CRISIS

La industria automotriz argentina está con las ruedas desinfladas

La última estadística de la cámara de concesionarios revela que las ventas se desplomaron 54,5% interanual en marzo y cayeron 49,5% el primer trimestre.

automotora
Foto: archivo El País.

Vender un auto en Argentina es más difícil que fabricarlo. Los vendedores de una concesionaria en Buenos Aires toman café o exploran sus celulares para matar el tiempo hasta que entra un cliente y lo reciben como si fuera papá Noel.

La última estadística de la cámara de concesionarios revela que las ventas se desplomaron 54,5% interanual en marzo y cayeron 49,5% el primer trimestre. "Cada uno de nosotros vendíamos entre 25 y 30 vehículos por mes. Ahora si llegamos a 10 es una fiesta", dice Matías Conde, dentro del negocio de una marca francesa.

La crisis se refleja en la producción. La industria automotriz es la más castigada por la recesión desde hace un año. Solo se usa un 15,7% de capacidad instalada, lo más bajo desde 2003, según el Indec. "Unos 7.000 de los casi 25.000 operarios de la industria están suspendidos” (cobran 70% del sueldo), revela un delegado del Sindicato de Mecánicos.

La clase media está contra las cuerdas de la recesión. "Cada día cierran 25 compañías pequeñas y medianas", indica el dirigente empresario del sector Pyme Eduardo Fernández. Junto con los profesionales, son clientes históricos de vehículos y están en retirada.

¿Qué pasaría ante una reactivación? "Se retrae la producción local y se elige la importación", como hizo la fábrica de motos Corven (en Rosario), dice el experto Hernán Letcher, del Centro de Economía Política. El peso de los importados es de hecho muy fuerte, pues representa el 69% de los vehículos patentados, según la cámara, porque el mercado está articulado en escala con Brasil en el Mercosur.

En 2011 se alcanzó el récord histórico de 828.771 unidades producidas, pero la economía se hunde en 2016 y una tibia recuperación en 2017 lleva a producir 466.649 unidades en 2018.

El presidente Mauricio Macri, exdirector ejecutivo de la alianza Sevel (Peugeot-Fiat), disuelta en 1996, lanzó en 2017 un ambicioso plan para llegar a "un millón de vehículos". Hoy es una utopía. Ni siquiera hay consuelo con las exportaciones. Brasil concentra el 65%. En el primer trimestre, se exportaron en total 47.919 vehículos, con una baja 16,4% interanual, según la cámara.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)