FINANZAS

La incertidumbre lleva al riesgo país de Argentina a un pico máximo

El referente elaborado por el banco JP.Morgan trepó a los 1.504 puntos básicos, contra el máximo previo de 1.503 del 30 de octubre y del inicio en 1.083 puntos del 10 de septiembre.

Buenos Aires
Buenos Aires. Foto; Archivo

El riesgo país de Argentina llegó ayer a su pico histórico desde los nuevos niveles tras la reestructuración de su deuda en 2020, ante una persiste venta de títulos públicos por la incertidumbre reinante entre los inversores institucionales sobre el futuro de su economía, dijeron operadores.

El referente elaborado por el banco JP.Morgan trepó a los 1.504 puntos básicos, contra el máximo previo de 1.503 del 30 de octubre y del inicio en 1.083 puntos del 10 de septiembre, cuando se modificó por el canje de deuda realizado por Argentina.

“La volatilidad se mantiene en el mercado local, donde el panorama no se modifica. La paciencia de los inversores es poca y los precios de los bonos soberanos en dólares no logran hacer piso, con paridades que continúan por debajo del 40%”, reportó la consultora Portfolio Personal Inversiones (PPI).

Acotó que “hay muchos temas a despejar en torno a la recuperación económica, la inflación y otros temas. Todo, sin perder de vista que estamos en un año electoral (...) además, que los inversores en riesgo argentino han sido castigados desde hace tiempo, con lo que recuperar la confianza no será inmediato”.

Los operadores explicaron que persisten las dudas sobre el futuro de la economía doméstica, en medio de la pandemia de coronavirus, una alta inflación, congelamiento de tarifas y negociaciones con el FMI por un plan de facilidades extendidas.

Los bonos extrabursátiles del país sudamericano profundizaron su caída a un 0,6% promedio, pese a rentabilidades en el orden del 17% al 19% en dólares, siendo de los activos más baratos del mundo de acuerdo a datos de analistas privados.

“El malhumor del norte (plaza estadounidense), como es habitual, presiona a los activos domésticos dado que no tienen más remedio que acompañar las ventas desde (mercados) emergentes, toda vez que dicho apetito viene siendo el principal ‘driver’ (conductor) ante la ausencia de señales locales amigables”, explicó Gustavo Ber, titular de la consultora Estudio Ber.

El índice bursátil S&P Merval bajó un 3,38%, a 49.268,42 unidades como cierre provisorio en línea a la caída de la plaza brasileña, con las acciones del Grupo Supervielle que perdieron un 11% y las de Petrobras que se derrumbaron el 21,1%. Los mercados brasileños se hundían luego de que el presidente Jair Bolsonaro tomó medidas para destituir al presidente ejecutivo de Petrobras. (Reuters)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados