EL EFECTO DEL COVID-19 EN LA ECONOMÍA

Gremiales alertan por situación de pymes sin “espalda financiera”

Las firmas de micro y pequeño porte están siendo las más afectadas por los coletazos del coronavirus, según distintos relevamientos realizados en los últimos días.

Las empresas micro y pequeñas, en su mayoría familiares, suelen pagar sus obligaciones con la caja diaria, que se redujo. Foto: Fernando Ponzetto
Las empresas micro y pequeñas, en su mayoría familiares, suelen pagar sus obligaciones con la caja diaria, que se redujo. Foto: Fernando Ponzetto

Distintos relevamientos empresariales conocidos esta semana mostraron que las firmas de micro y pequeño porte están siendo las más afectadas por los coletazos del coronavirus. Este tipo de emprendimientos, en muchos casos familiares, tienen “poca espalda financiera” -como dijo ayer a El País la asesora económica de la Cámara de Comercio y Servicios, Ana Laura Fernández- y suelen pagar sus obligaciones con el circulante de caja, además de que generalmente no tienen muy desarrollado el canal de venta online.

Un trabajo del Centro de Innovación en Organización Industrial (Cinoi) reveló que el 51% de las empresas con hasta cuatro empleados creen que sufrirán un “alto impacto” en su liquidez por los efectos de la pandemia.

En línea con esta realidad, algunas de las respuestas que recibió la Cámara de Comercio y Servicios -al consultar a los empresarios sobre posibles medidas para paliar la situación- fueron interrumpir el clearing de cheques e intervenir en el plazo de vencimiento de estos, y que los bancos ofrezcan préstamos por sobregiros sin costo (a esta financiación recurren las empresas cuando no pueden hacer frente a un cheque diferido).

En un sentido similar se expresó la Cámara Nacional de la Alimentación, que hizo llegar una carta a ministros de gobierno y legisladores de todos los partidos, pidiendo cierta flexibilización para el pago de tributos y tarifas que permitan dar “aire financiero” a las empresas “para que se pueda realizar el pago de los sueldos y que la cadena de pagos siga fluyendo entre proveedores y clientes”.

En la misiva, se menciona que el objetivo es “defender” a las pymes del sector y advierte que la cadena de pagos ya “está resentida”, que hay “muy poca fluidez de dinero” por el menor consumo, y que es complejo en estas condiciones cubrir “cheques diferidos emitidos en otras circunstancias y previendo un normal funcionamiento”.

Uber de cheques.

MiCheque es una fintech local que surgió con la idea de dar financiación a las Pymes por fuera del sistema financiero -para descontar cheques diferidos y que no paguen tasas excesivas-, y para mitad de 2019 según dio cuenta El País ya había movido más de US$ 15 millones en unas 3.500 transacciones.

En vista de que por el coronavirus se elevó el riesgo de los negocios financieros, y que las empresas necesitan seguir recibiendo financiación, MiCheque comunicó que tomó algunas medidas para mantenerse como una opción segura de inversión. “Elevamos el nivel de exigencia para aceptar solicitudes de descuento. Analizamos constantemente la evolución económica, medidas de gobierno y el impacto en la cadena de pagos de cada uno de los sectores. Aumentamos la tasa en pesos dando competitividad a esta moneda frente al dólar -tasa efectiva mensual (TEM) mínima 1,8%; TEM sugerida 3%-”, informó su fundador Milton Rodríguez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados