ENCUESTA

¿Cuál es el impacto del COVID-19 en las empresas en Uruguay y qué cambios hicieron?

El Instituto de Competividad de la Universidad Católica analizó los impactos de la pandemiad en el sistema productivo uruguayo, a través de una encuesta a empresas de distinto tamaño y edad.

Oficina en pandemia, trabajadores con tapabocas. Foto: Shutterstock.
El 58% de las empresas realizó pequeñas adaptaciones a su modelo de negocios por el COVID-19 Foto: Shutterstock.

La aparición del COVID-19 a nivel mundial y la posterior pandemia, han tenido efectos notorios en los sistemas productivos a nivel global. En Uruguay, específicamente, la llegada del virus se dio en marzo de 2020 y provocó el impulso de medidas por parte del gobierno consecuentes a ese hecho, buscando controlar el esparcimiento del COVID-19 y mitigar los efectos económicos surgidos de la crisis sanitaria. Estos cambios en el contexto, que se fueron produciendo a lo largo de 2020 y 2021, han tenido impacto en la economía local y puntualmente en las empresas del medio”, señala la “Encuesta a empresas 2021 - Efectos COVID”, realizada por el Instituto de Competitividad de la Universidad Católica (UCU).

¿Qué impacto sufrieron las empresas en Uruguay? ¿Realizaron cambios ante el COVID-19? ¿Cómo evaluaron las medidas del gobierno?

El Instituto de Competitividad de la UCU realizó una encuesta a 109 empresas uruguayas (de distintos tamaños y edades) entre los días 23 de abril y 18 de mayo pasados.

El informe que presenta los resultados, señaló que “el 62% de las empresas afirman haber estado impactadas por el COVID-19, aunque de ellas, el 30% menciona que el impacto fue positivo”.

“Al analizar el impacto en relación con el tamaño de las empresas, pudo verse que las empresas medianas fueron las que manifestaron, por un lado, haber tenido menos impacto y, por otro, haber tenido más impactos positivos”, agregó.

“Resulta bastante razonable que una empresa mediana tenga, al mismo tiempo, la suficiente solidez respecto a una empresa pequeña y la suficiente agilidad respecto a una empresa más grande, como para adaptarse a los cambios en el contexto de manera que los fuertes impactos externos puedan o bien pasar desapercibidos o bien capitalizarse en oportunidades”, explicó el informe.

A su vez, al comparar ese resultados con la edad de las empresas, aquellas que manifestaron haber tenido impacto COVID, las que mayor efecto positivo a negativo tuvieron fueron aquellas de mayor edad (empresas de mediana edad y empresas establecidas).

“El área en el que mayor impacto tuvo el COVID-19, según las respuestas de las empresas, fue en las ventas. El 60% de las empresas indicó que tuvo un impacto en sus ventas; de ellas, el 73% indicó que el impacto fue negativo, mientras que el 27% fue positivo. Resulta interesante comprobar que, en relación al total de la muestra, un 17% de las empresas logró aumentar sus ventas en este período”, indicó el informe.

Locales comerciales cerrados en 18 de Julio. Foto: Fernando Ponzetto (Archivo)
Locales comerciales cerrados en 18 de Julio. Foto: Fernando Ponzetto (Archivo)

“Las otras áreas de impacto que fueron consultadas específicamente (costos y medidas sanitarias impuestas por el gobierno) no representaron, en comparación con las ventas, una zona de gran impacto”, añadió el instituto.

Cambios por el COVID-19.

Con respecto a los cambios que implementaron las empresas a partir del nuevo contexto, el 27% de ellas no realizó ningún cambio, el 58% realizó pequeñas adaptaciones a su modelo de negocios y el 15% restante realizó cambios radicales.

“Cruzando la respuesta sobre los cambios con el impacto del COVID-19 puede observarse que la mayoría de las empresas que no implementaron ningún cambio, no se vieron impactadas por la pandemia. Sin embargo, es interesante notar que sí existieron empresas (5%) que habiendo experimentado un impacto negativo no introdujeron ningún cambio y empresas (6%) que habiendo tenido impactos positivos tampoco lo hicieron. En todos los casos de impacto, las pequeñas adaptaciones son las que más fueron implementadas por las empresas. En lo que respecta a los cambios radicales las que más los hicieron fueron aquellas afectadas por un impacto negativo”, afirmó el Instituto de Competitividad.

“En cuanto a los tipos de cambios específicos, 68 empresas proporcionaron ejemplos de los cambios implementados. La gran mayoría de ellas (60%) mencionó como gran cambio la forma de trabajo, señalando específicamente el teletrabajo y la incorporación de la virtualidad en reuniones tanto con clientes como con colaboradores. La presencia de la tecnología y la digitalización es una constante en los cambios introducidos por las empresas en este tiempo de pandemia, ya que, además de modificar la forma de trabajo, permearon en los canales de venta de las empresas y en la comunicación con los clientes”, agregó.

“Otro de los cambios más mencionados tiene que ver con la incorporación de un mayor detalle y cuidado en la gestión, con más participación de directores en la operación diaria, la revisión exhaustiva de costos, eliminación de gastos no relevantes, tercerización de actividades no claves de la empresa, etc.”, expresó el informe.

“En este sentido, muchos de los ‘cambios’ que se provocaron en las empresas, puede decirse que ayudaron a una gestión más eficiente y en el ahorro de costos, que representa, por un lado, una respuesta lógica al enfrentar un contexto incierto y desfavorable pero, por otro, pone de relieve algunos efectos positivos de los momentos de crisis, que generan en las empresas búsquedas en el aumento de productividad, eficiencia e, inclusive, incentivos a la innovación”, concluyó.

Evaluación de las medidas del gobierno

“Consultadas las empresas sobre los apoyos dados por el gobierno para mitigar los efectos de la pandemia, el 33% de ellas contestaron que fueron suficientes, logrando cubrir todas las necesidades del sector. Por otra parte, el 36% de las empresas manifestaron que el apoyo logró cubrir áreas clave, pero no fue suficiente, y el 19% de las empresas manifestaron que no fue suficiente el apoyo, no llegando a cubrir áreas clave”, indicó el informe. En el otro extremo, el 12% de las empresas manifestaron que aún cuando el sector fue afectado gravemente, las medidas del gobierno fueron inexistentes”, añadió. Sobre el poyo recibido, “una amplia mayoría de las empresas mencionó la flexibilidad en los seguros de paro”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados