MERCADO LABORAL

Hay 95.000 empleos más que hace un año, pero todavía se está lejos del nivel pre-COVID, ¿qué pasa?

En abril respecto a marzo, prácticamente se mantuvo el porcentaje de personas en edad de trabajar que busca empleo (oferta laboral) y que está ocupada (demanda laboral).

La construcción fue de los primeros sectores en reactivarse (junto al agro que no se detuvo) tras el paráte de actividad de abril de 2020. Foto: Fernando Ponzetto
La construcción fue de los primeros sectores en reactivarse (junto al agro que no se detuvo) tras el paráte de actividad de abril de 2020. Foto: Fernando Ponzetto

El mercado laboral se mantuvo prácticamente estable (con variaciones poco significativas) en abril respecto al mes previo, aunque con mayor porcentaje de ocupados ausentes (por licencias, seguros de paro y cuarentenas). En tanto, en la comparación interanual (es decir frente a abril de 2020) hubo un fuerte aumento de la tasa de empleo. Es que en abril de 2020 fue el mes más impactado por medidas para contener la pandemia del COVID-19 con shoppings y comercios cerrados, la construcción con una licencia especial, clases presenciales suspendidas, hoteles cerrados, etc.

Pese a que la comparación interanual (abril 2020-abril 2021) muestra que se crearon casi 95.000 puestos de trabajo, todavía el mercado laboral no alcanza los niveles pre COVID-19.

Según los datos informados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de empleo -porcentaje de personas empleadas en relación a la Población en Edad de Trabajar (PET)- fue de 55%, cuando en marzo había sido de 54,9%. En cambio, en abril de 2020 la tasa de empleo era de 52,1%, por lo que esos 2,9 puntos porcentuales más, implican que había 94.673 puestos de trabajo más que hace un año, según cálculos de El País. Respecto a marzo son 6.532 más empleos más.

No obstante, al ajustar por estacionalidad y datos irregulares, en abril se crearon algo más de 4.036 empleos en relación al mes anterior, según el análisis de la consultora CPA Ferrere. “Este fue el menor aumento del empleo desde que comenzó su recuperación tras caída de marzo de 2020, consolidando la desaceleración observada recientemente”, afirmó.

“De este modo, en abril de este año hubo unos 35.000 ocupados menos en relación a febrero del año pasado, antes de la irrupción de la pandemia de COVID-19 en Uruguay. En línea con esto, se reafirma la idea de que la recuperación se viene procesando de forma lenta”, señaló CPA Ferrere.

La consultora Grant Thornton comparó los datos de abril con los de dos años antes. “En comparación con abril 2019, la caída en el número total de ocupados alcanza los 26.000”, indicó.

En ese sentido, el Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) explicó en su Monitor Mensual del Mercado Laboral que “los datos de abril muestran variaciones muy pequeñas o nulas en la comparación mensual de los indicadores del mercado de trabajo, y todavía se observa en los datos el fuerte impacto de la pandemia del coronavirus”.

“Las proyecciones de Cinve indican una paulatina recuperación de la tasa de empleo, aunque que a principios del segundo trimestre del 2022 el mercado laboral todavía no registrará los niveles de empleo previos a la pandemia”, estimó.

Construcción: fue el único sector que creció en todo 2020. Foto: Fernando Ponzetto
Construcción. Foto: Fernando Ponzetto

Otro de los indicadores del mercado laboral, es la tasa de actividad -porcentaje de personas que están empleadas o buscan trabajo, es decir están “activas”, en relación a la PET- que en abril fue de 60,9%, apenas por encima del 60,8% de marzo y poco más de 3 puntos porcentuales por encima de abril de 2020 (había sido de 57,7%).

La oferta (tasa de actividad) y la demanda (tasa de empleo) dan como resultado la tasa de desocupación, es decir, que porcentaje de la Población Económicamente Activa (PEA, aquellos que están empleados o buscan) no tiene trabajo.

En abril la tasa de desempleo era de 9,7%, mismo guarismo que en marzo y levemente por encima de abril de 2020 (había sido 9,4% por el efecto que produjo las medidas para contener el COVID en la búsqueda de empleo).

Así, en abril había 172.041 desocupados, esto es 10.150 más que en igual mes del año pasado.

Por regiones, la tasa de desempleo en Montevideo alcanzaba al 9,8% de la PEA en abril y en el Interior al 9,6%. Eso implicó un aumento de 0,6 puntos porcentuales en Montevideo respecto a abril de 2020 y una baja de 0,4 puntos porcentuales en el Interior en la misma comparación.

Búsqueda de trabajo en El Gallito Luis. Foto: Estefanía Leal
Búsqueda de trabajo en El Gallito Luis. Foto: Estefanía Leal

Además de estos tres datos, el INE comenzó a medir otros desde el comienzo de la pandemia en Uruguay. Uno de ellos es el de ocupados ausentes (empleados que no están trabajando pero mantienen vínculo con su puesto de trabajo). En abril “aumentó el número de ocupados ausentes, debido al incremento de las cuarentenas por COVID-19 y por mayor número de empleados en seguro de paro”, señaló CPA Ferrere.

Del total de empleados en abril, 10,4% estaba “ausente” de su puesto de trabajo, cuando en marzo eran 8%, pero en abril de 2020 eran el 23,7%. El mes de menor porcentaje de ocupados ausentes fue noviembre de 2020 con 5,6%.

El gerente del Área de Consultoría Económica en Grant Thornton, Nicolás Cichevski analizó que “a pesar de que la tasa de empleo no mostró cambios significativos frente a marzo, en abril, el impacto de la pandemia incrementó la proporción de trabajadores ausentes en seguro o cuarentena, que pasaron de 44.000 (en marzo) a 60.000 (en abril), niveles similares a los de julio de 2020”.

El Cinve expresó que “dentro de los motivos de la ausencia, el más frecuente fue la licencia (40,1% de los ausentes en abril), seguido por poco trabajo o mal tiempo (21,3%), suspensión o cuarentena por COVID-19 (20,2%), seguro de paro o desempleo (16,4%), huelga, suspensión o despido (1,7%) y cuidados (0,3%)”.

“La incidencia del teletrabajo entre los ocupados fue de 18,8% para abril de 2021. “Un incremento en la comparación mensual de 4 puntos porcentuales”, finalizó.

Informalidad laboral en 21%

El Cinve indicó que “la tasa de informalidad reportada por el INE para abril de 2021 fue de 20,7% (del total de empleados). De dicho total, el 29,9% también se declaró subempleado, es decir, señaló haber trabajado menos de 40 horas semanales a pesar de su deseo y disponibilidad para trabajar más horas”. Agregó que la tasa de informalidad se redujo 0,8 puntos en términos interanuales y 1,1 puntos en la comparación frente a marzo pasado. “En la medida en que la tasa de informalidad reporta la cantidad de informales en relación al total de empleados, la fuerte disminución de la informalidad desde el comienzo de la pandemia se explica por un efecto asimétrico de la misma, con mayor impacto sobre el empleo informal”, explicó el Cinve.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados