EFECTOS DE LA PANDEMIA

El gobierno evaluó riesgos en el sistema financiero ante el coronavirus

El Comité de Estabilidad Financiera señaló que “la economía uruguaya también viene siendo afectada por los efectos del COVID-19".

Banco Central. Foto: archivo El País
Banco Central. Foto: archivo El País

El Comité de Estabilidad Financiera -órgano que integran autoridades del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y el Banco Central (BCU)- evaluó que “la persistencia y profundización, tanto a nivel global como doméstico, de los efectos del COVID-19 representan la principal fuente de riesgos en la actual coyuntura”.

En el comunicado, el comité señaló que “la economía uruguaya también viene siendo afectada por los efectos del COVID-19. La propagación del virus, la incertidumbre acerca de su evolución futura, así como las medidas de distanciamiento social necesarias para su contención tuvieron impactos negativos en la actividad en el primer semestre del año afectando el ingreso y el empleo”.

Sobre el sistema bancario uruguayo, las autoridades del MEF y el BCU evaluaron que “los indicadores de solvencia y liquidez son adecuados, pese a que la calidad de su cartera crediticia podría haberse visto afectada negativamente por la caída transitoria en el nivel de actividad y la incertidumbre con respecto a la evolución de la pandemia”.

“No se han identificado dificultades en el funcionamiento de la cadena de pagos”, agregaron.

“Para evaluar la estabilidad del sistema financiero se realizaron pruebas de tensión a la cartera de crédito afectada por el COVID-19. Los resultados indican que las instituciones bancarias se verán afectadas negativamente, pero están en condiciones de procesar el riesgo”, explicó el comunicado.

“Además, el sistema financiero cuenta con capacidades para facilitar la gestión de estos riesgos: su fortaleza institucional, la flexibilidad cambiaria, la disminución de descalces financieros en el sector privado, el nivel de reservas internacionales, la estructura de endeudamiento, las líneas de crédito precautorio en el sector público, entre otras”, agregó.

Tras ese análisis, las autoridades del MEF y el BCU concluyeron que “el sistema financiero doméstico se encuentra estable y en condiciones de procesar los riesgos, en particular aquellos relacionados con los impactos del avance y la profundización del COVID-19”.

A ello, ayudan los “niveles de solvencia y liquidez”, entre otros aspectos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados