¿QUÉ TAN LEJOS ESTAMOS?

El “inevitable” camino del teletrabajo en Uruguay y cómo puede ser implementado

Especialistas analizaron cómo debe implementarse el empleo a distancia.

Un panel formado por especialistas analizaron los principales aspectos a considerar al hablar sobre teletrabajo. Foto: CPA Ferrere
Un panel formado por especialistas analizaron los principales aspectos a considerar al hablar sobre teletrabajo. Foto: CPA Ferrere

Trabajar desde la casa uno, dos o inclusive más días a la semana ya no es algo que cause extrañeza en el mercado laboral a nivel local y menos a nivel mundial, sin embargo, la discusión actual se centra en cómo puede implementarse esa modalidad de trabajo en Uruguay.

Sobre este tema debatieron diversos especialistas en un evento organizado por la consultora CPA Ferrere, del que participaron autoridades de gobierno como el subsecretario de Trabajo y Seguridad Social, Nelson Loustaunau; Fabio Boggino, fundador de Jobing, una consultora de teletrabajo; Alicia Di Bartolomeo, directora de la división de Capital Humano del Banco de Seguros del Estado; Gonzalo Icasuriaga, socio de CPA a cargo del área de consultoría en Estrategia y Capital Humano y Felipe Lasarte, abogado senior de la práctica laboral de la misma consultora.

“El teletrabajo no es una cuestión que va a venir, no es una moda, no es algo que capaz que ocurre. Estamos convencidos de que el teletrabajo no es el futuro, es el hoy”, dijo Loustaunau y explicó en qué consiste el proyecto de ley en el que trabaja el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) junto al Instituto Uruguay XXI, la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI) y la Cámara de la Economía Digital (CEDU).

El proyecto prevé regular la modalidad de teletrabajo y busca contemplar los aspectos legales, la metodología de implementación, la inclusión de los distintos sectores laborales así como también definir la jurisdicción pertinente que se encargue de futuros reclamos.

Según indicó Loustaunau, los uruguayos “tenemos que cambiar el chip y dejarnos de hablar del trabajo de futuro, es el trabajo del hoy, es el trabajo que ya tenemos presente y que cada vez se instala más”.

Desde el Ministerio consideran que la modalidad del teletrabajo tendrá una “expansión potencial”, no solo en los sectores relacionados con la tecnología sino que consideran que es un fenómeno transversal. Es por esto que Loustaunau indicó que desde el gobierno pretenden “acompañar en la formación” de los trabajadores y en la creación de normas que regulen el empleo a distancia. “Este fenómeno es cada vez más omnipresente y creo que regulándolo disminuimos los riesgos”, indicó.

El proyecto piloto del BSE

A fines del 2017, el Banco de Seguros del Estado (BSE) comenzó a analizar de qué forma podía flexibilizar la forma de trabajar y ver qué tan viable era implementar la modalidad de trabajo a distancia. Para eso trabajó junto a CPA Ferrere y la consultora en teletrabajo, Jobing, con el objetivo de realizar un estudio de factibilidad que les brindara el asesoramiento y la metodología para poder implementar dicha modalidad laboral. A partir del año pasado, el BSE incursionó en la implementación del teletrabajo con un plan piloto que incluyó a un grupo de 30 personas. Este año esperan abordar la segunda fase del proceso que, según la directora de la división de Capital Humano de dicha institución, “viene siendo muy exitoso”. Desde Jobing destacaron la “claridad total de lo que el BSE quería y la forma de encararlo”.

Metodología. 

Entre los puntos clave para poder implementar el teletrabajo, Boggino destacó la importancia de “derribar mitos y viejos paradigmas” que existen en torno al trabajo a distancia y dijo que “el teletrabajo bien implementado no es un beneficio directo para el empleado, no es el gimnasio, sino que es una herramienta de reconocimiento”.

La metodología recomendada por Boggino establece que la empresa implemente el teletrabajo como una forma de reconocer a los mejores colaboradores. De esta forma, cree que se genera un “doble efecto positivo”: mayor productividad por parte del empleado que fue reconocido y motivación para que el resto de los trabajadores que no han obtenido ese beneficio aumenten su productividad en pos de conseguirlo.

Asimismo, el especialista en teletrabajo sugirió que esta modalidad de empleo debería de implementarse en forma gradual, tiene que ser voluntario es decir que el trabajador debe aceptar la propuesta, debe ser reversible para que si el empleado o la empresa no se adaptan al modelo puedan volver al formato presencial.

En relación a quién deberá ser el responsable de implementar la nueva modalidad, Boggino mencionó que lo ideal es que sea un proceso de transformación ejecutado por el área de recursos humanos, puesto que el cambio es “muy grande y afecta de forma psicológica no solo a la empresa sino también al trabajador y a la familia de quien elige trabajar desde su casa”.

Sobre este último punto, Boggino dijo que la casa no siempre es un buen lugar para teletrabajar y explicó que la empresa debe ayudar al empleado a generar un entorno colaborativo productivo.

Entre otro de los puntos clave al pensar cómo implementar el trabajo a distancia, el fundador de Jobing dijo que se debe formar a los líderes que serán los “telesupervisores”. Al respecto dijo que no es lo mismo liderar de forma presencial y con horario marcado que hacerlo a distancia.

“Es mucho más fácil mirar a ver si están todos sentados en la oficina y tener la sensación de que son productivos pero con el teletrabajo el líder debe empezar a gestionar por objetivos sin verlos, de manera virtual”, explicó.

Al hablar sobre trabajo a distancia una de las tantas inquietudes que tienen las empresas y los empleados refiere al aspecto legal. Sobre esto, Lasarte dijo que si bien en Uruguay todavía no hay una regulación específica sobre el teletrabajo eso no implica que no haya reglas que respetar. “Se aplican las mismas normas que a nivel general en materia de salario, condiciones de seguridad y horario laboral”, manifestó el abogado.

Sin embargo, enfatizó en que a falta de un marco regulatorio específico, las empresas deberán establecer políticas que definan de forma clara cuáles serán las normas a cumplir en lo que respecta al control de las tareas, la confidencialidad, el cuidado de los datos y el control del horario de trabajo.

Pioneros.

Durante la conferencia, el profesional en capital humano, Gonzalo Icasuriaga, presentó cifras mundiales sobre el mercado laboral y explicó que el teletrabajo es “solo una de las puntas del iceberg de todo lo que está pasando en el mundo laboral” y afirmó que las empresas todavía no logran transformar el teletrabajo en un instrumento al servicio de la gestión.
No obstante, y como excepción a esta dificultad para implementar el teletrabajo, Icasuriaga presentó el caso de éxito del BSE que desde fines de 2017 comenzó a trabajar en un plan piloto para aplica el empleo a distancia.

Desde el BSE, Di Bartolomeo manifestó que el camino fue complejo puesto que debían trabajar con todas las áreas del organismo, formar a los supervisores y que los trabajadores se apropiaran del tema y entendieran cuál sería su rol. Sobre el trato con el sindicato, la directora dijo que “se trabaja mucho en ámbitos bipartitos” y que aunque “ellos entienden que hay que cambiar, aún están muy arraigados al siglo pasado” en materia laboral. Sin embargo, dijo que apuesta a que “van a tener un cambio en su forma de pensar”.

Así lo vieron ellos. 

nelson Loustaunau
NELSON LOUSTAUNAU
Subsecreatio de Trabajo

“La negociación colectiva en los Consejos de Salarios es una oportunidad para manejar cómo podrían ser los procesos de implementación del teletrabajo. Es el ámbito natural para hacerlo”, afirmó el subsecretario y opinó que si bien el aspecto sindical aún no ha sido tratado en el proyecto de ley, no ve “demasiados obstáculos” que puedan llegar a interferir de forma negativa en la libertad sindical.

Felipe Lasarte
Felipe Lasarte
Abogado laboralista de CPA Ferrere

“Si bien se trabaja por objetivos, es muy importante que las empresas registren el horario laboral de las personas en una modalidad de teletrabajo, que tengan control sobre eso”, indicó Lasarte. De esta forma, agregó, “la empresa tendrá la seguridad jurídica de que ante cualquier tipo de reclamo puede constatar cuál fue el horario del trabajador, que tenga una prueba que lo acredite”.

Alicia di bartolomeo
ALICIA DI BARTOLOMEO
Directora de capital humano del BSE

Es importante tener un abordaje de cambio cultural y que este tipo de implementaciones sea liderada por el área de recursos humanos. Si se aborda solamente como un cambio tecnológico y no cultural habrá problemas”, indicó la directora de capital humano del Banco de Seguros quien afirmó que lo “más complejo” del proceso fue el trabajo con los futuros supervisores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)