EMPRESAS

Grupo Codere analiza posibles reestructuras en sus negocios de apuestas en Uruguay

La multinacional, encargada en Uruguay de las operaciones de los hipódromos Maroñas y Las Piedras así como del Sofitel Casino Carrasco, evalúa cambios en su estructura de negocios que podrán consistir en una alianza con un socio regional o en la venta de una participación minoritaria del negocio.

Hipódromo de Maroñas. Foto: Darwin Borrelli
Hipódromo de Maroñas. Foto: Darwin Borrelli

La multinacional de entretenimiento española, Codere, anunció que analiza “posibles” cambios en la estructura de sus negocios en Uruguay que pueden implicar tanto la venta de una participación minoritaria de su negocio, como una alianza con un socio regional del rubro casinos.

Así lo informó a El País el CEO de Grupo Codere en Uruguay, Gabriel Gurméndez, quien confirmó que la compañía “mantiene permanentemente conversaciones con potenciales socios”.

En Uruguay, el grupo tiene operaciones a través de 2.252 terminales de juego, seis salas, 26 locales de apuestas, el Hipódromo Nacional de Maroñas, el Hipódromo Las Piedras, así como también el Sofitel Montevideo Casino Carrasco & Spa.

Según publicó el diario español, El Confidencial, Codere habría recibido la oferta del grupo chileno de entretenimientos, Sun Dreams, de venderle “al menos el 50% de sus casinos en Uruguay”, una operación que estaría valuada en más de 150 millones de euros.

Ante estas versiones de prensa, la multinacional Codere -que cotiza en la Bolsa de Madrid- envió un comunicado que fue publicado ayer por el Banco Central (BCU), en el que confirma el “hecho relevante” de que la compañía analiza “posibles estructuras” en los negocios de Uruguay.

Según explicó Gurméndez en base al comunicado de la empresa, las “posibles estructuras” que analiza Codere para los negocios en Uruguay podrían incluir una join venture (un tipo de alianza comercial) o la venta de un paquete cuya participación “no será mayoritaria”, según afirmó el CEO de la compañía.

El comunicado advirtió que aún “no se ha formalizado acuerdo alguno del que puedan darse detalles al mercado”. Sin embargo, Gurméndez indicó que en el comunicado “se están diciendo cosas bastante claras respecto a que hay conversaciones que buscan y procuran desarrollar la compañía”.

Conforme a lo informado por El Confidencial, la compañía -que obtuvo ingresos en 2018 por 79,1 millones de euros- ya había recibido una oferta no vinculante de la firma chilena que estaría dispuesta a pagar cerca de ocho veces el beneficio bruto de explotación de su filial en Uruguay.

Según el medio español, el grupo chileno encargó a la consultora PwC la revisión de las cuentas de Codere en Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados