El combo de los mercados

La "guerra interna" de EE.UU., el "contagio turco" y el dólar

Las discrepancias entre Donald Trump y la Fed se profundizaron ayer.

Evolución del Dólar

El enfrentamiento por las tasas de interés (lo que determina en buena parte que el dólar se siga fortaleciendo o no) volvió a quedar de manifiesto ayer, cuando el presidente de la Reserva Federal (Fed, el banco central) de Estados Unidos Jerome Powell hizo caso omiso al "pedido" del presidente de ese país, Donald Trump.

Mientras, ayer el dólar siguió en máximos de dos años en Uruguay, en Argentina marcó otro récord histórico y en Brasil se calmó. Esos dos mercados turbulentos son los que impulsan al billete verde a nivel local.

Pero, en los últimos 12 meses, la suba ha sido mucho más leve en el mercado local que en los de sus vecinos.

Es que además de los problemas propios (Argentina con un cóctel de alto déficit fiscal y de cuenta corriente más elevada inflación y Brasil con déficit fiscal alto y gran incertidumbre por las elecciones), al mercado de cambios de los vecinos les han pegado fuerte las turbulencias globales.

La última tormenta financiera de impacto fue la crisis turca. Según un informe de la calificadora de riesgo Moodys —al que accedió El País—, Uruguay es de los países con menor contagio por Turquía.

El enfrentamiento.

El lunes, Trump sacudió los mercados con sus declaraciones en una entrevista con la agencia Reuters. Allí dijo que no estaba "entusiasmado" con la suba de tasas de interés de la Fed (que tiene como consecuencia el fortalecimiento del dólar) y que como China y la Unión Europea "manipulan" sus monedas, "durante este período de tiempo la Fed me debería dar algo de ayuda" manteniendo las tasas bajas.

Ayer, sin responder directamente, Powell afirmó que las alzas continuas de las tasas de interés de la Fed son la mejor forma de proteger la recuperación económica de Estados Unidos y mantener el crecimiento del empleo lo más fuerte posible, con una inflación bajo control.

Powell utilizó un simposio anual de estudios económicos en la localidad de Jackson Hole para "explicar hoy por qué mis colegas y yo pensamos que este proceso gradual (...) sigue siendo apropiado".

"La economía está fuerte. La inflación está cerca de nuestro objetivo de 2 por ciento y la mayoría de las personas que desea un empleo lo encuentra (...) si continúa el fuerte crecimiento de los ingresos y el empleo, probablemente serán apropiados incrementos graduales adicionales", explicó.

El índice dólar —que compara al billete verde con una canasta de seis monedas relevantes— tocó un mínimo de sesión luego de las declaraciones de Powell y luego cerró con una baja de un 0,64% a 95,145.

Algunos actores del mercado interpretaron los comentarios de Powell sobre inflación como una señal de que la Fed no necesitaría llevar las tasas más allá del nivel que el banco central percibe como neutral, donde los fondos federales alcanzan un equilibrio que no estimula ni frena el crecimiento. La más reciente evaluación de las autoridades monetarias sobre esa tasa fue de alrededor de un 2,9%, mientras que el nivel actual es de entre 1,75% y 2%.

En el mercado uruguayo, el dólar interbancario se negoció ayer en $ 31,91 con apenas un incremento de 0,02% y como consecuencia alcanzó un nuevo máximo desde el 27 de abril de 2016, instancia en la que cotizó en $ 31,977. Así, subió por tercera semana consecutiva.

En Brasil, principal mercado de referencia en materia cambiaria, el dólar cortó ayer la racha de siete sesiones consecutivas al alza la negociarse en 4,1036 reales con una caída de 0,47%. En Argentina subió 1,9% a un récord de 30,90 pesos argentinos.

Contagio turco.

El último problema de los mercados emergentes, ocurrió hace algunas semanas con la mini-crisis turca que se ha traducido para los emergentes (como Argentina, Brasil, India, Sudáfrica y otros) en una pérdida de valor de sus monedas frente al dólar y en una suba del riesgo país.

La "caída en la moneda, bonos y acciones de Turquía en medio de las preocupaciones de los inversores sobre la estabilidad económica, fiscal y externa del país, ha provocado renovadas ventas en los activos y un foco en las vulnerabilidades de otros países emergentes", señaló la calificadora de riesgo Moodys.

Según la agencia "Argentina y en menor medida Rusia, Brasil y Sudáfrica han visto sus monedas depreciarse más frente al dólar en lo que va de año, mientras que Zambia, Argentina, Ecuador, Gabón y Senegal han experimentado la ampliación más pronunciada en las primas de riesgo" por el contagio turco.

En lo que va del año, el dólar en Argentina subió 65,9% y en Brasil 23,8%. El riesgo país aumentó en 400 puntos básicos en Argentina en 2018.

"Durante el mes pasado, Argentina, Rusia y Sudáfrica han experimentado la mayor depreciación de la moneda, mientras que las primas de riesgo de Zambia y Argentina han aumentado más", agregó.

Moodys mostró que Uruguay es el único de los emergentes en los que el dólar bajó el mes pasado y es donde menos sube en lo que va del año (10,9%) por detrás de Nueva Zelanda.

Mientras que el riesgo país apenas subió 32 puntos básicos en Uruguay en lo que va del año, siendo el país con menor aumento de su prima de riesgo. 

En la semana subió 1,03%

En la semana —es decir al comparar la cotización de ayer con la del viernes previo— el dólar en Uruguay subió 1,03%, siendo la tercera semana consecutiva en ascenso. La divisa acumula en lo que va de agosto un aumento de 4,44% y de 10,94% en lo que va del año. Durante la jornada, la divisa estadounidense se movió entre $ 31,87 y $ 31,98 en las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores, para cerrar en $ 31,89. Al público en las pizarras del Banco República la moneda estadounidense bajó ayer ocho centésimos tanto a la compra como a la venta al cerrar en $ 31,20 y en $ 32,60 respectivamente. En los últimos 12 meses (gráfico), el dólar en Uruguay aumentó 10,86%, pero en Brasil lo hizo 30,38% y en Argentina 79,89%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º