CORONAVIRUS

La industria del fútbol sufre y se desvaloriza por el COVID-19; ¿cuánto menos valen Messi, Neymar y otros?

El coronavirus golpea en cuatro de las cinco principales fuentes de ingresos de los clubes de fútbol y también en el valor de los jugadores.

Tras acordar protocolos con el gobierno, los clubes retornaron los entrenamientos, pensando en volver a competir en agosto. Foto: Gerardo Pérez
Tras acordar protocolos con el gobierno, los clubes retornaron los entrenamientos, pensando en volver a competir en agosto. Foto: Gerardo Pérez

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Luego de 94 días ayer volvieron a los entrenamientos varios equipos del fútbol uruguayo, mientras que el fin de semana retornaron los partidos oficiales en España e Italia, sumándose a ligas como la de Alemania y Portugal que ya venían compitiendo. Pero al igual que en el resto de las actividades, mucho cambió en estos tres meses para los trabajadores de la pelota así como para las instituciones deportivas.

Primero -al menos en Uruguay- hubo que buscar mecanismos legales para cubrir el salario de los futbolistas y del resto de los funcionarios de los clubes durante el párate por la emergencia sanitaria; luego generar protocolos que aparte de modificar la rutina habitual implican mayores costos; y con la vuelta de la competencia oficial como meta -se plantea agosto en el plano local- aún quedan temas por verse: cuánto afectará la reprogramación los ingresos por televisión y qué tanto bajarán los patrocinios de las empresas por la crisis, así como también que pasará con el valor de los futbolistas y si la industria global del fútbol tendrá menos dinero para repartir.

“Pasamos por un momento de muchas dudas y pocas certezas” para el fútbol, analizó un informe regional de varios estudios jurídicos en el que participó Guyer & Regules por Uruguay.

“Es innegable que el impacto del confinamiento obligatorio puede conllevar consecuencias económicas negativas para diversos sectores y, en particular, para el deporte. El problema va mucho más allá de la simple posibilidad de retrasos en el pago de salarios, pues existe el riesgo de dimisiones en masa e incluso la posibilidad del cierre de actividades de algunos clubes, sobre todo de pequeño y mediano tamaño”, indicó el reporte al que accedió El País.

Respecto a lo financiero, señaló que sin competencia “los clubes dejaron de recibir ingresos” por la venta de entradas, por los derechos de transmisión y de patrocinios. Este último ítem no solo sufrirá impactos durante el período sin partidos, sino que por la crisis general que ha desatado el COVID-19 alrededor del mundo, las empresas “necesitan reevaluar sus gastos” y podrían recortar lo que destinan a los clubes.

“La incertidumbre no se detiene ahí”, sostienen los expertos jurídicos, porque incluso contemplando que se vuelva a la actividad aún no queda claro “cómo se logrará acomodar el calendario” y podría haber superposición de eventos deportivos, desconociéndose los “impactos que eso traerá en los contratos firmados entre clubes, patrocinadores, proveedores, emisoras, entre otros”.

Cartel de Cerrado en la AUF
Foto: Marcelo Bonjour

Sobre esto había puesto énfasis el presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Ignacio Alonso, cuando en abril manifestó que “el problema del fútbol será después que vuelva la actividad, porque realmente es profundo el impacto ya que siete de los ocho grandes ingresos están afectados”.

Contratos.

El informe regional subrayó que a pesar que la FIFA intentó “la armonización” de las normas que regulan la relación laboral entre futbolistas y clubes, “es un hecho que han surgido diversas dudas” que deben resolverse atendiendo la legislación particular de cada país.

La semana pasada la entidad rectora del fútbol mundial anunció que aplicará una flexibilización transitoria de la normativa y permitirá a los futbolistas estar hasta en tres equipos diferentes en una misma temporada, así como también dará mayor margen a los clubes para pagar deudas.

Los abogados de Guyer, Javier Berdaguer y Alfredo Frigerio, repasaron que en Uruguay durante los meses sin entrenamientos los clubes optaron por tres modalidades: envío al seguro de paro de sus planteles; acuerdo con los futbolistas para reducir o financiar los sueldos; y adelantos de la licencia que le corresponde a los jugadores.

Esto surgió porque “los clubes no pueden terminar unilateralmente los contratos ni reducir salarios sin obtener el consentimiento previo de los jugadores, tanto mediante acuerdos particulares como colectivos”. Los expertos detallaron que en la normativa local no existe ninguna disposición específica sobre qué ocurre ante causas de “fuerza mayor” con los contratos laborales, como sí ocurre en otros países. Por lo tanto, “la situación generada por el COVID-19 no afecta en forma alguna los contratos de trabajo firmados con clubes locales”.

Valor.

Un informe de la consultora internacional KPMG centrado en las ligas europeas de fútbol y titulado “El valor del jugador no es inmune a la pandemia”, estimó las pérdidas de precio que sufrirán los principales futbolistas del mundo.

Según este reporte, las cinco grandes competencias de esta industria -Alemania, España, Francia, Inglaterra e Italia- podrían haber reducido sus ingresos en más de 4.000 millones de euros si se hubieran suspendido las temporadas, lo que solo ocurrió en el caso de la liga francesa. Sin embargo, aún en actividad pero jugando a puertas cerradas, podrían sufrir impactos de entre un tercio a un quinto del monto mencionado, es decir de entre 1.300 millones y 800 millones de euros.

Luis Suárez durante el duelo entre Mallorca y Barcelona. Foto: AFP.
Luis Suárez durante el duelo entre Mallorca y Barcelona. Foto: AFP.

Por otra parte, KPMG afirmó que “el coronavirus ciertamente tendrá un impacto en el valor de mercado de los jugadores”. Además, prevén que crecerán los “intercambios y préstamos de jugadores”, al tiempo que en general habrá “una disminución tanto en el volumen de transacciones como en los precios de transferencia”.

Incluso, el reporte analizó que ya hay clubes de Europa que sufren “problemas de liquidez, lo que significa que podrían tener dificultades para pagar sus deudas y tener menos fondos para invertir en la compra de jugadores”. Esto último tiene impactos directos en Sudamérica, donde todas las ligas son exportadoras de talentos y buena parte de los clubes profesionales sostienen sus presupuestos a base de transferencias.

“Muy probablemente seremos testigos de un ‘mercado de compradores’, en el que una minoría de clubes podría explotar la difícil situación financiera de sus contrapartes, obteniendo jugadores a un precio más bajo de lo que hubiera sido posible hasta la última ventana de transferencia”, indicó KPMG.

Mirando más a largo plazo, el informe sentencia que habrá “una disminución general en los salarios de los jugadores” por la menor facturación de los clubes. Sin embargo, esboza que podría haber “un efecto positivo para la sostenibilidad a largo plazo de la industria del fútbol”: habrá gastos más prudentes para contratar y retener futbolistas.

Los futbolistas top pierden valor de mercado, según KPMG

kylian mbappe
kylian mbappe
De 225 millones a 177 / 188 millones

El futbolista francés del PSG de 21 años es el que tiene mayor valor de mercado en el mundo. En febrero se estimaba en 225 millones de euros y descendería entre 48 y 37 millones de euros.

neymar
neymar
De 175 millones a 137 / 149 millones

El delantero brasileño, estrella del PSG francés, tenía un valor de mercado pre pandemia de 175 millones de euros. Según la estimación, caerá entre 26 y 38 millones de euros.

raheem sterling
raheem sterling
De 150 millones a 129 / 134 millones

El veloz delantero del Manchester City tiene aún tres años de contrato y se estimó su valor en febrero en 150 millones de euros. Esa cotización variaría entre 16 y 21 millones de euros.

lionel messi
lionel messi
De 175 millones a 127 / 134 millones

El argentino, figura del Barcelona, tenía un precio de mercado de 175 millones de euros en febrero. Ahora perdería entre 41 y 48 millones de euros al tener un año más de contrato.

kylian mbappe
De 225 millones a 177 / 188 millones

El futbolista francés del PSG de 21 años es el que tiene mayor valor de mercado en el mundo. En febrero se estimaba en 225 millones de euros y descendería entre 48 y 37 millones de euros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados