Olivier Blanchard deja el cargo de director de Investigaciones del organismo

Se va el hombre que cambió la forma de ver las crisis en el FMI

Asumió su cargo de director del Departamento de Investigación del Fondo Monetario Internacional (FMI) el 1° de septiembre de 2008, dos semanas antes de la caída del banco de inversión Lehman Brothers que presupuso el estallido de la crisis mundial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Demostró que la austeridad fiscal puede causar más daño del que se creía. Foto: AFP

Cuando lo peor de la crisis ya pasó, aunque quedan algunos coletazos, Olivier Blanchard, anunció que dejará de ser el director del Departamento de Investigación y consejero del FMI el próximo 30 de septiembre.

Blanchard, un economista francés, ayudó a dirigir el debate económico sobre las causas y consecuencias de la crisis, y sobre cómo los gobiernos deben responder a ella. De hecho, fue responsable de muchos de los cambios de política del FMI en los últimos años en respuesta a lecciones aprendidas en la crisis global.

Según la revista británica The Economist "mientras que el FMI fue ampliamente visto como el policía malo en las negociaciones de las crisis de deuda de la década de 1990, el Fondo (a cargo) de la era Blanchard desarrolló una reputación como el del toque suave entre los integrantes del triunvirato de acreedores de la zona euro".

También la publicación destacó que "Blanchard, a menudo en colaboración con Daniel Leigh, otro economista del Fondo, ayudó a proporcionar la base intelectual de un enfoque más matizado de las crisis los países". Ambos reestudiaron el "multiplicador fiscal", esto es "el grado en que los cambios en los déficit presupuestarios del gobierno tienen efectos en cadena sobre el resto de la economía".

Así, "examinaron las economías avanzadas y mostraron que los multiplicadores fiscales son sustancialmente más altos que se suponía. Estudios anteriores del FMI habían asumido multiplicadores de más o menos 0,5. En otras palabras, cortando el déficit del gobierno en US$ 1 solamente reduciría el PIB en US$ 0,50. Por el contrario, Blanchard y Leigh encontraron que los multiplicadores reales en los primeros años de la crisis eran sustancialmente por encima de 1. Eso significaba que la reducción de los gastos del gobierno hacía más daño de lo que se pensaba", añadió.

En 2012 el FMI admitió que los programas de austeridad que promovió causaron más daños económicos a lo previsto durante el momento más álgido de la crisis.

También el organismo dejó de lado su visión contraria a la implementación de medidas de control a los capitales, admitiendo que podían usarse siempre y cuando fueran limitados en el tiempo. A ellos debieron recurrir varios países emergentes (entre los cuales estaba Uruguay) debido a la fuerte entrada de dólares que hizo apreciar las monedas locales.

Blanchard "también cuestionó el enfoque de la política macroeconómica moderna en la búsqueda de una inflación muy baja. En 2010 sugirió que los bancos centrales deberían quizás aspirar a una inflación del 4%, en lugar de la meta convencional de alrededor del 2% que utiliza el Banco de Inglaterra, el Banco Central Europeo y la Reserva Federal", recordó The Economist.

Blanchard hizo la mayor parte de su carrera en Estados Unidos. Después de obtener su doctorado en economía en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en 1977, fue profesor en la Universidad de Harvard por unos pocos años antes de regresar al MIT en 1982. Se convirtió en presidente del Departamento de Economía del MIT en 1998, cargo que ocupó hasta 2003. [EN BASE A REUTERS]

“Estuvo a la vanguardia de la respuesta del Fondo”.

“Como uno de los principales macroeconomistas del mundo, Olivier ha estado en la vanguardia de la respuesta del Fondo a la crisis financiera mundial, estimulando un replanteamiento fundamental de la política macroeconómica que todavía está reverberando en los círculos académicos y políticos”, dijo la directora gerente del FMI, Christine Lagarde al referirse a la salida de Blanchard.

El economista, que ocupará un nuevo cargo como miembro senior del Peterson Institute for International Economics, creó la serie de conferencias “Repensando la Política Macro” que atrajo a destacados premios Nobel. “He valorado enormemente el liderazgo intelectual de Olivier, su sabio consejo, amistad y lealtad durante los últimos cuatro años. Como todos en el FMI, lo voy a extrañar”, dijo Lagarde.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)