Medición

Hubo leve baja del déficit en 12 meses a noviembre

Por mejora en ingresos del gobierno bajó a 2,7% del PIB.

El órgano desconcentrado del MEF toma el caso aquí. Foto: D. Borrelli
Foto: Darwin Borrelli

El déficit fiscal bajó levemente en los 12 meses cerrados a noviembre. En la medición contable -con efecto cincuentones- pasó de 2,9% del Producto Bruto Interno (PIB) a 2,7% del PIB (unos US$ 1.624 millones). En cambio si se excluye el efecto cincuentones (que ahora juega a favor, pero se volverá en contra en unos cinco años), el déficit fiscal pasó de 3,9% del PIB en los 12 meses a octubre a 3,8% del PIB (US$ 2.286 millones) en los 12 meses cerrados a noviembre.

La ley Nº 19.590 permite a los denominados “cincuentones” desafiliarse de las AFAP y quedarse exclusivamente en el Banco de Previsión Social (BPS). Los “cincuentones” son trabajadores que eran menores de 40 años cuando en 1996 comenzó el sistema mixto y se vieron obligados a afiliarse (por su nivel salarial) a una AFAP, pero al momento de jubilarse algunos se ven perjudicados en su pasividad.

Al momento que dejan las AFAP, el dinero acumulado en ellas pasa al Fideicomiso de la Seguridad Social. Es decir, contablemente (así lo marcan los manuales del Fondo Monetario Internacional) es un ingreso a las arcas del Estado.

Pero, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) comentó a FMI que al cabo de cinco años, esta operación debilitará las finanzas públicas en la medida en que el gasto previsional adicional (generado por los cincuentones cuando se jubilen) superará los mayores ingresos que se dan actualmente.

El gobierno estima que el costo total de esta operación sería del orden de 4% del PIB (en valor presente neto calculado sobre los próximos 30 años). Por lo que el déficit de 2,7% del PIB es el contable actualmente, pero es un “espejismo” si se piensa a futuro.

Según el MEF, actualmente el efecto cincuentones es de 1,1% del PIB (US$ 662 millones). Por lo que sin ese efecto, el déficit se ubica en el 3,8% del PIB. En cualquier caso, la leve mejora del déficit fiscal se dio porque “los ingresos del sector público no financiero se ubicaron en 31,2% del PIB, aumentando 0,2% del PIB respecto al mes anterior. Este incremento estuvo asociado a una mayor recaudación de la Dirección General Impositiva (DGI) y de los ingresos asociados al comercio exterior”, explicó el MEF en un escueto comunicado.

Los ingresos del BPS “tuvieron una leve caída que fue compensada por el ingreso de los fondos asociados al Fideicomiso de la Seguridad Social”, agregó.

Del lado del gasto, “los egresos primarios del sector público no financiero se mantuvieron prácticamente estables en términos del PIB”, indicó el MEF sin dar detalles al igual que el mes pasado.

En la información previa estaban en 30,4% del PIB. Por último, el pago de intereses de deuda se mantuvo estable en 3,5% del PIB lo que implica que el déficit primario (antes del pago de intereses) fue de 0,3% del Producto (US$ 180 millones) sin el efecto cincuentones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)