Entrevista

Gobierno paraguayo cree que puede llevarse parte de la producción uruguaya

La ministra de Industria y Comercio de Paraguay, Liz Cramer planteó que su país ofrece “una oportunidad para que las empresas uruguayas —que estén desafiadas en sus costos— puedan producir” allí. “Creemos que parte de su producción podría ser trasladada a Paraguay”, remarcó.

Liz Cramer, ministra de Industria de Paraguay. Foto: Gerardo Pérez
Liz Cramer, ministra de Industria de Paraguay. Foto: Gerardo Pérez

La actual ministra de Comercio e Industria del gobierno paraguayo, Liz Cramer, llegó a Uruguay invitada por las autoridades de la Cámara de Comercio Uruguayo-Paraguaya.

La ministra, que ayer disertó en ADM, habló en entrevista con El País de las oportunidades comerciales entre ambos países, del acuerdo Mercosur-Unión Europea y del deseo de que Paraguay vuelva a ser redescubierto y considerado como un socio de negocios. “Tienen que animarse a conocernos más, a darnos una segunda oportunidad”, comentó.

—Recientemente asumió como ministra de Industria y Comercio de Paraguay, ¿cuáles son los principales motivos de su visita a Uruguay?

—Vinimos a contarle al mercado uruguayo sobre la política general del país en términos económicos y desde ese punto de vista queremos transmitir la solvencia de la economía paraguaya. Vinimos a decirles que pueden explorar muchas más oportunidades en Paraguay, tienen que animarse a conocernos más, a darnos una segunda oportunidad y a redescubrir al vecino que está acá hace rato.

—¿Cuáles son las principales políticas económicas que piensan llevar adelante en estos próximos cinco años?

—Un eje es el del fortalecimiento de la atracción de inversiones, especialmente de aquellas que agreguen un valor de sustentabilidad a la producción. El otro eje es el de potenciar los servicios y Uruguay es bastante conocido por su madurez en este sector. Por un lado, nos interesa aprender de ustedes y por otro lado, ver oportunidades de cooperación y de relacionamiento comercial.

—¿Cómo tienen pensado fortalecer esas inversiones?

—La atracción de inversión consiste en decirles que todo lo que está funcionando bien en Paraguay, se potencia y se continúa haciendo. De hecho, nuestra legislación de inversiones ya tiene sus buenos años y demuestra una estabilidad en tal sentido. Básicamente lo que venimos a comentarles como política internacional, es el refuerzo de nuestras acciones, siempre receptivas a los intereses de inversiones y atendiendo las oportunidades que tenemos, tanto para el Mercosur, como para los intereses de los mercados de extrazona.

—Las inversiones uruguayas en Paraguay han aumentado significativamente en los últimos años, ¿cuáles cree que son las oportunidades que hacen tan atractivo a su mercado?

—Nuestra estabilidad económica, la inflación controlada, el sencillo y bajo sistema tributario conocido como el "10-10-10" (IVA de 10%. Impuesto a la Renta empresarial del 10% e Impuesto a las Personas Físicas de 10%). Además tenemos regímenes tremendamente interesantes para las inversiones como el de maquila (un sistema de producción de bienes o de servicios que funciona desde Paraguay por orden de una empresa extranjera) donde el impuesto del 10% baja al 1%. Tenemos costos de energía bajos y costos operativos de recursos humanos también bajos. La combinación de nuestros impuestos bajos con nuestros recursos humanos potencialmente entrenables (el 70% de la población tiene menos de 35 años) y los recursos naturales, son los indicadores positivos que tenemos para vender y que seguramente han sido los principales atractivos para las empresas uruguayas.

—Hace poco dijo que las relaciones empresariales entre Uruguay y Paraguay son beneficiosas para ambos países, ¿cuáles son los aspectos más fuertes de ese vínculo?

—Desde el punto de vista de su país, Paraguay es un mercado muy interesante e importante porque es un gran consumidor de productos y de servicios uruguayos, como el turismo. Hay productos que les compramos que son complementarios pero hay otros que les compramos porque no tenemos y somos grandes consumidores, como en el caso de los vinos. Nuestros vínculos comerciales nos unen.

—¿Considera que aún hay espacio para que las empresas uruguayas crezcan en Paraguay?

—Sí, creo que en algunos casos hay servicios que tienen todavía bastante oportunidad de crecer y nos interesa poder potenciar eso aún más.

—¿Cómo podrían hacerlo? ¿Cuáles cree que son los sectores que albergan esas oportunidades?

—Últimamente ha crecido el sector de textil, manufacturas, calzados y servicios. Igual creo que la mirada debe de ser mucho más amplia. Somos una oportunidad en muchos casos y podríamos ser una oportunidad para que las empresas uruguayas —que estén desafiadas en sus costos— puedan producir en Paraguay.

Liz Cramer, ministra de Industria de Paraguay. Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez

—¿Cómo sería eso?

—Creemos que parte de su producción podría ser trasladada a Paraguay, muchas empresas brasileñas ya lo están haciendo para poder seguir compitiendo en los mercados en los que ya están presentes. En ese sentido, nuestro régimen de maquila es muy interesante, como también nuestra Ley de Ensamblaje.

—Recién mencionaba el vínculo con el Mercosur, ¿cuál es la postura de Paraguay frente al posible acuerdo comercial con la Unión Europea?

—Por nuestra situación geográfica, el Mercosur es absolutamente clave y es parte fundamental de nuestra política. Estamos trabajando en las negociaciones y estamos muy interesados en poder avanzar. Estamos a la expectativa de los cambios que se han producido en Brasil pero ahora vamos a madurar eso con el nuevo gobierno.

—¿Cree que es posible la concreción del acuerdo?

—Sin dudas que sí. Evidentemente tenemos desafíos, no es fácil, pero le tenemos fe.

—Más allá del cambio de gobierno en Brasil, ¿qué otros elementos están obstaculizando las negociaciones?

—No es una cuestión de obstaculización, es una cuestión de negociación.

—Negociación que ya lleva muchos años...

—Sí, ya van muchos años y son muchos los desafíos pero entendemos que estamos más cerca y que son cosas puntuales de negocios, no son obstáculos que no tengan solución.

—¿Cree que es eficiente el Mercosur?

—Creemos que tenemos muchísimas oportunidades de mejora, sin duda alguna, pero de aquí no nos vamos a mudar.

—¿Qué espera que cambie en las relaciones entre Paraguay y Uruguay al fin del período de gobierno?

—Que podamos tener una mirada económica mucho más complementaria. Esperamos profundizar las relaciones, es un hecho que Paraguay tiene una simpatía importante hacia el pueblo uruguayo y no es una utopía pensar que parte de su producción pueda hacerse en Paraguay para que sigan siendo competitivos en el mercado internacional. Hay que animarse, hay que explorar más los mercados, además porque somos vecinos desde siempre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)