EFICIENCIA

El gobierno trabaja en crear un “Uber estatal” para la flota de vehículos oficiales

La Dirección Nacional de Energía trabaja en el desarrollo de una aplicación móvil para aprovechar mejor los autos del Estado.

Vehículo de la flota del Poder Ejecutivo. Foto: Archivo El País
La Dirección Nacional de Energía busca que el uso de los vehículos del Estado sea más eficiente y en un futuro, eléctricos. Foto: Archivo El País.

El car sharing o transporte compartido, es una modalidad que busca la eficiencia, el ahorro de costos y el menor impacto ambiental y que en el último tiempo se ha extendido a nivel mundial.

Si bien es una modalidad que en Uruguay se implementó en el sector privado, ahora la Dirección Nacional de Energía del Ministerio de Industria, Energía y Minería (DNE-MIEM), trabaja en un proyecto para implementarlo en la flota de autos del Estado.

Según explicó a El País el director de Energía, Fitzgerald Cantero, el objetivo es hacer un uso racional de la flota estatal mediante el desarrollo de una aplicación móvil, que permita que los funcionarios públicos puedan trasladarse en vehículos del Estado pero que no necesariamente sean de su organismo.

A modo de ejemplo Cantero indicó: “un funcionario del MIEM que está autorizado a usar vehículos tiene que llevar un expediente al Ministerio de Ganadería entonces entra a la aplicación, pide un vehículo y pasa a buscarlo un auto de OSE que está cerca y luego para volver pide en la aplicación y lo pasa a buscar un auto de Ancap”.

El proyecto -una especie de “Uber estatal”- aún está en la “fase embrionaria” según Cantero, aunque manifestó que la DNE ya mantuvo reuniones informales con organismos y empresas del Estado que estarían interesados en utilizarlo.

Además, el jerarca señaló que tienen una “visión en común” con el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, dado que durante la campaña electoral el mandatario habló sobre la necesidad de racionalizar el uso de la flota.

En una primera instancia, la idea es implementar un programa piloto con los vehículos a combustión que hoy ya forman parte del Estado, pero según Cantero el objetivo a mediano y largo plazo es que a medida que se vaya renovando la flota, los autos sean eléctricos.

“Ya tenemos la idea y estamos haciendo los contactos con el mundo tecnológico para ver las posibilidades del desarrollo de la aplicación”, dijo el director de Energía.

Además señaló que “la idea es que a esa aplicación tengan acceso aquellos funcionarios que están autorizados a utilizar la flota estatal, así como todos los choferes” y aclaró que no todos los autos del Estado van a estar a disposición de ese servicio dado que “hay vehículos que tienen un cometido muy específico”.

El programa está siendo actualmente analizado por la DNE junto al equipo del Proyecto Movés y según Cantero “es viable” que se implemente en este período de gobierno.

Torre Ejecutiva. Foto: El País
Torre Ejecutiva. Foto: El País

En relación al impacto positivo que tendría el programa, el jerarca señaló que permitiría “aprovechar mucho más los recursos” puesto que “no implica más choferes”, sino que por el contrario, “implicaría un uso más racional y eficiente”.

A su entender, en el largo plazo “se van a precisar menos vehículos” formando parte de la flota estatal dado que “no tiene por qué haber un auto que esté parado ocho horas esperando a ser utilizado”.

De acuerdo con Cantero “es una experiencia que la DNE puede armar como un proyecto” y espera que “en los próximos meses” ya esté culminado y listo para ser presentado a las organizaciones estatales.

“Con algunas ya hemos venido conversando, contándoles en lo que estamos trabajando, estamos en la ronda de consultas pero les interesa la idea”, señaló el jerarca.

No obstante, el director de Energía manifestó que se debe analizar “la institucionalidad del proyecto” para ver a qué niveles se puede implementar, aunque dijo que “eso ya sería un paso posterior, cuando el proyecto esté próximo a implementarse”.

En relación a la cantidad de vehículos que conforman la flota estatal actualmente, Cantero indicó que la DNE “está haciendo un relevamiento” pero que aún no cuentan con los datos finales dado que “no es muy fácil llegar” a ellos.

Sin embargo, según publicó el semanario Búsqueda en febrero de este año, las autoridades estimaban que la flota estatal había tenido un crecimiento de casi 10.000 nuevos vehículos en 15 años, por lo que llegaba a poco más de 14.000 automóviles.

En ese entonces, una fuente del gobierno entrante expresó a dicho medio que el tamaño de la flota estatal era un tema de conversación entre los integrantes del actual gabinete.

Y que en cuanto el Poder Ejecutivo entrara en actividad iba a adoptar medidas -que serían instrumentadas mediante decretos- para reducir la flota de vehículos en las distintas carteras. Asimismo, se preveía que una vez que se realizara el relevamiento de los vehículos del Estado se realizaría un remate con los que fueran prescindibles, según consignó Búsqueda.

En relación a la política que piensa llevar adelante la nueva DNE en términos de movilidad eléctrica, Cantero señaló en su disertación con la Cámara de Comercio Uruguayo-Alemana, que “se va a continuar” con lo realizado hasta ahora por el programa Movés.

Asimismo, dijo que el acuerdo comercial alcanzado entre el Mercosur y la Unión Europea puede ser una oportunidad para que Uruguay se posicione como “un centro donde se instalen plantas de producción, autopartes o de autos eléctricos” para la región. “Tenemos intereses y expectativas ahí”, concluyó.

Incentivar uso de eléctricos

En el marco de un evento organizado días atrás por la Cámara de Comercio e Industria Uruguayo-Alemana, el director de Energía, Fitzgerald Cantero fue consultado respecto de si el actual gobierno prevé brindar medidas concretas para incentivar el uso de vehículos eléctricos por parte de los usuarios finales. A su entender, hay “una situación bastante compleja” en relación a la política fiscal de Uruguay, lo que lleva a que “si bien se puedan pensar en beneficios o subsidios también tenemos que ver cómo los bajamos a la realidad”. Además, Cantero dijo que en Uruguay los vehículos eléctricos “prácticamente no pagan impuestos. El IMESI que pagan es del 1% cuando uno a combustión paga mucho más. Eso ya es un importante estímulo”, indicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados