LA LISTA

Gobierno: cambios a zonas francas para evitar lista negra

Están incluidos en la Rendición de Cuentas porque hay “cierta urgencia”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La "lista negra" sale en setiembre, lo que lleva a tener cierta urgencia. Foto: Archivo

El Poder Ejecutivo quiere introducir cambios en la legislación de zonas francas y en los regímenes promocionales del software y biotecnología para evitar que Uruguay sea incluido en una lista negra del Foro Global de Transparencia Fiscal de la OCDE.

Esa es la justificación para haber incluido en el proyecto de ley de Rendición de Cuentas cambios en esos regímenes que apuntan a "asegurar que la actividad que se factura, por la que se obtienen beneficios tributarios, sea sustantiva y efectivamente desarrollada en la República", dijo el subsecretario de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri.

La OCDE determinará qué países tienen un "régimen tributario fiscal preferencial nocivo" con el que se "horaden las bases tributarias de los fiscos extranjeros", explicó Ferreri ante la comisión de Hacienda integrada con Presupuesto de Diputados. En el caso de Uruguay, "los que están siendo analizados y sobre los cuales se presentaron inquietudes" tienen que ver con el régimen de zonas francas, el que promociona la producción de software y el que incentiva la biotecnología, relató Ferreri.

Los cambios incluidos en la Rendición de Cuentas "responden a la necesidad de avanzar en mejoras para esos regímenes, a efectos de que Uruguay no sea incluido en una lista negra y que, por lo tanto, quienes producen servicios desde zonas francas, software o biotecnología no tengan problemas a la hora de exportar", explicó.

"Si uno de estos regímenes fuese ubicado en una lista negra de esas características, sería prácticamente imposible para Uruguay exportar ese tipo de productos o servicios", advirtió el subsecretario.

Ferreri dijo que la "lista negra" saldrá en septiembre, por eso el gobierno tiene una actitud "proactiva" y al "estar discutiendo esto en esos momentos por parte del Parlamento, es lo que le permite a Uruguay tener una presentación de cara a la elaboración de esa lista". Eso llevó a "tener cierta urgencia para incluir esto" ahora, alertó.

Los cambios.

La lista negra surge del plan de acción BEPS —al que Uruguay adhirió— que en su quinta medida indica que los beneficios tributarios deben otorgarse en atención a la sustancia y a la transparencia. Es decir, los beneficios tributarios se podrán otorgar a empresas que tengan una actividad real y localizada en el territorio correspondiente a la jurisdicción y debe ser de acceso público (no puede ser un acuerdo entre la administración tributaria y el contribuyente).

Otro de los conceptos, es el de "estanquidad del régimen", explicó el director de la Asesoría Tributaria del Ministerio de Economía, Fernando Serra. "Es decir, un régimen que otorga beneficios tributarios cuando las operaciones se realizan con no residentes, pero no cuando esas operaciones se llevan a cabo con residentes, de por sí es calificado como nocivo", añadió.

Los cambios propuestos en el proyecto de Rendición de Cuentas tienen que ver con atender esos aspectos.

En el caso de las zonas francas, el ajuste busca evitar que las exoneraciones impositivas que brinda el régimen, terminen en empresas denominadas "de papel" porque no tienen una actividad real o genuina.

"Planteamos ajustes de manera tal que se otorguen beneficios siempre que el Estado pueda controlar que realmente se realiza una actividad de carácter sustantivo", afirmó Serra.

Actualmente, basta con un contrato entre un usuario directo y otro indirecto de zona franca para acceder a los beneficios tributarios. El cambio que se propone es que "el Estado revise y autorice el otorgamiento de las exoneraciones en el marco de este contrato siempre que se cumpla con los objetivos primordiales de la ley de zonas francas", dijo Serra.

La otra modificación tiene que ver con "derechos de la propiedad intelectual" y es que el usuario de zonas francas "podrá acceder a las franquicias fiscales por la explotación de los derechos de propiedad intelectual siempre que sean desarrollados dentro de las zonas francas", señaló el director de la Asesoría Tributaria del Ministerio de Economía.

"Tratamos de bloquear la posibilidad de que el usuario de zonas francas compre software desarrollado en el exterior, lo triangule y venda al resto del globo", agregó.

En tanto, los cambios vinculados al régimen especial del software tienen que ver con que actualmente para que quien vende software acceda a la exoneración de impuestos no se le requiere ningún tipo de actividad sustantiva. Por eso, el proyecto establece que "el beneficio quede condicionado a que la actividad sea desarrollada por la empresa situada en el territorio nacional, para evitar las modalidades de triangulación", expresó Serra. Puso como ejemplo de algo que no se podrá hacer, "el caso de Apple" que alocaba sus rentas en Irlanda (sin tener allí su actividad sustantiva) "generando una perforación en el resto de las empresas que compraban los derechos de propiedad intelectual".

A su vez, hoy la exoneración se da cuando el software se exporta, lo que "genera un problema" desde el punto de vista de BEPS y por tanto el proyecto establece que el beneficio se dará en ventas "tanto a no residentes como a residentes", comentó.

Otra de las modificaciones tiene que ver con que el gasto en software se puede deducir por una vez y media del pago del Impuesto a la Renta. Eso se elimina, porque ahora la renta derivada de esa venta estará exonerada.

Posible "efecto devastador".

"Cuando recibimos la información con respecto a la elaboración de esta lista y las exigencias de la Unión Europea, en un primer momento iban a ser para el año 2018 y terminaron siendo para septiembre de este año", relató el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri. Ante eso, el gobierno mantuvo reuniones "con quienes actúan bajo estos diferentes regímenes, es decir productores de software y los vinculados a explotadores y usuarios de zonas francas", añadió. "Con ellos trabajamos y la conciencia de la urgencia del tema y el efecto devastador para la colocación de los servicios y el software que produce Uruguay, es absolutamente compartida. La elaboración de los artículos también fue fruto de un intercambio de trabajo" con ellos, afirmó Ferreri.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)