Problemas propios y de los vecinos

Una de las gremiales más grandes ve a la economía uruguaya en “zona de riesgo”

Un informe de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, plantea que la economía está en “zona de riesgo” de ingresar en una etapa de estancamiento o caída y cuestiona al gobierno.

Salle:" la decisión es salir a velar por los derechos de los consumidores". Foto. D. Borrelli
Crece el uso del plástico. Foto. D. Borrelli

El "mercado laboral se está resintiendo, absorbiendo de primera mano la desaceleración económica, y trasladándolo a los hogares", además "el ajuste de precios relativos" de Argentina "genera un abaratamiento de su economía frente a la uruguaya, lo cual es esperable que sea sostenido en el tiempo" a eso se suman otras variables macroeconómicas a nivel local, que llevan a "establecer que la economía uruguaya se encuentra en zona de riesgo de entrar en un proceso de estancamiento e incluso caída en los próximos años", señaló el Informe de Coyuntura del Departamento de Estudios Económicos de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS), divulgado ayer.

Según el Indicador Adelantado de Actividad Comercial que elabora esa gremial, "es posible establecer que el sector comercio y servicios cerrará el año bajo una situación de estancamiento, es decir con un nivel de crecimiento cercano a cero, dejando rápidamente atrás el escenario de repunte que evidenció durante 2017".

El informe agregó que "las proyecciones para el año 2019 tampoco son auspiciosas, por el contrario frente al contexto regional y local, es posible establecer una profundización de la contracción en el sector, replicando lo ocurrido en 2016, cuando el sector cayó 2,8%".

La gremial aprovechó para criticar al gobierno. "No quedan dudas que el horizonte de reaceleración del sector comercio y servicios así como de la economía uruguaya en general parece lejano, no solo por el contexto extrarregional y regional, sino también por las moderadas acciones que se perciben por parte de las autoridades de gobierno para de forma contundente revertir los desequilibrios macroeconómicos que han llevado a una profundización de la pérdida de competitividad de las empresas", cuestionó el reporte.

"No solo por la distorsión en los precios relativos que enfrentan, sino también en todos aquellos factores que hacen al costo de las actividades económicas y por lo tanto a sus niveles de rentabilidad: política tributaria, política salarial, regulaciones, infraestructura, educación, innovación", añadió.

La CNCS afirmó que "el sector Comercio fue uno de los grandes afectados" a raíz de "los cambios ocurridos en los usos de medios de pago por parte de los consumidores" tras la aprobación de la ley de Inclusión Financiera.

Al respecto, explicó que "en el primer semestre del año, la variación interanual del crédito mediante tarjetas (tomando la suma del crédito en pesos y dólares corrientes) fue de 13% respecto al mismo período de 2017, y 27% respecto al primer semestre 2016. En cuanto a las tarjetas de débito, el incremento en términos corrientes fue aún superior: el monto de operaciones respecto al mismo semestre del año anterior ascendió a 51%".

"La contracara de la utilización de estos medios de pago, radica en el costo que debe asumir el empresario en materia de aranceles", agregó, aunque resaltó el acuerdo para bajarlos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)