LLAMADO CUESTIONADO

El gobierno buscará mejorar el polémico “Gran hermano” del transporte de carga

Lo confirmó el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi al comparecer ayer en el Parlamento. Señaló que se buscará “entender y recoger” los “elementos que pueden facilitar su aplicación”.

El ministro Rossi dijo que evaluará las críticas y modificaciones propuestas para mejorar el sistema de control de transporte. Foto: Marcelo Bonjour.
El ministro Rossi dijo que evaluará las críticas y modificaciones propuestas para mejorar el sistema de control de transporte. Foto: Marcelo Bonjour.

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, confirmó ayer, tras su comparecencia ante la Comisión de Transporte de Diputados, que el gobierno perfeccionará el Sistema Integral de Control del Transporte de Carga (Sictrac) para facilitar su aplicación.

La convocatoria al Parlamento fue iniciada por el diputado nacionalista Juan José Olaizola, quien planteó al secretario de Estado diferencias e inquietudes sobre la implementación del “Gran hermano” del transporte terrestre y sus posibles consecuencias.

El Sictrac -que tiene como objetivo principal el monitoreo en línea del transporte de carga- está suspendido desde principios de febrero por disposición de la Justicia, tras un recurso de amparo presentado por Sitrack, una empresa argentina que acudió al llamado del Ministerio de Transporte (MTOP) para ser proveedora del servicio de monitoreo y no fue homologada.

El MTOP -que apeló la sentencia judicial- está a la espera de la resolución final que deberá publicar en los próximos días el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) para definir cómo sigue el proceso.

La implementación del Sictrac ha recibido múltiples quejas, tanto desde el sector transportista como también de las empresas interesadas en proveer el servicio de monitoreo.

En relación a los reclamos recibidos, Rossi dijo ayer que el gobierno espera poder “continuar con el proceso perfeccionando el instrumento, tratando de entender y de recoger los elementos que pueden facilitar su aplicación”.

Sobre cuáles serán las modificaciones al Sictrac, el secretario de Estado dijo que tendrán en cuenta “todos los (aportes) que consideremos que son útiles y que ayuden a perfeccionar y a hacer el proyecto mejor” y aunque no quiso entrar en detalles, indicó que también considerará “el contenido de las fundamentaciones que respalden la sentencia, sea cual sea”.

Por su parte, Olaizola manifestó su preocupación por “el aumento de costos” que implica para el sector transportista la implementación del Sictrac. Según indicó el diputado, el sistema de monitoreo representa un costo aproximado de US$ 450 por camión por año y advirtió que ese costo podría reflejarse luego en el precio de la mercadería, y por ende afectar al consumidor final.

“Todos sabemos que en nuestro país los costos de las empresas son hoy un tema que preocupa a nivel general”, indicó Olaizola y dijo que si bien está a favor de controlar el transporte de carga y de la profesionalización del sector, el Sictrac “es caro”.

Sumado a los costos de implementación del sistema, Olaizola expresó que hay “otros temas de fondo” por los que tanto gremiales como transportistas individuales han manifestado su descontento y dijo que tiene que ver con el pago de retribuciones.

En concreto, el diputado manifestó que el sistema de transporte de carga “tiene que contemplar algunas realidades del aparato productivo” puesto que “no todas las cargas son iguales, no todas las realidades son iguales y no todos los sistemas de transporte tienen las mismas lógicas”.

En caso de que el Sictrac se aplique de la forma en que está prevista en la legislación, podría ocasionar -según Olaizola- “una catarata de juicios laborales”, además de “quiebras de empresas y despidos de trabajadores del transporte”.

Para evitar que esto suceda, el diputado nacionalista solicitó a Rossi que se adecue el sistema de control de transporte de carga y que se abra un período de espera en los plazos para poder “generar un ámbito de trabajo y pulir los aspectos más controversiales del sistema”.

En respuesta a dicha solicitud, el ministro Rossi dijo que esperará por la resolución de la Justicia y que “llegado el momento” tomará una decisión. No obstante, según afirmó Olaizola, el MTOP no presentó un nuevo calendario de exigencia de incorporación al Sictrac.

“Nosotros aguardamos y esperemos que el Ministerio se haga eco de esta gran preocupación que hay en sectores del transporte y se pueda instrumentar un sistema que tenga una amplia base de sustento”, manifestó el diputado por el Partido Nacional.

Sobre lo que pueda ocurrir con el proceso judicial actual, Olaizola dijo que si bien la implementación del Sictrac está suspendida de forma transitoria, eso “no es garantía de nada”, puesto que una vez que el TCA se expida “no hay nada a nivel administrativo que suspenda los plazos” de obligatoriedad para implementar el sistema.

Subfacturación

Uno de los motivos que impulsó la creación del Sictrac fue la evasión en el sector.

Según un estudio realizado por el Centro de Innovación en Organización Industrial (Cinoi) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Montevideo, un 18% de los 229 que participaron de un relevamiento indicaron que las empresas informales en el sector son más de la mitad, y un 39% que son entre el 10% y el 50% del total.

A su vez, hubo un 26% que dijo que son menos del 10% las firmas informales.

Pero además, hubo un 17% que señaló que la subfacturación se da en más de la mitad de las empresas del transporte de carga, un 36% que pasa entre el 50% y el 10% de las compañías, y 21% que sucede en menos del 10% de las firmas.

MÁS

Proceso de homologación

El “Gran hermano” terrestre está suspendido por las denuncias realizadas sobre el proceso de homologación. Es que empresas del sector que estaban interesadas en ser proveedoras del sistema de monitoreo, calificaron como “poco transparente” y “demorado” el proceso por el cual el Ministerio de Transporte habilita a las empresas a proveer el sistema de monitoreo. Hasta el momento, de un total de 17 empresas que se presentaron a los dos llamados del MTOP, solo tres recibieron el permiso. En diálogo con el semanario Búsqueda, el ministro de Transporte, Víctor Rossi, dijo que el proceso de homologación debería haberse hecho con “más rigor” y que “no fuimos suficientemente conscientes de los enormes intereses que iban a estar inclinados a participar”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)