las elecciones del domingo que definirán el futuro político del país.

El ministro de Hacienda del vecino país, Hernán Lacunza, explicó puertas adentro su interpretación sobre la suba del dólar. "Lo que hay es presión por compra minorista", dijo el ministro, según le contaron dos de sus pares a La Nación. "La gente tiene miedo de que gane el kirchnerismo, la mayoría de los que van a comprar son votantes nuestros", interpretó uno de esos miembros del gabinete. "Nadie le cree mucho a Alberto Fernández, ven las inconsistencias que hay entre ellos y se asusta. El mercado es así", agregó otro alto funcionario.

Desde el Ministerio de Hacienda afirmaron que "la dolarización de pequeños y medianos ahorristas, la incertidumbre electoral, los especuladores que compran en el contado con liqui" influyeron en la suba del dólar esta semana.

En la conferencia de prensa posterior a la reunión -de la que participaron los ministros y el titular de la Cámara baja, Emilio Monzó- los ministros Carolina Stanley (Desarrollo Social) y Jorge Faurie (Cancillería) negaron la posibilidad de una mega-devaluación de la moneda, similar a la ocurrida el 12 de agosto luego de conocido el resultado de las PASO.

"No vemos por qué debería pasar una cosa así, somos un gobierno que trabaja en todo lo que tenemos que trabajar", contestó la ministra Stanley. En el mismo sentido, el candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto adjudicó la volatilidad a la posibilidad de que Fernández se imponga el domingo en primera vuelta. "Si el que gana es Mauricio Macri la economía va a tener un cambio fundamental, el problema del mercado y de los sectores financieros es la duda que genera un posible gobierno de Fernández y de Cristina Fernández, la reaparición de visiones viejas", afirmó el senador Miguel Angel Pichetto durante una entrevista en Cadena 3.

Transición

Desde el gobierno niegan estar pensando en "medidas adicionales" para el 28 de octubre, día posterior a la elección. Faurie dio a entender que Macri llamará a Fernández el domingo a la noche para coordinar la transición, si es que los resultados no lo favorecen.

"Debiéramos reconocerle al Presidente que es un hombre que respeta enormemente la institucionalidad y el valor de la democracia. Sin definir el resultado, está claro que el presidente Macri en el primer turno de las elecciones, estará a la altura de la responsabilidad que le cabe como primer argentino en un día tan importante", contestó el canciller.

"Por supuesto que lo va a llamar, nosotros no somos como ellos", afirmó a La Nación un importante miembro del gabinete, que de todos modos se reserva -como el propio Presidente- la esperanza de poder llegar a la segunda vuelta, más allá de los números que manejan las encuestas.

Durante la conferencia, Stanley dejó además otra definición importante. Reivindicó su política de diálogo con las organizaciones sociales, criticada, entre otros, por Pichetto y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. "Este gobierno terminó con el clientelismo y la intermediación, una diferencia enorme con lo que se hacía antes", se defendió la ministra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error