MARÍTIMAS

Grave bajante en río Paraná: frente a Corrientes en seco

Es de tal gravedad que nos han dicho que incluso frente al puerto de Corrientes las boyas -cuya foto publicamos- quedaron en seco y por allí se puede cruzar el río a pie.

Río Paraná

Por estos días se está registrando una gravísima falta de agua en el río Paraná a partir de Iguazú y hasta Confluencia, situación que aparentemente está afectando también bastante más al sur. Es de tal gravedad que nos han dicho que incluso frente al puerto de Corrientes las boyas -cuya foto publicamos- quedaron en seco y por allí se puede cruzar el río a pie. La visitamos un par de veces por foros de la Hidrovía.

Corrientes es una ciudad de Argentina, capital y principal centro social y económico de la provincia homónima. Fundada el 3 de abril de 1588 es la ciudad más antigua del nordeste argentino. Está situada a orillas de un recodo del río Paraná, distante 50 km aguas abajo de la confluencia con el río Paraguay, aproximadamente 1150 km aguas arriba de su desembocadura en el Río de la Plata.

Mientras se adaptan a la operación “en tiempos de pandemia”, la Prefectura (Argentina) remitió un “alerta hidrológico en la Cuenca del Plata” que obligará a extremar las medidas de seguridad en materia de calados de las embarcaciones por la grave bajante de agua que experimenta el sistema.

La bajante se agrega a las complicaciones operativas impuestas al libre flujo de la navegación por la pandemia del COVID-19. Y es en el Paraná, sobre todo, donde la situación es bastante más compleja para el servicio de practicaje.

Entre los traslados terrestres y en lancha, la navegación promedio que hace un Práctico del Paraná ronda las 30 horas. Los prácticos están conectados de manera permanente con el Contrase de Prefectura para analizar la prioridad en la atención de buques, teniendo justamente en cuenta la urgencia de aquellos buques con insumos críticos de importación para enfrentar la crisis sanitaria.

“Estamos ayudando a posicionar a la gente de Prefectura en el Pontón (Recalada), y a enfermeros para el control de temperatura. Y, de acuerdo con la disponibilidad del mercado, ayudamos a proveer de kits de seguridad”, dijo Claudio Tubio, presidente de la Cámara de Actividades de Practicaje y Pilotaje.

“Nos estamos concentrando sobre todo en el apoyo logístico para evitar las demoras en los buques liner”, destacó, tras advertir que extremarán los cuidados en los márgenes de seguridad, de acuerdo con las últimas normas de Prefectura, para que el sistema no enfrente mayores demoras por la bajante.

El práctico

“Estamos trabajando a nuestro riesgo”, reflexionó Tubio, tras lamentar que el practicaje no tenga todo el debido reconocimiento en el país como el que, por ejemplo, brindó la Organización Marítima Internacional (OMI) al destacar su rol “esencial” de facilitador del flujo de las cadenas logísticas mundiales como primeros responsables en la actividad de los buques en los puertos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error