LA PELEA CONTRA LA SUBA DE PRECIOS

Inflación se acelera y lleva a gobierno a insistir con abuso

Llegó a 5,16% en primer trimestre, un máximo en 20 años para ese lapso.

La suba de precios acumulada de los primeros tres meses de 5,16%, fue la más alta para ese lapso de los últimos 20 años. El gobierno insiste en que la moderación de la inflación llegará a través de la aplicación de un conjunto de medidas de política monetaria, fiscal y de ingresos. Además, marcó que hay "indicios" de "abusos" de posición dominante. Sin embargo, los analistas no prevén que vuelva a un dígito en el correr del año.

Si no puede ver la imagen haga click aquí 

En los 12 meses cerrados a marzo la inflación se volvió a acelerar a 10,6% (había sido 10,23% en el año cerrado a febrero), el guarismo más alto desde los 12 meses finalizados en noviembre de 2003, cuando era de 10,84% (ver gráfico).

El Instituto Nacional de Estadística (INE) dio cuenta ayer que la suba del Índice de Precios del Consumo (IPC) en marzo fue de 1,04% (el valor más alto para ese mes desde 2011).

En los primeros tres meses del año la suba de precios alcanzó a 5,16%, el centro de la meta establecido por el Banco Central (BCU) de entre 3% y 7% para todo el año. La inflación lleva 63 meses incumpliendo el objetivo. A su vez, es el máximo guarismo para un primer trimestre desde 1996 (cuando fue de 5,54%).

Según cálculos de El País, la inflación subyacente — que deja de lado los componentes más volátiles de la canasta, como tarifas públicas, frutas y verduras y carne— fue de 1,1% en el mes, con lo que acumula un crecimiento de 11,12% en los 12 meses a marzo. El incremento de los precios subyacentes completa seis meses de aceleración sino que además alcanza el mayor valor de ese guarismo desde agosto de 2003.

Luego de conocido el dato de marzo, el ministro de Economía, Danilo Astori, señaló la necesidad de "seguir luchando sin tregua contra las presiones inflacionarias con todos los instrumentos" disponibles.

Para ello, se aplican "un conjunto de medidas", dijo el ministro. En ese sentido, añadió que "hay que seguir practicando una política monetaria muy disciplinada y contractiva. Política fiscal más prudente que nunca, tomar medidas en el campo de la restricción del gasto; tenemos que ir más allá para alinear el gasto. Y políticas de ingresos consistentes con las anteriores, con flexibilidad suficiente para transformarse en medidas de defensa de las condiciones laborales y el poder adquisitivo de los salarios, pero también de la fuente de trabajo".

También mencionó el estudio sobre posibles prácticas anti-competitivas que lleva adelante la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia (órgano desconcentrado del Ministerio de Economía) en cuatro mercados (arroz, aceite comestible, pan envasado y pulpa de tomate). En ese sentido, dijo que hay "indicios" de abusos de posición dominante, aunque sostuvo que todavía la investigación está en curso.

"Queremos llegar a niveles que estén cada vez más próximos al rango meta que es de un dígito, seguimos trabajando para llegar lo antes que se pueda", afirmó.

El economista de CPA Ferrere Germán Deagosto señaló a El País que tener una inflación "por arriba del 10% no es un accidente ni responde únicamente al cambio en las prioridades de la política económica y a una depreciación del peso más acelerada de lo previsto". Agregó que responde a aspectos más estructurales de los últimos años como una política fiscal que fue expansiva desde 2011; una política monetaria solitaria y arbitrando objetivos múltiples y una indexación de salarios y rigideces nominales pese a las innovaciones de la última ronda de Consejos de Salarios.

Deagosto indicó que los anuncios y medidas del equipo económico para contener la suba de precios son "bienvenidos en tanto contribuirían a evitar una espiralización de precios. Sin embargo, no consideramos que sean suficientes para bajar la inflación en el corto plazo". La estimación de CPA es que durante el año la inflación se mantenga por encima de los dos dígitos para cerrar 2016 en 10,6%.

Por su parte, el socio de la consultora Vixion, Aldo Lema dijo a El País que volver a una inflación de un dígito parece "improbable, salvo por una ayuda externa de caída global del dólar acompañada de precios de materias primas estable".

Igualmente, para Lema, esa ayuda externa puede ser insuficiente si en el plano local y en materia salarial "recrudecen las presiones en los próximos meses".

También en el ámbito local expresó que "probablemente se refuerce la política monetaria contractiva" y la aplicación de medidas adoptadas en los últimos tiempos, aunque descartó que se recurra a nuevos acuerdos de precios, ya que los efectuados fueron "definitivamente ineficaces".

Lema tampoco prevé una moderación en la suba de precios. "No cambia el panorama de la inflación hacia el cierre del año o a principios del año próximo que seguirá siendo por un buen tiempo de más de un dígito", indicó.

Por su parte, la economista de Deloitte Tamara Schandy dijo a El País que la consultora mantiene su pronóstico de inflación por encima de 10% para los próximos meses y para el cierre del año. Ante eso, Schandy subrayó la necesidad de tener consistencia entre "lo monetario con lo fiscal y lo salarial. Sin iniciativas más precisas en lo fiscal y lo salarial el esfuerzo monetario tiene el riesgo de impedir la necesaria corrección cambiaria y en definitiva terminar complicando el panorama de actividad económica".

Aumentos generalizados.

Casi el 70% de los rubros que componen el Índice de Precios del Consumo (IPC) sube 9% o más en los últimos 12 meses y el 60% aumenta 10% o más (ver gráfico). Esto muestra lo generalizado de las presiones inflacionarias. En marzo, el rubro con mayor incidencia en el IPC fue el de alimentos y bebidas no alcohólicas con 0,39 punto porcentual al aumentar 1,44% respecto a febrero. Dentro de ese renglón se destacaron subas en pan y cereales con 1,48%, frutas con 1,81% y legumbres y hortalizas con 3,92%. El segundo rubro fue el de transporte con 0,13 punto porcentual. Allí, predominaron los aumentos en el boleto urbano, suburbano e interdepartamental. En Montevideo la inflación en 12 meses a marzo fue 10,89% y en el Interior de 10,21%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)