NOTICIAS

Imputan a expresidente del banco estatal argentino por un préstamo irregular

Javier González Fraga fue titular de la institución estatal durante el Gobierno de Macri; la acusación se respalda en un informe del actual director del Banco Nación.

Javier González Praga, expresidente del Banco Nación de Argentina. Foto: La Nación / GDA
Javier González Fraga, expresidente del Banco Nación de Argentina. Foto: La Nación / GDA

La Justicia argentina imputó al expresidente del estatal Banco Nación de Argentina (BNA) Javier González Fraga por supuestamente conceder un préstamo "irregular" a la exportadora agroindustrial Vicentín, que entró en concurso preventivo de acreedores, informaron este viernes fuentes judiciales a Efe.

El fiscal Gerardo Pollicita, que también imputó a dos responsables de la firma Vicentín, Alberto Padoan y Gustavo Nardelli, denunció una posible "maniobra por la cual se habría perjudicado al Estado Nacional", al acumular la empresa una deuda de 18.500 millones de pesos (US$ 292,5 millones) con el ente bancario que actualmente es de "cobro incierto".

Según se explica en el dictamen al que tuvo acceso Efe, la acusación se respalda en un informe elaborado por el actual director del Banco Nación, Claudio Lozano, que expuso que el proceso de endeudamiento "superó los límites a los que podía acceder la firma en función de lo establecido por la normativa del Ente Regulador para las Grandes Empresas".

González Fraga fue titular de la institución estatal durante el Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019) y en el documento judicial se recoge que el trato que recibió la compañía "habría sido posible gracias a los vínculos de la empresa con funcionarios del anterior Gobierno nacional y del Banco Nación".

Asimismo, el informe del que se hizo eco el fiscal apuntó a los "aportes proselitistas" de Vicentín, una de las mayores exportadoras del sector agroindustrial del país, a favor de la coalición macrista Juntos por el Cambio.

La empresa llevaba desde el año pasado tratando de reestructurar sus deudas, ya que se encontraba en una situación de "estrés financiero" por el impacto de la crisis económica y el incremento permanente de los costes en Argentina.

La directiva de Vicentín manifestó en un comunicado que la prioridad de la empresa es "defender sus fuentes de trabajo, rehabilitar su operatoria industrial y comercial y concretar una restructuración de sus pasivos en condiciones y términos que sean mutuamente fructíferos para acreedores y para la empresa".

En este sentido, la empresa destacó que ya había comenzado el diálogo con el estatal Banco Nación, uno de sus principales acreedores, y el resto de entidades oficiales y financieras de las que esperan recibir apoyo para "implantar un plan de negocios sustentable".

El fiscal de la causa solicitó al tribunal que reciba el testimonio del director del BNA, Claudio Lozano, y de su presidente, Eduardo Hecker.

Asimismo, requirió al ente el envío de una serie de documentos para investigar la composición de la deuda de Vicentín con el banco y la normativa de la institución estatal respecto a la concesión de préstamos.

Pollicita también solicitó a la Cámara Nacional Electoral que informe de si alguna de las firmas que componen el grupo empresarial realizó aportes a partidos políticos entre 2015 y 2019.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error