PRECIOS

¿Por qué el gobierno aumentó el precio de los combustibles por segundo mes consecutivo?

La actualización al alza de las tarifas de combustibles son en las naftas y el gasoil, no así en el precio del supergás que permaneció sin cambios.

Estación de servicio. Foto: Archivo El País
Estación de servicio. Foto: Archivo El País

El Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) anunció anoche un aumento de combustibles que comenzó a regir hoy desde las 0 horas, lo que significa un incremento en las tarifas por segundo mes consecutivo, luego de haber postergado el ajuste durante dos meses a pedido del presidente de la República, Luis Lacalle Pou.

La actualización al alza de las tarifas de combustibles son en las naftas y el gasoil, no así en el precio del supergás que permaneció sin cambios.

En el caso de la Nafta Súper 95 el aumento en el precio en surtidor fue de $ 0,34, al registrarse un incremento de 0,5% por litro, por lo que pasó a valer $ 65,81. En tanto, en el caso del gasoil común el aumento fue de $ 0,41 por litro, un 0,9% más, por lo que el precio en el surtidor quedó en $ 45,70.

A través de un comunicado el MIEM argumentó que “la evolución está alineada con los valores internacionales y responde a la variación mensual en la cotización del petróleo, que se mantienen al alza desde comienzos de este año”.

La actualización de las tarifas de combustibles se realiza a partir del nuevo mecanismo del Precio de Paridad de Importación (PPI), relevado por la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea) que implica hacer un ejercicio teórico de cuánto saldría cada combustible si en Uruguay existiera la libre importación (y un importador le compitiera a Ancap).

De acuerdo con el comunicado del MIEM, con la nueva actualización de las tarifas de los combustibles “el Poder Ejecutivo cumple de esta forma con el compromiso asumido de dar al precio de los combustibles transparencia en sus criterios de fijación, trasladando a las tarifas el primer día de cada mes las fluctuaciones tanto al alza como a la baja del PPI”.

La última suba de las tarifas había sido anunciada el pasado 7 de junio por el ministro de Industria, Omar Paganini, quien en esa instancia informó en conferencia de prensa que con ese ajuste comenzaba a aplicarse el nuevo sistema de fijación de precios. En esa ocasión, el aumento había sido de 12%.

Por la postergación de la suba de los combustibles durante dos meses, en abril y en mayo, Ancap perdió ingresos por entre US$ 80 millones y US$ 90 millones, según había señalado su presidente Alejandro Stipanicic.

En ese momento la ministra de Economía, Azucena Arbeleche, había manifestado que “lo importante es apoyar a Ancap para que reciba las líneas de crédito necesarias para hacer frente a esta situación” y había asegurado que el ente iba “a trasladar el precio al que compra el petróleo a la población. Lo que no va a hacer Ancap, como en el pasado, es aumentar (más) las tarifas para que haya ingresos a Rentas Generales”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados