RELACIONES LABORALES

Gobierno sale en defensa de la negociación de salarios tripartita

El ministro de Trabajo, Ernesto Murro, dijo que desde 2005 un 85% de los acuerdos salariales fueron entre trabajadores y empleadores, sin participación del Poder Ejecutivo.

Ernesto Murro, ministro de Trabajo y Seguridad Social. Foto: Fernando Ponzetto
Ernesto Murro, ministro de Trabajo y Seguridad Social. Foto: Fernando Ponzetto

El ministro de Trabajo, Ernesto Murro, salió al cruce de las propuestas de modificación de la ley de negociación colectiva y destacó que desde 2005 hubo 85% de acuerdos salariales entre trabajadores y empresarios. Esta semana especialistas en Derecho Laboral habían cuestionado el rol del Poder Ejecutivo en las rondas de negociación.

El tema deriva de la recomendación que realizó la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que tras analizar una denuncia de las cámaras empresariales instó a que se modifique la ley de negociación colectiva en acuerdo con las partes. La clave es que el convenio 98 de OIT suscrito por Uruguay privilegia la negociación bipartita (empresas y trabajadores) sobre aumentos de salarios y condiciones laborales, y no instancias tripartitas (con la participación del Estado) como pasa hoy.

Al participar el viernes en el Congreso Iberoamericano de Psicología de las Organizaciones y el Trabajo, Murro sostuvo que la tradición uruguaya se basa en un tripartismo para negociar. Señaló que la experiencia de América Latina en los últimos años demuestra que no se promueve el crecimiento económico reduciendo derechos laborales.

Según consignó el portal de Presidencia, el ministro repasó que particularmente en los últimos 15 años, el país construyó un sistema de relaciones laborales que fortaleció el sistema de negociación colectiva.

Reunión por el Consejo de Salarios en el Ministerio de Trabajo. Foto: Archivo El País
Reunión por el Consejo de Salarios en el Ministerio de Trabajo. Foto: Archivo El País

Explicó que la ley vigente permite negociar en forma bipartita o tripartita, aunque si no hay diálogo entre las partes es obligación del Poder Ejecutivo establecer por decreto un salario mínimo para esa categoría laboral y un aumento de salario para el colectivo de trabajadores.

“El futuro de las relaciones laborales dependerá de lo que decida la sociedad. Este gobierno es partidario de la participación y la negociación colectiva, otros son partidarios de otras formas de relaciones y organización”, expresó Murro.

Esta semana los abogados Santiago Pérez del Castillo, Nelson Larrañaga y Leonardo Slinger plantearon que es necesario cambiar algunos aspectos de la negociación colectiva —como habilitar acuerdos por empresas— y coincidieron que se debe retornar a la antigua interpretación del derecho a huelga —sin abarcar la ocupación o los piquetes en lugares de trabajo—.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)