TRANSPORTE DE CARGA

Gobierno suspendió el “Gran hermano” del transporte de carga; empresarios, sindicato y transportistas dan su visión

Ante la publicación del decreto que suspende de forma temporal el Sistema Integral de Control de Transporte de Carga (Sictrac), actores del sector tienen posiciones encontradas.

El nuevo ministro del MTOP decidió la suspensión del Sictrac de forma “indefinida”. Foto: Archivo El País
El nuevo ministro del MTOP decidió la suspensión del Sictrac de forma “indefinida”. Foto: Archivo El País

La suspensión del Sistema Integral del Transporte de Carga (Sictrac), conocido como el “Gran hermano” del transporte ocasionó posturas encontradas entre el sindicato del sector (Sutcra), las empresas proveedoras del servicio y los transportistas nucleados en la Intergremial de Transporte Profesional de Carga (ITPC).

La medida de suspender el Sictrac, tomada por las nuevas autoridades del Ministerio de Transporte (MTOP), encabezado por Luis Alberto Heber, fue oficializada ayer a través de un decreto con fecha del 1 de abril, en el que se afirma que “resulta actualmente inconveniente implementar de manera integral” el sistema.

La suspensión será de forma “indefinida” hasta que se estudie a fondo el tema, y ya había sido anunciada por Heber al asumir al frente del MTOP. Los argumentos refieren a que el sistema está “mal instrumentado”, según dijo Heber el 5 de marzo en el programa Quién es Quién de Televisión Nacional y Diamante FM, aunque admitió que “busca un buen fin”.

En concreto, el Sictrac -que ya había empezado a ser obligatorio de forma gradual en 2019- consiste en un sistema de monitoreo que informa recorridos, horarios, choferes, mercadería y otros datos de la flota de camiones, con el objetivo de eliminar la informalidad del sector y conocer de primera mano los desafíos del sector.

Desde que se anunció la implementación del Sictrac -en ese entonces liderado por el ex ministro Víctor Rossi- ha habido múltiples polémicas. El mecanismo fue defendido por el sindicato pero recibió críticas por su costo de una parte de los empresarios del sector -la Intergremial del Transporte de Carga (ITPC) respaldó la iniciativa-, derivando luego en denuncias de irregularidades en el proceso de homologación de las firmas proveedoras del sistema -la Justicia concedió un recurso de amparo y lo suspendió provisoriamente, luego se realizaron los cambios hasta que finalmente se implementó.

Reacciones empresariales.

Los empresarios Juan Yaquinta de Segura Satelital y Diego Borda de Punta Tracking, ambos proveedores del sistema de monitoreo, indicaron a El País que la suspensión temporal del Sictrac afecta al negocio dado que las inversiones para adquirir el equipamiento ya fueron hechas.

En el caso de Segura Satelital, ya habían instalado entre 400 y 500 equipos y habían firmado contrato con alrededor de 700 vehículos. “La venta había sido bastante buena, como el gobierno nunca se mostró muy firme con el tema la gente dudaba mucho pero nosotros igual logramos firmar contratos. Había empresas que avanzaron y otras que desde una primera instancia dijeron que no”, explicó Yaquinta.

Por orden judicial se estableció que el "Gran hermano" del transporte siga adelante tras haber estado suspendido por un mes. Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores

Por su parte, Borda indicó que la suspensión del sistema era previsible y dijo estar de acuerdo con la medida. En su caso ya habían armado 250 equipos. “Ahora nos enfrentaremos al problema de qué hacer con estos equipos y con los clientes”, dijo Borda.

Desde la ITPC, el presidente, Mauro Borzacconi, dijo a El País que el Sictrac “no salió porque el sindicato no tuvo la madurez, conocimiento y flexibilidad para manejar un tema tan grueso como este”. Es que según el empresario, el “interés real” del sindicato en las negociaciones por el Sictrac “no era la defensa del trabajador sino el arreglo del pago de la licencia” sindical. “Si lo miro por la parte salarial, creo que el gobierno hizo bien en suspenderlo porque hasta que no se arregle lo salarial, el control del horario no puede estar en juego en el sistema”, dijo Borzacconi pero aclaró que no tener el Sictrac “le hace mal al transporte porque no tiene un orden que le permita proyectar“ al sector.

Desde el Sutcra, el coordinador Marcos Lombardi dijo a El País que ya preveían la suspensión y evaluó la medida como una “mala señal”. Según explicó el dirigente, el sistema “era un beneficio para todos”, para las transportistas porque “eliminaba la competencia desleal entre las que estaban en regla y las que no”, y para los trabajadores que “iban a poder saber el salario que realmente les correspondía cobrar”. No obstante, según datos del Sutcra, solo un 20% del total de la flota había implementado el Sictrac hasta el momento de su suspensión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados