quiere vender a US$ 5.000 la tonelada y llegar a 500.000 al año

INAC plantea desafío de exportar más carne a mayor valor

La producción e industrialización de carne tiene "grandes oportunidades" para crecer, más allá de algunas amenazas coyunturales que muestra el mercado mundial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Federico Stanham, presidente de INAC. Foto: Marcelo Bonjour

Con esa visión, el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham, recordó que Uruguay cuenta con el stock bovino más grande de la historia (12 millones de cabezas), donde en los últimos años creció acercándose al millón de cabezas.

En base a ese crecimiento, en las cualidades de las carnes uruguayas —producidas a cielo abierto y sin hormonas— y en una industria frigorífica sólida, donde "Uruguay es atractivo como productor de carne para cualquier empresa que quiera ingresar en el sector", Stanham entiende que no es descabellado pensar en exportar cerca de 500.000 toneladas de carne bovina al año (peso carcasa).

En el marco de su disertación en la conferencia de apertura de la Expo Melilla 2015, cuyo título fue "Los desafíos del agro uruguayo en el mundo que se viene", organizada por El País, ARU y Radio Carve, Stanham reconoció que "no deberían existir bajas pronunciadas al eje de precios de los US$ 4.000 por tonelada exportada" que recibe hoy Uruguay.

Manejó el concepto de 4x4, explicando que el sector cárnico uruguayo recibe US$ 4.000 por tonelada vacuna, exportando un volumen cercano a las 400.000 toneladas peso carcasa, con un aporte de US$ 1.600 millones anuales. Planteó una proyección de faena cercana a 2,4 millones de bovinos anuales para 2015 y 2016 (hasta ahora la faena está en 2,1 millones de bovinos anuales).

Pero el gran desafío que manejó fue llegar al 5x5: exportar cerca de 500.000 toneladas de carne bovina y lograr precios en el entorno a los US$ 5.000 por tonelada. "No hay ninguna gran cosa para hacer para poder dar este salto, es la combinación de varias alternativas", dijo.

Mejorar los aranceles.

"La diferencia está en la forma de acceder a los mercados" y como deber está el mejorar los aranceles de inserción. "Nuestros principales competidores tienen condiciones de acceso mejores que las nuestras en los principales mercados", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)