EMPLEO

El gobierno pretende regular el teletrabajo: ¿cuáles son los aspectos a tener en cuenta?

Un decreto exhorta "en todos los casos que sea posible, que los trabajadores realicen sus tareas en sus domicilios". Hoy no hay reglamentación sobre el teletrabajo, pero el gobierno quiere regularlo.

teletrabajo
Trabajar desde el hogar implica cambios a nivel laboral y personal. Foto: Pixabay.

La llegada del coronavirus al país tuvo un impacto directo sobre la vida de las personas en varios aspectos. Uno de ellos es la situación laboral. Aunque todavía algunos salen de sus casas para ir a cumplir con su horario, otros lo hacen puertas adentro mediante el teletrabajo.

En el decreto 94/020 del 16 de marzo, tres días después de que se anunciaron los primeros cuatro casos de COVID-19 en el país, se exhorta "a todos los empleadores a instrumentar y promover, en todos los casos que sea posible, que los trabajadores realicen sus tareas en sus domicilios".

Desde el gobierno Tomás Teijeiro, inspector general de Trabajo, dijo en diálogo con El País: "Habernos encontrado en esta circunstancia nos deja planteada una necesidad" de legislar "en materia de seguridad y salud del teletrabajo". A su vez, expresó que este es un asunto que el ministro de Seguridad Social, Pablo Mieres, y el Partido Nacional ya habían adelantado.

Ayer, entrevistado en el programa Quién es Quién de Diamante FM y TNU, Mieres dijo que “apenas apaguemos el incendio, esto va a avanzar. El teletrabajo se va a expandir en Uruguay” y señaló que si bien hay que promoverlo, también deberá regularse.

Una de las particularidades del trabajo remoto es que no hay una reglamentación específica en Uruguay, explicó a El País Gustavo Gauthier, socio de Brum-Costa Abogados.

Si se mira a nivel internacional la Organización Internacional del Trabajo (OIT) lo reguló y, aunque Uruguay es miembro, no ratificó el convenio en cuestión. Por lo tanto, "no tiene obligación de cumplir con lo dispuesto" y "no son normas jurídicas que deban aplicarse", señaló Verónica Raffo, socia de Ferrere.

¿Cambia la relación laboral cuando se pasa a teletrabajar?

No es la misma situación trasladarse de manera física al lugar de trabajo que iniciar la jornada, por ejemplo, al prender una computadora. Sin embargo, hay otros aspectos que no varían. "En principio las relaciones laborales continúan de la misma forma que se venían desarrollando en termino de remuneraciones, beneficios, horarios y descansos", dijo Raffo.

Además, comentó que "es bien importante que desde el inicio ciertas condiciones sean claras y transparentes para ambas partes. En general es aconsejable que las empresas desarrollen políticas o protocolos específicos al respecto y lo comuniquen a todos los empleados que van a teletrabajar".

Los abogados mencionaron algunas de las cuestiones que se deben tener en cuenta. Una de ellas es el horario laboral ya que trabajar desde la casa no implica un cambio en esa materia. "Debe implementarse algún sistema de control de la dedicación diaria y el efectivo goce de descansos", señaló Raffo. Lo anterior no aplica para todos y excluye, por ejemplo, a "empleados gerencial full time o profesionales".

Asimismo, para Gauthier convendría pactar "si existen días de la semana en los cuales" que la persona "deba acudir a la empresa para mantener contacto o reuniones con compañeros".

Mujer realiza teletrabajo con sus dos hijos en casa. Foto: Shutterstock.
Gauthier aconsejó "reservar espacios y tiempos para el trabajo y para la familia bien diferenciados". Foto: Shutterstock.

Luego, para la abogada otro de los puntos a definir son las herramientas de trabajo, como la tecnología, y los gastos que traen aparejadas. El teletrabajo "no puede implicar mayores costos para los empleados y, si es así, tendrían que coordinar con la empresa como se compensarían".

En misma línea, Gauthier explicó que el empleador debe suministrar "los implementos necesarios cuando se instrumente y promueva que los trabajadores realicen sus tareas en sus domicilios", según el artículo 6 del Decreto 94/020.

Por otra parte, Raffo expresó que es "importante remarcar la importancia de la confidencialidad y la seguridad de la información que maneja" el empleado. En esa línea aconsejó "regular las condiciones de extracción y utilización" de los datos.

Por último, al cambiar la modalidad de la labor se deberían determinar "cuáles serán los medios de control de la cantidad y calidad del trabajo" como también las "condiciones de seguridad y salud del lugar de donde" el individuo desarrollará su labor, agregó Gauthier.

¿A qué deben atender los empleados?

Más allá de las condiciones o las metodologías que se pueden implementar, Gauthier recomendó que el empleado preste atención para que el cambio "no le signifique un menoscabo en sus posibilidades de ascenso o carrera en la empresa por el mero hecho de estar a distancia de la misma".

Igualmente el abogado aconsejó "tener en cuenta los riesgos físicos y posturales a los que puede estar expuesto". Luego, hizo referencia a otros peligros "modernos vinculados al uso intensivo de las nuevas tecnologías", como la adicción, "así como reservar espacios y tiempos para el empleo y para la familia bien diferenciados".

Adicionalmente Raffo señaló que "hay muchas recomendaciones prácticas" para implementar como "la generación de un espacio de trabajo, el mantenimiento de determinadas rutinas, el cuidado de la salud ocupacional".

A su vez, "implica un reaprendizaje de gestión para los líderes de equipos que no está acostumbrados a gestionar en forma remota".

El 21% de las firmas dijo que debió recurrir a la modalidad de trabajo remoto. Foto: Archivo El País.
El trabajo remoto trae varias implicancias. Foto: Archivo El País.

Teletrabajo por emergencia sanitaria

Algunas empresas comenzaron a implementar el trabajo remoto como consecuencia del coronavirus. Por ello, para Raffo "es probable que se decida empezar" a implementar la modalidad "en forma urgente e imperfecta y alcanzando a muchos empleados". 

Asimismo, expresó: "Todo el sector privado está colaborando con la exhortación del Gobierno y está realizando un gran ensayo general que claramente va a requerir acomodamientos y flexibilidad de ambas partes".

Aparte, Gauthier cree que en una empresa donde no habían experiencias previas "es necesario tener presente el cambio sustancial" que le implica al empleado "en materia de condiciones de trabajo y que no todas las personas están en condiciones de afrontar".

En el futuro

"Muchas empresas que hasta ahora eran muy tímidas a la hora de practicar el teletrabajo —a pesar de ser una medida muy requerida por ejemplo por los jóvenes— se van a ver obligadas a hacerlo", comentó Raffo. La situación actual "debería marcar la cancha a futuro, porque no hay duda de que el mundo del trabajo moderno implica mucha más flexibilidad y colaboración que la actual".

Además, para la abogaba será "necesario revisar ciertas limitaciones legales que disuaden en general de la aplicación de estos sistemas", lo que es probable que ocurra una vez que termine la coyuntura actual.

Igualmente Gauthier expuso que sería importante que se "adopte una regulación que promueva y regule todas las formas de trabajo remoto, mediante una legislación moderna y adaptada a las nuevas realidades".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados