POLÉMICA

El gobierno defendió que hay 16 años de crecimiento económico ante el FMI

Lo destacó en contexto mundial de “montaña rusa”, según la declaración.

Los jefes de casi todas las delegaciones que estuvieron en la reunión del FMI y la directora gerente, Christine Lagarde. Foto: AFP
Los jefes de casi todas las delegaciones que estuvieron en la reunión del FMI y la directora gerente, Christine Lagarde. Foto: AFP

El gobierno resaltó ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) los 16 años consecutivos de crecimiento de la economía, casi al mismo tiempo que un economista cuestionaba los datos.

El domingo, El País publicó la información sobre una charla que dio el economista Ignacio Munyo el jueves pasado. Allí dijo que la histórica racha que mostró que el Producto Interno Bruto (PIB) se mantiene en crecimiento desde 2003 es “un mito”.

Para el analista la forma de calcular el PIB no es la correcta. Sostuvo que se está haciendo sobre una base del año 2005 y recordó que el Banco Central (BCU) está trabajando para ajustarla.

Con su equipo de trabajo se adelantaron a corregir la base del PIB con los precios de 2014. Munyo indicó que hoy el rubro “telecomunicaciones” tiene un peso significativo y eso está distorsionado los números finales.

“El mito de los 16 años de crecimiento consecutivos no existe. El día que el BCU muestre la nueva metodología del PIB acuérdense que se terminó eso de los 16 años de crecimiento de la economía uruguaya. El sector de las telecomunicaciones está muy mal medido”, señaló.

El economista mostró una gráfica de la evolución del PIB, con los ajustes de cálculo metodológicos realizados por su equipo. La conclusión que arrojaron los datos es que en 2015 la racha de crecimiento económico se corta.

En entrevista con El País, publicada el pasado 26 de marzo, el presidente del BCU, Alberto Graña había señalado que “al día de hoy no esta definida la fecha de la publicación de las cuentas nacionales con la nueva base” y preguntado sobre si iba a afectar los 16 años ininterrumpidos de crecimiento del PIB, respondió: “no. No creo que tenga un efecto en cuanto a interrumpir desde el punto de vista estadístico las tasas de crecimiento”.

Sin conocer el planteo de Munyo, una delegación uruguaya encabezada por el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori preparaba un discurso ante el Comité Monetario y Financiero Internacional del FMI en Washington.

El mensaje fue leído el sábado por el ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne ya que ese país tiene la titularidad de la “silla” en el comité (compartida con Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay).

Allí, Uruguay recordó ante los 187 miembros que “entre 2003 y 2018, la economía mundial experimentó algunos movimientos de montaña rusa; por ejemplo, en tasas de crecimiento, monedas, precios de inmuebles, diferenciales soberanos, precios de productos básicos, equilibrios sociales, etc.”

“Bajo este complejo escenario, durante este período solo el 24% de los países miembros del FMI, y en un porcentaje menor, el 17% en las Américas y el Caribe, han registrado un crecimiento positivo ininterrumpido”, señaló Dujovne en nombre del gobierno uruguayo.

“Uruguay es uno de ellos, lo que es inédito para el país debido a la extensión del período, y es particularmente excepcional para una economía pequeña y abierta, que está expuesta de manera recurrente a las circunstancias volátiles de su región, donde los movimientos a menudo han sido mucho más exacerbados que en la economía global, particularmente en los grandes vecinos de Uruguay”, aseguró.

“Vale la pena recordar que, a veces a lo largo de su historia, Uruguay sufrió de volatilidad regional incluso de una manera más virulenta que en su epicentro”, agregó.

El gobierno -a través de Dujovne- dijo que este período “peculiar” de la economía global, regional y uruguaya “han llevado al país a sacar conclusiones relevantes de cara al futuro”. En ese sentido, manifestó que “un camino común de crecimiento económico y progreso social sustancial es posible y necesario; un proceso de reformas fundamentales (...) ha traído beneficios sustanciales a Uruguay”.

También destacó que “políticas prudentes y consistentes han permitido al país crear amortiguadores, lo que aumenta la probabilidad de enfrentar con éxito los tiempos de viento de frente”.

El gobierno dejó la actualidad para el final. “Por supuesto, algunos subperíodos en particular durante los últimos 16 años, como la situación actual que muestra tasas de crecimiento más bajas aunque positivas y una desaceleración de la inversión, con sus efectos consecuentes, por ejemplo, en el frente fiscal y el empleo, mantienen a las autoridades centradas en implementar las políticas más adecuadas”, indicó. “Todo el panorama permite a Uruguay ser optimista sobre su solidez y posibilidades para enfrentar con éxito estos desafíos”, concluyó.

EN BASE A REUTERS

Riesgos de economía “escorados a la baja”

Los riesgos sobre el crecimiento económico global están “escorados a la baja” por factores como las tensiones comerciales, la incertidumbre política y el repentino ajuste de las condiciones financieras. El aumento de los riesgos se presenta frente a un telón de fondo de un limitado espacio para la política, niveles de deuda históricamente altos y elevadas vulnerabilidades financieras, según el comunicado conjunto presentado por el Comité Internacional del FMI.

El comunicado del comité (IMFC, por sus siglas en inglés) fue hecho público durante la reunión que celebraron el Fondo y el Banco Mundial en Washington durante la primavera boreal. La semana pasada, el FMI rebajó su panorama de crecimiento global por tercera vez en seis meses.

El IMFC instó a los bancos centrales mundiales a abordar políticas monetarias destinadas a garantizar que la inflación siga en camino hacia sus objetivos y que las expectativas de alzas de precios siguen ancladas.

“Las decisiones de los bancos centrales deben seguir bien comunicadas y dependientes de los datos”, señaló.

“La independencia ha sido buena para ellos en el transcurso del tiempo y lo seguirá siendo”, afirmó la directora gerente del FMI, Christine Lagarde en una conferencia de prensa al ser preguntada sobre si algunos bancos centrales están enfrentando amenazas a su independencia, en alusión a los ataques del presidente de Estados Unidos, Donald Trump a la Reserva Federal.

El comité dijo también que la política fiscal debería ser flexible y amistosa con el crecimiento aunque consciente de la sostenibilidad de la deuda y que que el crecimiento volverá a afirmarse en 2020.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)